KICK­BO­XING

UN DE­POR­TE QUE QUE­MA CA­LO­RÍAS Y LI­BE­RA EL ES­TRÉS

La O (Cúcuta) - - Lo Nuestro -

An­ti­ci­par, ata­car y es­qui­var. Es­te es el prin­ci­pio bá­si­co del kick bo­xing, una dis­ci­pli­na fí­si­ca de al­to ren­di­mien­to y tra­ba­jo car­dio­vas­cu­lar que com­bi­na pa­ta­das y gol­pes. Tam­bién es una com­bi­na­ción en­tre téc­ni­cas de bo­xeo, ka­ra­te, taek­won­do y muay thai, por lo que es con­si­de­ra­do co­mo un de­por­te com­ple­to que ejer­ci­ta la ca­be­za, la es­pal­da, los bra­zos, el ab­do­men, los glú­teos y las pier­nas.

Se­gún el ins­truc­tor Juan Pa­blo Apon­te, es­te ti­po de ejer­ci­cios ayu­dan a li­be­rar el es­trés, me­jo­rar el tono del cuer­po y la coor­di­na­ción de los mo­vi­mien­tos.

Asi­mis­mo, explica que el en­tre­na­mien­to se ini­cia con un ni­vel muy bá­si­co has­ta al­can­zar lí­mi­tes si­mi­la­res al de un atle­ta, de­ta­llan­do que la ma­yor car­ga mus­cu­lar fí­si­ca que re­quie­re es­te de­por­te se da en los ab­do­mi­na­les, las pier­nas y la co­la; el ejer­ci­cio de bra­zos es me­nor ya que no se tra­ba­ja con pe­sas.

Los prac­ti­can­tes desa­rro­llan su agi­li­dad, po­ten­cia y re­fle­jos; mien­tras oxi­ge­nan el co­ra­zón y que­man ca­lo­rías. Por ser un de­por­te con al­tas do­sis de adre­na­li­na, es un buen re­me­dio pa­ra li­be­rar ten­sio­nes; ade­más pro­por­cio­na se­gu­ri­dad y con­fian­za en sí mis­mo. Ap­to pa­ra mu­je­res

El ins­truc­tor ad­mi­te que en Cú­cu­ta to­da­vía fal­ta que mu­cha gen­te co­noz­ca de qué se tra­ta el kick bo­xing, por­que se tie­ne la fal­sa creen­cia que al prac­ti­car­lo, el eje­cu­tan­te su­fri­rá al­gu­na le­sión.

“El ni­vel de le­sión es mí­ni­mo y cuan­do se pre­sen­ta al­guno, es por­que el alumno eje­cu­ta mal la téc­ni­ca”, acla­ra.

Tras es­ta acla­ra­ción, el ex­per­to ase­gu­ra que en los úl­ti­mos años el nú­me­ro de mu­je­res que de­ci­den prac­ti­car es­ta dis­ci­pli­na ha au­men­ta­do y la ra­zón es por­que “ayu­da a de­fi­nir el cuer­po y otras por­que lo ven co­mo un ac­to de de­fen­sa per­so­nal”.

El en­tre­na­mien­to

Se re­co­mien­da des­ti­nar tres días a la se­ma­na pa­ra asis­tir a cla­ses de kick bo­xing, don­de ca­da se­sión du­ra de 60 a 90 mi­nu­tos. La pun­tua­li­dad es esen­cial, “si el par­ti­ci­pan­te lle­ga tar­de de­be­rá cum­plir con una pe­ni­ten­cia fí­si­ca an­tes de ini­ciar el ca­len­ta­mien­to”, ad­vier­te el ins­truc­tor.

Se de­be lle­var ro­pa có­mo­da, no ajus­ta­da, que le per­mi­ta rea­li­zar los ejer­ci­cios con to­tal fle­xi­bi­li­dad. Ge­ne­ral­men­te se em­pie­za con tro­te fron­tal y la­te­ral con mo­vi­mien­tos de cin­tu­ra co­mo ca­len­ta­mien­to, se­gui­do de sal­tos en la cuer­da y va­rios ejer­ci­cios ae­ró­bi­cos pa­ra un buen en­tre­na­mien­to car­día­co.

Des­pués vie­ne una se­sión de gol­pes y pa­ta­das, se­gui­da de ejer­ci­cios de gol­pes en la pe­ra o el sa­co; ade­más de to­das las téc­ni­cas ne­ce­sa­rias co­mo blo­queo, gol­pes de pu­ño y gol­pes de pie.

Pa­ra ter­mi­nar, ge­ne­ral­men­te se ha­cen ab­do­mi­na­les y fle­xio­nes de bra­zos y pier­nas.

Pa­ra te­ner en cuen­ta

El Ame­ri­can Coun­cil on Exer­ci­se es­tu­dió cua­tro ti­pos di­fe­ren­tes de cla­ses de kick­bo­xing pa­ra de­ter­mi­nar un pro­me­dio de que­ma ca­ló­ri­ca, don­de se con­clu­yó que: • En una ho­ra de ejer­ci­cio se pue­den que­mar en­tre 350 y 450 ca­lo­rías.

• Los ejer­ci­cios fo­ca­li­za­dos en la par­te su­pe­rior del cuer­po que­ma apro­xi­ma­da­men­te 6,45 ca­lo­rías por mi­nu­to.

• La com­bi­na­ción de mo­vi­mien­tos de las par­tes al­tas e in­fe­rio­res, al­can­za a que­mar un pro­me­dio de 8,3 ca­lo­rías por mi­nu­to.

Los be­ne­fi­cios

1. De­fi­ne múscu­los. Es un ex­ce­len­te tra­ba­jo ae­ró­bi­co de al­to im­pac­to que po­ne en for­ma su cuer­po por la ener­gía que re­quie­re.

2. Au­men­ta su coor­di­na­ción y ve­lo­ci­dad de reac­ción. Le en­se­ña mo­vi­mien­tos pre­ci­sos que se ha­cen con ve­lo­ci­dad pa­ra sor­pren­der a su ri­val.

3. Es una téc­ni­ca efec­ti­va de au­to­de­fen­sa. Más que pa­ra ata­car, el Kick Bo­xing sir­ve pa­ra efen­der­se de un ata­que en ca­so ex­tre­mo.

4. Ele­va su au­to­es­ti­ma. Sa­ber pe­lear, cu­brir­se de los gol­pes y es­tar aten­to pa­ra sol­tar las ma­nos de for­ma in­me­dia­ta le da­rá gran se­gu­ri­dad y con­fian­za en sí mis­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.