Jossimar Cal­vo

La O (Cúcuta) - - CONTENTS -

La fi­lo­so­fía de vi­da del gim­nas­ta cu­cu­te­ño Jossimar Cal­vo es en­con­trar el la­do po­si­ti­vo a los mo­men­tos de cri­sis. Una le­sión en su hom­bro iz­quier­do el año pa­sa­do lo apar­tó de los en­tre­na­mien­tos y ha­ce dos me­ses, se so­me­tió a una in­ter­ven­ción qui­rúr­gi­ca. Le­jos de en­tris­te­cer­se, el de­por­tis­ta de al­to ni­vel apro­ve­cha ca­da minuto de la con­va­le­cen­cia pa­ra pa­sar­la con su pri­mo­gé­ni­ta Va­le­ria.

Ella, una pe­que­ña de 13 me­ses, lle­gó a la vi­da del de­por­tis­ta pa­ra lle­nar­lo de amor y de apren­di­za­je. La be­bé se con­vir­tió en la mo­ti­va­ción de Jossimar, después de la pér­di­da de su ma­má, do­ña Noho­ra Mo­reno Mon­tes, en ju­lio del 2018 en me­dio de una ope­ra­ción a co­ra­zón abier­to.

“Mi ma­má fue un pi­lar muy im­por­tan­te

en mi ca­rre­ra y en mi vi­da per­so­nal. Yo creo que gra­cias a ella y a mi en­tre­na­dor (Jai­ro Ruíz Ca­sas) es que yo es­toy aquí. Siempre me mo­ti­vó por­que creía en mi ta­len­to. En­ton­ces cuan­do yo que­ría ti­rar la toa­lla, ella me con­ven­cía de se­guir, siempre en­ten­dien­do que los logros se al­can­zan con es­fuer­zo y sa­cri­fi­cio”, re­cuer­da el nor­te­san­tan­de­reano.

Jossimar di­ce que ha en­ten­di­do de lo que se tra­ta la ley na­tu­ral de la vi­da. Eso de que así co­mo una per­so­na se va, otra lle­ga. Y es que Va­le­ria -des­de que es­ta­ba en el vien­tre de su ma­má- lo ha lle­na­do de tan­tas di­chas, tras la au­sen­cia fí­si­ca de do­ña Noho­ra que, una vez se re­cu­pe­re, ase­gu­ra que sus ve­ni­de­ros triun­fos de­por­ti­vos se­rán en ho­nor a su hi­ja.

Jus­to al fren­te de don­de con­ser­va sus me­da­llas, cuel­ga es­ta fo­to con su ma­má. “Cuan­do es­ta­ba en los Jue­gos Cen­troa­me­ri­ca­nos el año pa­sa­do en Ba­rran­qui­lla, mi ma­má te­nía co­mo una se­ma­na de ha­ber fa­lle­ci­do y en ple­na com­pe­ten­cia, el día de mi cum­plea­ños (22 de ju­lio), lle­gó un se­ñor bus­cán­do­me y me re­ga­ló es­te cua­dro. Me pa­re­ció muy bo­ni­to por­que es una de las fo­tos que más me gus­ta con mi ma­má”.

Con­ser­va el pri­mer tro­feo que con­si­guió en la Co­pa del Mundo en Es­lo­ve­nia, en el 2013. “Lo lle­vé a mi ca­sa cuan­do es­ta­ba con mi ma­má y ella lo lle­nó con unas pie­dras de los co­lo­res de la ban­de­ra de Co­lom­bia”. “Es­te es otro tro­feo que re­ci­bí en el 2017 en el cir­cui­to de Co­pas del Mundo. Es el se­gun­do, por­que el pri­me­ro lo ga­né en el 2015”.

En un pa­si­llo de su apar­ta­men­to, Jossimar cuel­ga to­das las me­da­llas que ha ga­na­do des­de el año 2002. En­tre esas la de los Jue­gos Sud­ame­ri­ca­nos en Gua­da­la­ja­ra (2011), que, se­gún cuen­ta, le brin­dó el re­co­no­ci­mien­to la­ti­noa­me­ri­cano. Tam­bién tie­ne las me­da­llas de los Jue­gos Pan­ame­ri­ca­nos de To­ron­to (2015), don­de ob­tu­vo tres de oro y 2 de bron­ce. “To­das son es­pe­cia­les pa­ra mí. Me las he ga­na­do con mu­cho amor, es­fuer­zo y tra­ba­jo, tam­bién a raíz de la pa­sión que he te­ni­do por mi de­por­te”.

En su apar­ta­men­to tam­bién abun­dan fo­tos fa­mi­lia­res con su es­po­sa, Gi­na Zam­brano, a quien co­no­ció ha­ce tres años a tra­vés de las re­des so­cia­les, por ami­gos en co­mún. “A mí me gus­tan mu­cho los pas­te­les de gar­ban­zo y por ahí me enamo­ró”, re­cuer­da, en­tre ri­sas, el de­por­tis­ta so­bre su pri­me­ra ci­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.