Sa­la de es­pe­ra

Có­mo prevenir la su­do­ra­ción ex­ce­si­va

La O (Cúcuta) - - EDICIÓN N° -

La trans­pi­ra­ción es un pro­ce­so esen­cial que pro­te­ge al cuer­po hu­mano del au­men­to de la tem­pe­ra­tu­ra. No es otra co­sa “que la li­be­ra­ción de un lí­qui­do sa­la­do por par­te de las glán­du­las su­do­rí­pa­ras”, ex­pli­có el es­pe­cia­lis­ta Ed­ward Mer­ca­do Maes­tre, mé­di­co au­di­tor de Nue­va EPS.

De acuer­do con la der­ma­tó­lo­ga Mó­ni­ca No­voa Can­día, la su­do­ra­ción pue­de ori­gi­nar­se por fac­to­res fí­si­cos co­mo el ejer­ci­cio, el ca­lor, la ro­pa abri­ga­da, ma­te­ria­les que no de­jan trans­pi­rar o por fac­to­res si­co­ló­gi­cos co­mo el mie­do o el es­trés. Pe­ro si la trans­pi­ra­ción su­ce­de sin las cir­cuns­tan­cias an­te­rior­men­te men­cio­na­das, es po­si­ble que us­ted pa­dez­ca de su­do­ra­ción ex­ce­si­va.

“Me doy cuen­ta que se con­vier­te en un pro­ble­ma cuan­do cons­tan­te­men­te ten­go la sen­sa­ción de hu­me­dad en el cuer­po o cuan­do co­mien­zo a ver go­tas de su­dor en las ma­nos, es­tán frías y con un tono pá­li­do”, re­ve­ló el es­pe­cia­lis­ta.

Se cal­cu­la que en Co­lom­bia al­re­de­dor de un 3% de la po­bla­ción pa­de­ce es­ta con­di­ción, que afec­ta prin­ci­pal­men­te zo­nas co­mo las axi­las, las pal­mas de las ma­nos y las plan­tas de los pies. En es­te ca­so, el ti­po de hi­per­hi­dro­sis es pri­ma­rio.

Otro ti­po de ori­gen

Tam­bién exis­te el ti­po de hi­per­hi­dro­sis se­cun­da­rio, que afec­ta a to­das las zo­nas del cuer­po y que ocu­rre, se­gún Mer­ca­do Maes­tre, por al­gu­nas en­fer­me­da­des co­mo la dia­be­tes e in­fec­cio­nes sis­té­mi­cas co­mo la hi­per­ten­sión “que en­tran a pro­du­cir un des­ba­lan­ce en las glán­du­las su­do­rí­pa­ras”.

No­voa Gan­día ma­ni­fies­ta que es­te tras­torno tam­bién pue­de te­ner un com­po­nen­te ge­né­ti­co (pue­de he­re­dar­se de los pa­dres) y que los pa­cien­tes con ma­yor pro­ba­bi­li­dad de pa­de­cer­lo son aque­llos con so­bre­pe­so u obesidad.

En ca­so de que la su­do­ra­ción ex­ce­si­va sea pro­duc­to de una pa­to­lo­gía, los mé­di­cos re­co­mien­dan acu­dir al es­pe­cia­lis­ta pa­ra de­fi­nir un tra­ta­mien­to que nor­mal­men­te re­quie­re del con­su­mo de al­gu­nos me­di­ca­men­tos, aun­que en si­tua­cio­nes más avan­za­das es ne­ce­sa­ria la ci­ru­gía, co­mo fue el ca­so de la ac­triz y mo­de­lo Nor­ma Ni­via.

La colombiana re­cien­te­men­te re­ve­ló que tu­vo que so­me­ter­se a una sim­pa­tec­to­mía (ci­ru­gía que se uti­li­za pa­ra tra­tar la su­do­ra­ción ex­ce­si­va en ma­nos) de­bi­do a que se le ha­cía com­pli­ca­do sa­lu­dar a los de­más por­que le sa­lían ‘cho­rri­tos’ de su­dor. Di­jo que el 95% de las ve­ces te­nía que sobrelleva­r ex­pre­sio­nes de asco.

De acuer­do con el es­pe­cia­lis­ta Ed­ward Mer­ca­do, us­ted pue­de evi­tar que la su­do­ra­ción en ma­nos y axi­las le ge­ne­re mo­les­tias con es­tos sie­te consejos:

1. Uti­li­zar ro­pa ade­cua­da

Las pren­das de al­go­dón son las apro­pia­das por­que dis­mi­nu­yen la trans­pi­ra­ción. En lo po­si­ble, re­co­mien­da no uti­li­zar ma­te­ria­les co­mo la se­da, de­bi­do a que ha­ce que las glán­du­las su­do­rí­pa­ras se ac­ti­ven más rá­pi­do.

2. Ha­cer ejer­ci­cio

Rea­li­zar al­gu­na ac­ti­vi­dad fí­si­ca co­rri­ge la su­do­ra­ción de las ma­nos, que es el ti­po más co­mún de su­do­ra­ción ex­ce­si­va.

3. Prac­ti­car yo­ga

Cuan­do se es­tá ba­jo la in­fluen­cia de ner­vios y es­trés, eso cau­sa una su­do­ra­ción ex­ce­si­va. Por eso, re­co­mien­da prac­ti­car téc­ni­cas de me­di­ta­ción y re­la­ja­ción que equi­li­bran el sis­te­ma ner­vio­so y dis­mi­nu­ye la trans­pi­ra­ción.

4. La­var­se las ma­nos

La­var­se las ma­nos cin­co ve­ces al día tam­bién ayu­da a dis­mi­nuir el su­dor en las ma­nos. Así­se evi­ta que se obs­tru­yan los po­ros y que el su­dor se acu­mu­le.

5. Afei­tar­se

Tan­to pa­ra hom­bres co­mo pa­ra mu­je­res, es­ta prác­ti­ca ayu­da a re­mo­ver la gra­sa en zo­nas co­mo axi­las y ros­tro y, por lo tan­to, dis­mi­nu­ye la su­do­ra­ción. Tam­bién con­tro­la el mal olor que pue­de pro­du­cir­se cuan­do cre­cen bac­te­rias en el ve­llo.

6. Con­su­mir ali­men­tos con zinc

Con­su­mir­lo en go­tas o en cáp­su­las ayu­da­rá a eli­mi­nar el ex­ce­so de su­dor en las axi­las. Es un pro­duc­to que re­vi­ta­li­za e hi­dra­ta la piel.

7. Con­su­mir sal­via

Las in­fu­sio­nes de es­ta hier­ba nor­ma­li­zan la ac­ti­vi­dad de las glán­du­las su­do­rí­pa­ras y evi­tan la trans­pi­ra­ción ex­ce­si­va.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.