Ma­ría de las Mercedes Ábre­go de Re­yes

(Cú­cu­ta, No­viem­bre 1 de 1771- Cú­cu­ta, 13 de oc­tu­bre de 1813)

La Opinión - Imágenes - - Conmemoración -

Mercedes Ábre­go te­nía gran ha­bi­li­dad pa­ra los tra­ba­jos ma­nua­les, ra­zón por la cual era muy so­li­ci­ta­da pa­ra la en­se­ñan­za de es­tas ar­tes y, es­pe­cial­men­te, pa­ra la rea­li­za­ción de or­na­men­tos re­li­gio­sos des­ti­na­dos a las igle­sias de Cú­cu­ta, Vi­lla del Ro­sa­rio, San An­to­nio y pue­blos ve­ci­nos, des­de la ini­cia­ción de la guerra de In­de­pen­den­cia, Mercedes Ábre­go ma­ni­fes­tó su en­tu­sias­mo y apo­yo a los pa­trio­tas, tu­vo un fer­vo­ro­so apre­cio por el Li­ber­ta­dor Si­món Bo­lí­var, a quien co­no­ció en las cam­pa­ñas mi­li­ta­res de Cú­cu­ta, an­te­ce­so­ras de la Cam­pa­ña Ad­mi­ra­ble de 1813 y 1814. Su sim­pa­tía por la cau­sa pa­trió­ti­ca la lle­vó a co­la­bo­rar con los ejér­ci­tos re­pu­bli- ca­nos que lu­cha­ron en el va­lle de Cú­cu­ta y lu­ga­res ve­ci­nos con­tra las tro­pas es­pa­ño­las de Ra­món Co­rrea y Bar­to­lo­mé Li­zón. Cuan­do Bo­lí­var se en­con­tra­ba or­ga­ni­zan­do los ejér­ci­tos pa­ra la lla­ma­da Cam­pa­ña Ad­mi­ra­ble de 1813, Mercedes Ábre­go le ob­se­quió una casaca bor­da­da en oro y len­te­jue­las, he­cha por ella mis­ma, en se­ñal de la sim­pa­tía y ad­mi­ra­ción que sen­tía por el Li­ber­ta­dor. Acu­sa­da de cons­pi­ra­do­ra y ayu­dan­te de las gue­rri­llas pa­trio­tas, ella fue aprehen­di­da en una ca­sa de cam­po y lle­va­da a la cár­cel pa­ra ser ajus­ti­cia­da, re­ci­bió los co­rres­pon­dien­tes o cios re­li­gio­sos en la ca­pi­lla, y dos de sus hi­jos pre­sen­cia­ron su muer­te el 13 de oc­tu­bre de 1813.

Pi­lar Eu­ge­nia Ra­mí­rez

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.