Uni­ver­si­dad Fran­cis­co de Pau­la San­tan­der

La Opinión - Imágenes - - Memoria - Ál­va­ro Or­lan­do Pe­dro­za Ro­jas Re­co­pi­la­do por: Gas­tón Ber­mú­dez V.

¡Gra­cias por dar­nos a mu­chos la for­ma­ción ba­se, gran par­te de lo que so­mos y mu­cho de lo que te­ne­mos!

Ha­ce 56 años, el 5 de ju­lio de 1962, sien­do las 5:30 de la tar­de, un gru­po de vi­sio­na­rios so­ña­do­res le apos­ta­ron al ideal de pen­sar la re­gión des­de la aca­de­mia y reuni­dos en el des­pa­cho del Go­ber­na­dor del de­par­ta­men­to Nor­te de San­tan­der, hi­cie­ron reali­dad una ne­ce­si­dad sen­ti­da de la épo­ca: le­gar a su ge­ne­ra­ción y fu­tu­ras una Uni­ver­si­dad que for­ma­ra ciu­da­da­nos de bien.

Ba­jo el nom­bre de Uni­ver­si­dad de Cú­cu­ta “Fran­cis­co de Pau­la San­tan­der”, nues­tra ac­tual UFPS na­ció a la vi­da ci­vil co­mo Fun­da­ción de ori­gen pri­va­do y sus Es­ta­tu­tos fue­ron ele­va­dos a Es­cri­tu­ra Pú­bli­ca No. 970 re­gis­tra­da en la No­ta­ría Pri­me­ra de la ciu­dad de Cú­cu­ta el 5 de ju­lio de 1962 a las 5 y 30 de la tar­de y, por con­si­guien­te en sus pri­me­ros años es­tu­vo su­je­ta al ré­gi­men de en­ti­dad pri­va­da con per­so­ne­ría ju­rí­di­ca otor­ga­da por la Go­ber­na­ción De­par­ta­men­tal, se­gún Re­so­lu­ción No. 20 de1962.

In­te­gra­ron la Jun­ta de fun­da­ción de la Uni­ver­si­dad de Cú­cu­ta “Fran­cis­co de Pau­la San­tan­der” los se­ño­res:

Dr. Jo­sé Luis Ace­ro Jor­dán, go­ber­na­dor del De­par­ta­men­to; mon­se­ñor Pa­blo Co­rrea León, obis­po de la Dió­ce­sis de Cú­cu­ta; Dr. Jo­sé An­to­nio Ru­bio, Al­cal­de de Cú­cu­ta; Dr. León Col­me­na­res B., Dr. Gui­ller­mo Eli­seo Suá­rez, Dr. Her­nan­do Ca­mar­go Be­lén, Dr. Mi­guel Du­rán Du- rán, Dr. Luis F. Fi­gue­re­do Co­rra­les, Dr. Jo­sé Luis Vi­lla­mi­zar Melo, Dr. Ci­ro Díaz Lo­zano, Dr. Ale­jan­dro Es­co­bar Díaz, Dr. Luis Gar­cía he­rre­ros Sa­las, Dr. Eduar­do Col­me­na­res, Dr. Se­nén Bo­te­llo Ran­gel, Sr. Jo­sé Trinidad sar­mien­to y Sr. Jor­ge mu­ñoz, re­pre­sen­tan­tes del es­tu­dian­ta­do de la Fa­cul­tad de Cien­cias Eco­nó­mi­cas y do­ña Car­men Te­re­sa Ro­jas de Ro­jas, quie­nes se cons­ti­tu­ye­ron en au­dien­cia so­lem­ne ba­jo la pre­si­den­cia del se­ñor go­ber­na­dor, Dr. Jo­sé Luis Ace­ro Jor­dán, con el n de pro­ce­der a la rma de la es­cri­tu­ra de fun­da­ción de la uni­ver­si­dad, por an­te el se­ñor no­ta­rio pri­me­ro mu­ni­ci­pal de Cú­cu­ta, Dr. Luis An­to­nio Cá­ce­res, pre­sen­te en es­te ac­to.

En es­ta fe­cha 5 de ju­lio de 2017 me­mo­ra­ble de es­ta uni­ver­si­ta­ria evo­co, agra­dez­co y ha­go pú­bli­co re­co­no­ci­mien­to a to­dos los vi­sio­na­rios fun­da­do­res, a los be­ne­fac­to­res y a to­das las per­so­nas que han es­cri­to con su ha­cer, vo­lun­tad e ini­cia­ti­vas, la his­to­ria de la Uni­ver­si­dad. Gra­cias a to­das las per­so­nas que en la ru­ta del tiem­po han si­do miem­bros de uno o más es­ta­men­to uni­ver­si­ta­rio y sem­bra­ron la se­mi­lla del ca­mino que hoy re­co­rre­mos.

En una vie­ja ca­so­na ubi­ca­da en la Ave­ni­da 7ª No. 7-68 de la muy no­ble, leal y ge­ne­ro­sa ciu­dad de San Jo­sé de Cú­cu­ta, nues­tra que­ri­da Al­ma Ma­ter ini­ció el 3 de sep­tiem­bre de 1962, ca­si que a la par de su fun­da­ción ocu­rri­da el 5 de ju­lio de 1962, sus la­bo­res aca­dé­mi­cas con sus dos pri­me­ros pla­nes de es­tu­dio: To­po­gra­fía y Di­bu­jo Ar­qui­tec­tó­ni­co, con un to­tal de 39 es­tu­dian­tes y un com­pro­mi­so mís­ti­co y éti­co de 8 pro­fe­so­res, só­lo pa­ra ejer­cer las la­bo­res sus­tan­ti­vas de la do­cen­cia uni­ver­si­ta­ria, sin in­cluir com­pro­mi­sos de or­den ad­mi­nis­tra­ti­vo.

Una re­la­ción me­nor a 5 es­tu­dian­tes por pro­fe­sor, dig­na de las me­jo­res ins­ti­tu­cio­nes del mun­do. Hoy día, en esa vie­ja man­sión que otro­ra fue­ron los es­pa­cios es­co­la­res de nues­tra UFPS, fun­cio­na un cen­tro Odon­to­ló­gi­co.

Una de las preo­cu­pa­cio­nes vuel­ta ges­tión por par­te del Dr. Ace­ro Jor­dán, re­cién nom­bra­do rec­tor en pro­pie­dad de la UFPS por de­sig­na­ción que le hi­cie­ra el Con­se­jo Su­pe­rior Uni­ver­si­ta­rio el 15 de enero de 1964 (pues tal mi­sión la ve­nía rea­li­zan­do en ca­li­dad de en­car­ga­do des­de el 2 de oc­tu­bre de 1963), fue la de pro­cu­rar­le a la ins­ti­tu­ción un es­pa­cio apro­pia­do pa­ra las la­bo­res do­cen­tes y ad­mi­nis­tra­ti­vas de la ca­da vez más pu­jan­te ins­ti­tu­ción de edu­ca­ción su­pe­rior.

En ese sen­ti­do, el Dr. Ace­ro Jor­dán lo­gró pa­ra la UFPS la se­gun­da se­de for­mal: el in­mue­ble ubi­ca­do en la Ca­lle 13 en­tre Ave­ni­das 5ª y 6ª de la ciu­dad de Cú­cu­ta, que an­tes ha­bía ocu­pa­do el Co­le­gio Ca­la­sanz y que en la ac­tua­li­dad ocu­pa el Co­le­gio De­par­ta­men­tal Fe­me­nino de Ba­chi­lle­ra­to.

Fru­to de las in­nu­me­ra­bles ter­tu­lias con el maes­tro, rec­tor emé­ri­to y ami­go, Dr. Jo­sé Luis Ace­ro Jor­dán (q.e.p.d.), tu­ve co­no­ci­mien­to de que esa vie­ja re­li­quia ar­qui­tec­tó­ni­ca de prin­ci­pios del si­glo XX, asen­ta­da en el co­ra­zón de la ciu­dad, en pro­xi­mi­dad a la Cú­pu­la Cha­ta (Edi cio de la Go­ber­na­ción del De­par­ta­men­to), la ha­bía ad­qui­ri­do el de­par­ta­men­to Nor­te de San­tan­der por do­na­ción que le hi­cie­ran don Ru­de­sin­do Soto Olar­te y su es­po­sa Ame­lia Meoz de Soto (dos ex­tra­or­di­na­rios lán­tro­pos de la ciu­dad de Cú­cu­ta).

El pro­yec­to de re­mo­de­la­ción de di­cho in­mue­ble fue ba­sa­do en di­se­ños del Ar­qui­tec­to Ju­lio Mo­ré Po­la­nía, a quien el pro­pio Dr. Ace­ro Jor­dán re­co­no­ce co­mo uno de los ges­to­res in­te­lec­tua­les del de­sa­rro­llo fí­si­co de la Uni­ver­si­dad.

Igual­men­te, por ges­tión de los doc­to­res Jo­sé Luis Ace­ro Jor­dán y Ju­lio Mo­ré Po­la­nía, rea­li­za­das en 1970, la Uni­ver­si­dad se hi­zo a los te­rre­nos don­de ac­tual­men­te fun­cio­na el cam­pus uni­ver­si­ta­rio del sec­tor La Ani­ta y en pro­xi­mi­dad del ba­rrio Col­sag, los cua­les ha­cían par­te de la ha­cien­da El Pi­ñal, un área de­di­ca­da al cul­ti­vo de arroz y otras es­pe­cies ve­ge­ta­les.

De di­cha es­tan­cia de tie­rra, su ca­sa prin­ci­pal fue re­mo­de­la­da y con­ver­ti­da en una de las jo­yas y re­li­quias ar­qui­tec­tó­ni­cas más her­mo­sas que tie­ne nues­tro cam­pus: La Ca­so­na (una jo­ya ar­qui­tec­tó­ni­ca del si­glo pa­sa­do), un si­tio que bien pu­die­ra pro­yec­tar­se co­mo vi­tri­na cul­tu­ral de nues­tra Ins­ti­tu­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.