La or­to­gra­fía

La Opinión - Imágenes - - Lenguaje -

El len­gua­je hu­mano es un fe­nó­meno al­ta­men­te com­ple­jo que ha ido agre­gan­do ele­men­tos ca­si in­ter­mi­na­ble­men­te has­ta el pun­to de ne­ce­si­tar un con­jun­to de re­glas y ex­pli­ca­cio­nes que per­mi­tan, al es­cri­bir­lo, en­ten­der la me­to­do­lo­gía, los sím­bo­los y los so­ni­dos más com­pli­ca­dos. La or­to­gra­fía na­ce en­ton­ces co­mo el con­jun­to de re­glas y nor­mas es­cri­tas más com­ple­to pa­ra en­ten­der có­mo rea­li­zar una redacción apro­pia­da. Si bien es­tas re­glas sue­len pa­re­cer mu­chas ve­ces ar­bi­tra­rias, tie­nen una gran ra­zón de ser que es di­fe­ren­ciar dis­tin­tos so­ni­dos que en el len­gua­je oral se con­fun­den y de­ben ser dis­tin­gui­dos por­que se pro­du­cen de un mo­do di­ver­so. Por otro la­do, la or­to­gra­fía es lo que per­mi­te que uno pue­da en­ten­der lo que otro es­cri­be ya que si no exis­tie­ran es­tas re­glas se­ría real­men­te im­po­si­ble en mu­chos ca­sos la com­pren­sión de al­gu­nas pa­la­bras. Se con­si­de­ra que gran par­te de la or­to­gra­fía se apren­de bá­si­ca­men­te por la lec­tu­ra con­ti­nua­da de tex­tos más que por la me­mo­ri­za­ción de ca­da re­gla.

La co­rrec­ta trans­mi­sión del Len­gua­je tie­ne dis­tin­tos ni­ve­les: Se­mán­ti­co: re­la­ti­vo pu­ra­men­te al sig­ni ca­do del men­sa­je. Prag­má­ti­co: la res­pues­ta que tie­ne el re­cep­tor del men­sa­je al re­ci­bir el mis­mo, te­nien­do en cuen­ta la co­rrec­ta uti­li­za­ción del Len­gua­je, su in­ter­pre­ta­ción y el con­tex­to del mis­mo. Sin­tác­ti­co: la uti­li­za­ción or­de­na­da de las pa­la­bras, ana­li­zan­do la es­truc­tu­ra del mis­mo y el mo­do en que se com­bi­nan no so­lo las pa­la­bras, sino tam­bién los sig­nos de Pun­tua­ción, pa­ra po­der dar un sen­ti­do uní­vo­co y no se pres­te a va­rias in­ter­pre­ta­cio­nes.

En el ca­so del len­gua­je es­pa­ñol y las ver­sio­nes cas­te­lla­nas, po­de­mos de­cir que las pri- me­ras re­glas y nor­mas or­to­grá cas fue­ron da­das a co­no­cer en el año 1727, con la di­fu­sión de las mis­mas por par­te de la Real Aca­de­mia Es­pa­ño­la Su prin­ci­pal asen­ta­mien­to se dio en el año 1854, con la pu­bli­ca­ción de La or­to­gra­fía de la Len­gua Cas­te­lla­na, te­nien­do muy po­cas mo­di ca­cio­nes des­de en­ton­ces, con­tan­do con adap­ta­cio­nes eti­mo­ló­gi­cas y fo­no­ló­gi­cas. La Real Aca­de­mia Es­pa­ño­la rea­li­za un tra­ba­jo per­ma­nen­te de reaco­mo­da­ción de las nue­vas re­glas o mo­dis­mos que pue­den sur­gir, mu­chas ve­ces in­clu­yen­do nue­vas for­mas que se em­pie­zan a dar es­pon­tá­nea­men­te, se vuel­ven ma­si­vas y se de­ben te­ner en cuen­ta co­mo for­mas del len­gua­je.

Aca­de­mia Co­lom­bia­na de la Len­gua.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.