Una fur­ti­va lá­gri­ma

La Opinión - Imágenes - - Bel Canto -

Es­tre­na­da en Mi­lán en 1832, la ópe­ra L’eli­sir d’amo­re es una ópe­ra buf­fa en dos ac­tos de Gae­tano Do­ni­zet­ti. La ac­ción tras­cu­rre en un bu­có­li­co pue­blo del País Vas­co fran­cés ha­cia na­les del si­glo XVIII y cuen­ta la his­to­ria de Ne­mo­rino, un tí­mi­do e inocen­te la­bra­dor enamo­ra­do de Adi­na, una ri­ca, vo­lu­ble y un tan­to ca­pri­cho­sa. Ne­mo­rino com­pra un eli­xir de amor al doc­tor Dul­ca­ma­ra, un apro­ve­cha­do char­la­tán que en reali­dad le ha ven­di­do vino de Bur­deos. Mien­tras tan­to, Adi­na anun­cia su com­pro­mi­so con otro pre­ten­dien­te, el fan­fa­rrón sar­gen­to Bel­co­re.

La ro­man­za “Una fur­ti­va la­gri­ma” es el aria más fa­mo­sa de la ópe­ra, mo­men­to cum­bre en el que Ne­mo­rino re exio­na so­bre una lá­gri­ma que fu­gaz­men­te vio en los ojos de Adi­na y que in­ter­pre­ta co­mo una se­ñal del amor.

A pe­sar de ser una ópe­ra có­mi­ca, con L’eli­sir d’amo­re, Do­ni­zet­ti con­si­gue dar un pa­so más en al­go no lo­gra­do has­ta en­ton­ces: que los per­so­na­jes có­mi­cos mues­tren emo­cio­nes y sen­ti­mien­tos, si­tuán­do­los en­tre la co­me­dia y el drama. Y quien me­jor pa­ra ex­pre­sar es­te contrapunto y tras­la­dar­nos al­go más de cin­co mi­nu­tos al pa­raí­so con su ¡Cie­lo! ¡se pue­de mo­rir! Más yo no pi­do, no pi­do. ¡Ah Cie­lo! ¡Sí pue­do, sí pue­do mo­rir! Más yo no pi­do, no pi­do. Se pue­de mo­rir, ¡Se pue­de mo­rir de amor!

UNA FUR­TI­VA LÁ­GRI­MA

Una fur­ti­va lá­gri­ma de sus ojos bro­tó: Aque­llos jó­ve­nes fies­te­ros: pa­re­cían en­vi­diar. ¿Qué más voy bus­can­do yo?

¿Qué más voy bus­can­do yo? ¡Me ama! Sí, me ama, lo veo. Lo veo. ¡Un só­lo ins­tan­te, sen­tir los la­ti­dos de su be­llo co­ra­zón! ¡Mis sus­pi­ros con­fun­dién­do­se ca­si con sus sus­pi­ros! Los la­ti­dos, sen­tir los la­ti­dos, Con­fun­dién­do­se los míos con sus sus­pi­ros... ¡Cie­lo! ¡Se pue­de mo­rir! Más no pi­do; no pi­do. ¡Ah, cie­lo! ¡Se pue­de! ¡Se pue­de mo­rir! Más no pi­do, no pi­do. ¡Se pue­de mo­rir! ¡Se pue­de mo­rir de amor!

Lu­ciano Pa­va­rot­ti

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.