La fi­lo­so­fía en la India

Es­tá im­pul­sa­da por un pro­fun­do impulso es­pi­ri­tual que lle­va a bus­car una ex­pe­rien­cia li­be­ra­do­ra de los con­di­cio­na­mien­tos del tiem­po y del es­pa­cio.

La Opinión - Imágenes - - Razón - Ma­riano Itur­be

La lo­so­fía, una de las ta­reas hu­ma­nas más no­bles, tie­ne co­mo mi­sión la di­fí­cil res­pon­sa­bi­li­dad de en­con­trar las res­pues­tas a aque­llas cues­tio­nes que afec­tan e in uyen de­ci­si­va­men­te en el rum­bo con el que los se­res hu­ma­nos orien­tan sus vi­das. Los grie­gos de nie­ron es­ta ac­ti­vi­dad co­mo “amor (phi­lo) de la sa­bi­du­ría (so a)” y es así que de la com­bi­na­ción de es­tas dos pa­la­bras pro­vie­ne el vo­ca­blo “lo­so­fía”. En orien­te, y par­ti­cu­lar­men­te en la India, la lo­so­fía es de­no­mi­na­da da­rśa­na, un vo­ca­blo sáns­cri­to que sig­ni ca vi­sión in­tui­ti­va e in­me­dia­ta de la reali­dad. Es­ta in­tui­ción in­clu­ye a la vez los me­dios ne­ce­sa­rios pa­ra rea­li­zar el ob­je­to de esa vi­sión, que se trans­for­ma así en el n úl­ti­mo del ser hu­mano.

Da­rśa­na es más que una me­ra bús­que­da in­te­lec­tual de la ver­dad. Por el con­tra­rio, es una ac­ti­vi­dad que se ori­gi­na a par­tir de ex­pe­rien­cias con­cre­tas que de­man­dan una ex­pli­ca­ción sis­te­má­ti­ca y que tien­de a com­pren­der y al­can­zar el sum­mum bo­num de la vi­da. Es­tá im­pul­sa­da por un pro­fun­do impulso es­pi­ri­tual que lle­va a bus­car una ex­pe­rien­cia li­be­ra­do­ra de los con­di­cio­na­mien­tos del tiem­po y del es­pa­cio. La lo­so­fía india no bus­ca el co­no­ci­mien­to por el co­no­ci­mien­to mis­mo, sino que as­pi­ra a un co­no­ci­mien­to pro­fun­do del Ser su­pre­mo que trai­ga con­si­go la li­be­ra­ción de to­do cau­ti­ve­rio; se tra­ta de una ta­rea, in­te­lec­tual y as­cé­ti­ca a la vez, que con­du­ce a la vi­sua­li­za­ción de la Reali­dad Úl­ti­ma.

El pen­sa­mien­to fi­lo­só­fi­co en India co­men­zó a for­mar­se du­ran­te el pri­mer mi­le­nio an­tes de Cristo con la apa­ri­ción de los Upa­nis­hads y el desa­rro­llo de las dis­tin­tas es­cue­las lo­só cas. En el pen­sa­mien­to in­dio no es sen­ci­llo dis­tin­guir en­tre lo­so­fía y teo­lo­gía co­mo dos ra­mas del sa­ber in­de­pen­dien­tes. Am­bas van jun­tas co­mo par­tes in­te­gran­tes de ca­da da­rśa­na, es de­cir, de ca­da sis­te­ma o es­cue­la lo­só ca na­ci­da en sue­lo in­dio. En es­ta voz da­re­mos una vi­sión ge­ne­ral de las fuen­tes que ori­gi­na­ron el pen­sa­mien­to lo­só co de India y tam­bién de las es­cue­las que se for­ma­ron, prin­ci­pal­men­te las or­to­do­xas. Aun­que el bu­dis­mo y las res­tan­tes es­cue­las he­te­ro­do­xas tam­bién na­cie­ron en India, no se ex­pli­ca­rán aquí.

La sín­te­sis que ofre­ce es­ta voz in­ten­ta mos­trar la bús­que­da de la ver­dad que ha ca­rac­te­ri­za­do a la lo­so­fía en la India. Aún sin ser ex­haus­ti­va, la gran ri­que­za de au­to­res, obras y es­cue­las que se­rán re­se­ña­das ha­rá en­tre­ver la in­ten­sa ac­ti­vi­dad in­te­lec­tual que ha exis­ti­do des­de tiem­po in­me­mo­rial en el sub­con­ti­nen­te in­dio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.