Igua­li­tos pe­ro dis­tin­tos

La Opinión - Mundo Infantil - - Portada -

La igual­dad den­tro de las diferencias es un te­ma que te pro­po­ne­mos pa­ra que lo com­par­tas con tu fa­mi­lia y tus com­pa­ñe­ros en el co­le­gio; te ase­gu­ro que ca­da uno tie­ne ideas va­lio­sas con las que con­tri­buir, y que apor­ta­rá be­ne­fi­cios al gru­po.

Si nos de­te­ne­mos a pen­sar por un mo­men­to, sa­be­mos que to­dos na­ce­mos con ca­rac­te­rís­ti­cas di­fe­ren­tes que nos ha­cen se­res úni­cos e irre­pe­ti­bles; es­to fun­da­men­ta el in­men­so va­lor de nues­tra vi­da, no so­mos idén­ti­cos, ni si­quie­ra con nues­tro her­mano más que­ri­do; fí­si­ca­men­te so­mos dis­tin­tos, y nues­tras ex­pre­sio­nes cul­tu­ra­les y emo­cio­na­les, nues­tros gus­tos, ac­ti­tu­des y de­seos, tam­bién lo son.

To­dos so­mos crea­dos por el mis­mo Pa­dre, que nos ama a to­dos con su Amor in­con­di­cio­nal; so­mos uno con to­dos, con los cer­ca­nos y con los que no co­no­ce­mos, pe­ro so­mos di­fe­ren­tes, na­ce­mos en dis­tin­tas fa­mi­lias, pro­ve­ni­mos de dis­tin­tas culturas, nos di­fe­ren­cia­mos en las cos­tum­bres, has­ta en la ideo­lo­gía y en las co­sas que va­lo­ra­mos.

Po­co a po­co se­gún va­mos cre­cien­do y nos va­mos edu­can­do, nos con­ver­ti­mos en quié­nes so­mos y po­de­mos ele­gir quien que­re­mos ser. “To­dos los se­res hu­ma­nos na­cen li­bres e igua­les en dig­ni­dad y de­re­chos” di­ce el ar­tícu­lo 1° de la De­cla­ra­ción Uni­ver­sal de los De­re­chos Hu­ma­nos. Hoy, cuan­do mi­les de per­so­nas se ven obli­ga­das a de­jar atrás to­do por lo que han lu­cha­do, ve­mos en las no­ti­cias mu­chos gru­pos de re­fu- gia­dos que no son bien re­ci­bi­dos, y que su­fren dis­cri­mi­na­ción por sus diferencias; pe­ro to­dos he­mos evo­lu­cio­na­do del Ho­mo Sa­piens. Lo que exis­ten son di­fe­ren­tes et­nias, co­lo­res de piel, y cos­tum­bres.

De­be­mos ver a las per­so­nas desde su in­te­rior y des­cu­bri­re­mos que to­dos ve­ni­mos del mis­mo lu­gar. Te­ne­mos un co­ra­zón, un es­que­le­to, dos pul­mo­nes y mu­cho más im­por­tan­te: una per­so­na­li­dad que no cam­bia por el lu­gar en don­de na­ce­mos, por lo que co­me­mos o por a quien ora­mos.

Es fun­da­men­tal que apren­da­mos a en­con­trar, pre­ci­sa­men­te en las diferencias del otro to­das las ri­que­zas que tie­ne, y que son pa­ra no­so­tros po­si­bi­li­da­des de apren­di­za­je.

El he­cho de que pien­sen y ac­túen dis­tin­to, no es na­da per­so­nal con­tra no­so­tros; por el con­tra­rio, nos da la opor­tu­ni­dad de ex­pre­sar, siem­pre con cla­ri­dad, tran­qui­li­dad y al­tu­ra, nues­tra vi­sión co­mo un apor­te a la di­ver­si­dad, re­nun­cian­do a for­zar a los de­más a que sean co­mo no­so­tros qui­sié­ra­mos que fue­ran.

De­be­mos abrir­nos a la sin­gu­la­ri­dad den­tro de la unión, fun­da­men­ta­da en el amor y el res­pe­to; ¡Nos fal­ta mu­cho por ha­cer!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.