La bio­de­gra­da­ción

La Opinión - Mundo Infantil - - Portada -

La ca­pa­ci­dad que tie­nen al­gu­nas sus­tan­cias de des­com­po­ner­se y re­in­te­grar­se a la tie­rra, es fun­da­men­tal pa­ra el cui­da­do del me­dio am­bien­te, y por la po­si­bi­li­dad de po­der re­uti­li­zar­las. Hay dos tipos de de­gra­da­ción: la ae­ró­bi­ca, que se lo­gra en con­tac­to con el oxí­geno, y la anae­ró­bi­ca, pro­ce­so rea­li­za­do sin oxí­geno.

Cual­quier sus­tan­cia que se des­com­pon­ga de ma­ne­ra na­tu­ral es me­nos no­ci­va pa­ra la na­tu­ra­le­za que las sus­tan­cias no bio­de­gra­da­bles, co­mo el vidrio, el plás­ti­co y mu­chos otros com­pues­tos, que son un ries­go pa­ra el me­dio am­bien­te; es de gran im­por­tan­cia co­no­cer las di­fe­ren­cias pa­ra ha­cer co­rrec­ta­men­te su re­ci­cla­je.

Ya es­tán es­tu­dia­dos y de­fi­ni­dos los tiem­pos que al­gu­nos ele­men­tos to­man pa­ra bio­de­gra­dar­se, co­mo co­li­llas, (2 años), chi­cles, (5 años), bol­sas plás­ti­cas, (más de 150 años), ae­ro­so­les, (30 años). Igual­men­te, es­tá cla­ro que las pi­las son al­ta­men­te con­ta­mi­nan­tes, y su ca­pa­ci­dad de de­gra­da­ción es ca­si nu­la.

To­dos sa­be­mos que los pro­duc­tos que no son bio­de­gra­da­bles por me­dio del ai­re, oxi­geno, agua, etc., son un po­ten­cial pe­li­gro pa­ra la na­tu­ra­le­za. No só­lo por­que ne­ce­si­ten cien­tos de años pa­ra des­apa­re­cer sino por­que des­pren­den sus­tan­cias tó­xi­cas y muy con­ta­mi­nan­tes pa­ra el me­dio am­bien­te; Por ejem­plo, una sim- ple la­ta pue­de tar­dar has­ta más de 300 años en de­gra­dar­se en su to­ta­li­dad.

Por el con­tra­rio, los pro­duc­tos bio­de­gra­da­bles en corto tiem­po tien­den a des­com­po­ner­se en sus­tan­cias úti­les, que pue­den ser re­uti­li­za­das pa­ra crear nue­vos pro­duc­tos o sim­ple­men­te re­in­te­grar­se en la na­tu­ra­le­za, sin nin­gún efec­to ne­ga­ti­vo.

En es­ta cla­si­fi­ca­ción te­ne­mos el pa­pel que con el pa­so del tiem­po y el con­tac­to con hon­gos, hu­me­dad y bac­te­rias se des­com­po­ne; to­das las ma­de­ras son bio­de­gra­da­bles; igual­men­te el cue­ro, la la­na, y los ex­cre­men­tos ya sean hu­ma­nos o ani­ma­les, tar­dan muy po­co tiem­po en de­gra­da­res y re­in­te­grar­se en la na­tu­ra­le­za.

Ve­ge­ta­les, fru­tas y car­nes al ser de ori­gen bio­ló­gi­co tar­dan muy po­co tiem­po en de­gra­dar­se, por la ac­ción de mi­cro­or­ga­nis­mos que de­sin­te­gran sus te­ji­dos.

Mu­chos de los pro­duc­tos que se com­pran ac­tual­men­te lle­van la in­for­ma­ción“pro­duc­to bio­de­gra­da­ble”, con es­to te­ne­mos la se­gu­ri­dad de que su desecho ser­vi­rá pa­ra re­uti­li­zar­se y con­ver­tir­se en otro; se ha he­cho un gran es­fuer­zo por in­ten­tar desa­rro­llar es­te ti­po de pro­duc­tos, y de­be­mos uti­li­zar­los pa­ra no da­ñar nues­tro me­dio am­bien­te, y de­te­ner el cam­bio cli­má­ti­co. ¡Es­tá en nues­tras ma­nos!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.