Mi­ne­ría abi­sal

La Opinión - Mundo Infantil - - Portada -

La zo­na abi­so­pe­lá­gi­ca o abi­sal es uno de los ni­ve­les en los que es­tá di­vi­di­do el océano se­gún su pro­fun­di­dad, y co­rres­pon­de al es­pa­cio oceá­ni­co en­tre 4.000 y 6.000 me­tros de pro­fun­di­dad; es una re­gión afó­ti­ca: nin­gu­na luz pe­ne­tra en es­ta par­te de los océa­nos y ma­res.

En el océano Pa­cí­fi­co, en­tre Ha­wái y la cos­ta oes­te de Nor­tea­mé­ri­ca, hay un lu­gar de in­men­sa ri­que­za pa­ra la mi­ne­ría sub­ma­ri­na; a más de 5 ki­ló­me­tros de pro­fun­di­dad, hay un área de más de 4.5 mi­llo­nes de ki­ló­me­tros cua­dra­dos; allí tri­llo­nes de ro­cas pe­que­ñas se ex­tien­den a lo lar­go de mi­les de ki­ló­me­tros so­bre el sua­ve fan­go del le­cho ma­rino.

Es­tos nó­du­los lla­ma­dos po­li­me­tá­li­cos con­tie­nen co­bal­to, ní­quel, co­bre y man­ga­ne­so, me­ta­les in­dis­pen­sa­bles en la fa­bri­ca­ción de ba­te­rías pa­ra te­lé­fo­nos mó­vi­les, au­tos eléc­tri­cos, tur­bi­nas de vien­to, pa­ne­les so­la­res y mu­chas otras tec­no­lo­gías de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción.

Es­ta zo­na sub­ma­ri­na, lla­ma­da por sus si­glas en in­glés CCZ (Cla­rion Clip-per­ton), fue ex­plo­ra­da en ma­yo del año pa­sa­do, por el Pa­ta­nia I, un ro­bot de ace­ro re­for­za­do y con la electrónica pro­te­gi­da en­tre ca­pas de acei­te, el pri­me­ro en ba­jar, abrien­do el ca­mino pa­ra los mi­ne­ros del abis­mo; de­mos­tró que su di­se­ño es el ade­cua­do, per­mi­tien­do a los cien­tí­fi-cos­crear su su­ce­sor, el Pa­ta­nia II, que el pró­xi­mo año es­ta­rá lis­to pa­ra su in­mer­sión a gran­des pro­fun­di­da­des, po­drá obe­de­cer ór­de­nes más com­ple­jas, y re­co­lec­tar los nó­du­los de for­ma to­tal­men­te au­tó­no­ma.

Los ries­gos am­bien­ta­les de la mi­ne­ría sub­ma­ri­na son va­rios y muy se­rios. Por es­ta ra­zón va­rias or­ga­ni­za­cio­nes eco­lo­gis­tas han da­do la alar­ma, ya que el fon­do ma­rino es el há­bi­tat me­nos co­no­ci­do del pla­ne­ta, y sus eco­sis­te­mas tie­nen una al­ta sen­si­bi­li­dad a los cam­bios, al pun­to de que in­clu­so pe­que­ñas ac­ti­vi­da­des ex­plo­ra­to­rias ten­drían con­se­cuen­cias ne­ga­ti­vas en es­tos eco­sis­te­mas, co­mo:

Eli­mi­na­ción de eco­sis­te­mas eco­ló­gi­cos com­ple­tos des­de el fon­do ma­rino, con muer­tes ma­si­vas y mu­ta­cio­nes de or­ga­nis­mos por in­to­xi­ca­ción con me­ta­les pe­sa­dos; igual­men­te, la mez­cla de aguas abi­sa­les ri­cas en nu­trien­tes con aguas su­per­fi­cia­les pue­de pro­vo­car un cre­ci­mien­to ex­plo­si­vo de al­gas.

El fon­do del mar es la nue­va fron­te­ra con avan­ces tec­no­ló­gi­cos de las gran­des mul­ti­na­cio­na­les de la mi­ne­ría; hay mu­cho tra­ba­jo pen­dien­te, pa­ra que pue­da ser sos­te­ni­ble en el lar­go pla­zo, sin da­ñar el equi­li­brio del en­torno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.