¡Va­ca­cio­nes y di­ciem­bre!

La Opinión - Mundo Infantil - - Front Page -

Ca­da año es un ci­clo que se re­pi­te, en el que ca­da uno que vi­vi­mos y apren­de­mos co­sas di­fe­ren­tes, va­mos acu­mu­lan­do ex­pe­rien­cias y co­no­ci­mien­tos, y lle­gan nue­vas amis­ta­des; en el fon­do, un año más de vi­da es una opor­tu­ni­dad pa­ra vi­vir, pa­ra dis­fru­tar y pa­ra agra­de­cer.

Des­pués de los afa­nes que traen los exá­me­nes de fin de año, lle­gan las va­ca­cio­nes; el des­can­so pa­ra re­cu­pe­rar el sue­ño y las ener­gías, la po­si­bi­li­dad de dor­mir has­ta tar­de, ju­gar, sa­lir de pa­seo, o ir al ci­ne.

Las va­ca­cio­nes son ne­ce­sa­rias, pues sig­ni­fi­can un cam­bio de ru­ti­na, traen des­can­so y di­ver­sión; tie­nen un efec­to im­por­tan­te en nues­tra sa­lud: ¡To­dos ne­ce­si­ta­mos va­ca­cio­nes! Así, los adul­tos nos ol­vi­da­mos de las pre­sio­nes co­ti­dia­nas, y los es­tu­dian­tes des­can­san de sus ta­reas es­co­la­res; en am­bos ca­sos, des­can­sar es be­ne­fi­cio­so pa­ra la pro­duc­ti­vi­dad, la­bo­ral y es­co­lar.

Las va­ca­cio­nes son el tiem­po per­fec­to pa­ra au­men­tar tu colaboración en ca­sa, tu di­ver­sión, y desa­rro­llar nue­vas ha­bi­li­da­des y ac­ti­vi­da­des; to­das siem­pre con el co­no­ci­mien­to y el per­mi­so de tus pa­dres; in­de­pen­dien­te­men­te de la ca­pa­ci­dad eco­nó­mi­ca fa­mi­liar, siem­pre hay po­si­bi­li­dad de cam­bios que traen mo­men­tos fe­li­ces.

Los jue­gos con tus ami­gui­tos al ai­re li­bre, prac­ti­car deportes, la pis­ci­na, o sa­lir a ci­ne, son ac­ti­vi­da­des que pue­des dis­fru­tar; mon­tar en bi­ci­cle­ta o pa­ti­ne­ta, ca­mi­nar, o co­rrer… sa­lir de pa­seo con tu fa­mi­lia a los cam­pos y her­mo­sos pue­blos de nues­tro de­par­ta­men­to, es opor­tu­ni­dad que afian­za el la­zo fa­mi­liar, con tiem­po pa­ra con­ver­sar y co­no­cer nues­tros be­llos pai­sa­jes an­di­nos de de­li­cio­so cli­ma

Cla­ro que la ma­yor par­te del tiem­po es­ta­rás en ca­sa; de ti de­pen­de que no es­tés to­do el tiem­po pe­ga­do al TV y a el te­lé­fono in­te­li­gen­te, don­de la ma­yo­ría de pro­gra­mas y jue­gos con­tie­nen al­tas do­sis de vio­len­cia; lee, hay li­bros ma­ra­vi­llo­sos que te abri­rán nue­vos ho­ri­zon­tes; pue­des di­bu­jar, ju­gar con tus her­ma­nos o ami­gos jue­gos de me­sa, co­mo bin­go, lo­te­ría, da­mas chi­nas y par­qués, o par­ti­ci­par con ellos en jue­gos vir­tua­les de los que apor­tan co­no­ci­mien­tos, que tam­bién hay mu­chos pa­ra es­co­ger. Ten siem­pre pre­sen­te que so­lo de ti de­pen­de to­mar las de­ci­sio­nes que te ayu­den a cre­cer sano, y fe­liz; ¡Tú me­re­ces lo me­jor!

La lle­ga­da del úl­ti­mo mes del año, tam­bién trae en­tre­te­ni­mien­tos es­pe­cia­les; ayu­da a tu ma­má en la de­co­ra­ción na­vi­de­ña de la ca­sa; ha­cer el pe­se­bre y el ar­bo­li­to en fa­mi­lia son ac­ti­vi­da­des que te de­ja­rán recuerdos ma­ra­vi­llo­sos. Pue­des ha­cer ma­nua­li­da­des que com­ple­men­ten la de­co­ra­ción, pa­ra ador­nar puer­tas o ven­ta­nas,y co­ci­nar en com­pa­ñía de tus pa­dres o her­ma­nos ma­yo­res, los pla­tos es­pe­cia­les de es­ta tem­po­ra­da. To­do es­to que se vi­ve so­lo en di­ciem­bre es un pro­gra­ma que une fa­mi­lias y que siem­bra en los me­no­res recuerdos im­bo­rra­bles de amor, ale­gría y cer­ca­nía fa­mi­liar; es­tá en tus ma­nos lo­grar­lo, y ha­cer que es­tas va­ca­cio­nes y es­te di­ciem­bre sean tiem­pos es­pe­cia­les y ple­nos de fe­li­ci­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.