¿Por qué exis­ten las ma­yús­cu­las y las mi­nús­cu­las?

La Opinión - Mundo Infantil - - Jorgito El Preguntón -

Más que un mo­ti­vo, la ex­pli­ca­ción es una con­se­cuen­cia. No es que un día al­guien di­jo, in­ven­te­mos las ma­yús­cu­las/mi­nús­cu­las, sino que la ne­ce­si­dad his­tó­ri­ca hi­zo que del pri­mer al­fa­be­to la­tino (que so­lo es­ta­ba en lo que lla­ma­mos ma­yús­cu­la) se fue­ran ha­cien­do ver­sio­nes más fá­ci­les de es­cri­bir, pe­que­ñas y con lí­neas cur­vea­das. Es­to por­que re­cuer­da que an­tes to­da la es­cri­tu­ra era a mano, así sur­gie­ron las cur­si­vas, las mi­nús­cu­las, etc. Sien­do que ha­bía gru­pos de es­cri­bas que so­lo usa­ban la ma­yús­cu­la (la clá­si­ca) o la cur­si­va o la mi­nús­cu­la. Lue­go, nor­ma­ron su uso y se im­ple­men­tó el sis­te­ma que ac­tual­men­te co­no­ce­mos don­de to­das con­vi­ven. Es in­tere­san­te que se­pas que no to­dos los al­fa­be­tos tie­nen ma­yús­cu­las y mi­nús­cu­la, aun­que tam­po­co es ex­clu­si­vo de las len­guas ro­man­ces.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.