Sa­bías que...

La Opinión - Mundo Infantil - - Ecología -

La le­yen­da ac­tual cuen­ta que hay gran can­ti­dad de duen­des na­vi­de­ños, que ayu­dan a San­ta en la fa­bri­ca­ción de los ju­gue­tes y re­ga­los que pi­den los ni­ños a tra­vés de car­tas, que son re­ci­bi­das, leí­das y cla­si­fi­ca­das por ellos mis­mos.

Pa­ra po­der trans­por­tar los re­ga­los, Pa­pá Noel los guar­da en un sa­co má­gi­co y los reparte a las 00:00h del día 25 de di­ciem­bre, en un tri­neo má­gi­co vo­la­dor, ti­ra­do por “re­nos na­vi­de­ños”, di­ri­gi­dos por Ro­dol­fo (Ru­dolph), un reno que ilu­mi­na el ca­mino con su na­riz ro­ja, bri­llan­te y po­ten­te, sien­do el úl­ti­mo en agre­gar­se a la his­to­ria.

Des­cri­be el re­la­to que San­ta en­tra en los ho­ga­res de los ni­ños, por la chi­me­nea u otro ori­fi­cio de las ca­sas, si és­tas no dis­po­nen de una. Pa­ra sa­ber qué ni­ños me­re­cen re­ga­los, San­ta Claus dis­pon­dría de un te­les­co­pio ca­paz de ver a to­dos los ni­ños del mun­do, ade­más de la ayu­da de otros se­res má­gi­cos que vi­gi­lan el com­por­ta­mien­to in­fan­til.

Así, si un ni­ño se ha com­por­ta­do mal, se di­ce que quien lo ven­dría a vi­si­tar se­ría la Car­bo­ni­lla, un per­so­na­je de la mi­to­lo­gía na­vi­de­ña, en­car­ga­do de vi­gi­lar a los ni­ños du­ran­te to­do el año pa­ra sa­ber si se han por­ta­do bien o no; co­mo cas­ti­go, les re­ga­la­ría so­lo un sa­co de car­bón.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.