El con­su­mo de dro­gas ilí­ci­tas es­tá en au­men­to: Min­jus­ti­cia

La Opinión - - AL CIERRE - BO­GO­TÁ (Colprensa).

El Ob­ser­va­to­rio de Dro­gas del Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia aler­tó por­que en el país au­men­tó el con­su­mo de dro­gas ilí­ci­tas, “no so­lo por­que más per­so­nas las con­su­men sino por­que el mer­ca­do de sus­tan­cias es ca­da vez más am­plio y di­ver­so”.

El do­cu­men­to “Re­por­te de Dro­gas de Co­lom­bia 2016” da­do a co­no­cer, ayer, re­ve­la un au­men­to sig­ni­fi­ca­ti­vo en el uso de cual­quier sus­tan­cia ilí­ci­ta (ma­rihua­na, co­caí­na, ba­su­co, éx­ta­sis o he­roí­na), tan­to en la pre­va­len­cia de uso al­gu­na vez en la vi­da (de 8,8% en el 2008 a 12,2% en el 2013), co­mo en uso du­ran­te el úl­ti­mo año (de 2,6% a 3,6%).

“Se es­ti­ma que al­re­de­dor de tres mi­llo­nes de per­so­nas han con­su­mi­do dro­gas ilí­ci­tas al­gu­na vez en su vi­da. Es­ta mis­ma ten­den­cia se con­fir­ma en los es­tu­dios rea­li­za­dos en otras po­bla­cio­nes, co­mo po­bla­ción es­co­lar y po­bla­ción uni­ver­si­ta­ria”, di­ce el in­for­me.

MA­RIHUA­NA

De acuer­do con el do­cu­men­to, la ma­rihua­na es la sus­tan­cia ilí­ci­ta más con­su­mi­da en Co­lom­bia, se­gui­da de la co­caí­na, el ba­su­co y el éx­ta­sis. “Del to­tal de con­su­mi­do­res de dro­gas ilí­ci­tas en el úl­ti­mo año, el 87% con­su­me ma­rihua­na”, di­ce el re­por­te que se­ña­la que en to­do ca­so, no se pue­de des­es­ti­mar el con­su­mo de nin­gu­na otra sus­tan­cia por­que cuan­do se tra­ta de he­roí­na y ba­su­co, se pro­du­ce un al­to im­pac­to en la sa­lud pú­bli­ca.

El Ob­ser­va­to­rio se­ña­la que el con­su­mo de ma­rihua­na re­quie­re un aná­li­sis más de­ta­lla­do ya que hay va­rios ti­pos de can­na­bis.

Así, en el Es­tu­dio Na­cio­nal de Con­su­mo de Sus­tan­cias Psi­coac­ti­vas de 2013, el 71% de los que di­je­ron con­su­mir ma­rihua­na, ad­vir­tie­ron que fu­ma­ron ti­po “cripy” que tie­ne ma­yor con­te­ni­do de Te­trahi­dro­ca­na­bi­nol (THC), com­po­nen­te ac­ti­vo del can­na­bis.

Ca­be se­ña­lar, que va­rios in­for­mes uti­li­za­dos por el Ob­ser­va­to­rio, se­ña­lan que en cul­ti­vos de ma­rihua­na en el Me­ta y en el Cauca se en­cuen­tran con­cen­tra­cio­nes de THC que lle­gan al 15,74% y 10,98%, que son mu­cho ma­yo­res que las en­con­tra­das en San­ta Marta y en el Eje Ca­fe­te­ro.

CON­SU­MEN MÁS LOS HOM­BRES

El Ob­ser­va­to­rio de Dro­gas del Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia re­ve­ló ade­más que el con­su­mo de psi­coac­ti­vos es su­pe­rior en hom­bres, en el gru­po en­tre 18 y 24 años y en zo­nas ur­ba­nas. Y, aun­que no hay mu­chas di­fe­ren­cias, hay ma­yo­res ta­sas de abu­so y de­pen­den­cia en los es­tra­tos ba­jos, ma­yor pro­por­ción de con­su­mi­do­res de co­caí­na y éx­ta­sis en los es­tra­tos al­tos y el con­su­mo de ba­su­co se re­por­ta prin­ci­pal­men­te en los es­tra­tos 1 al 3.

HE­ROÍ­NA

El Ob­ser­va­to­rio lla­ma la aten­ción por­que se ha de­tec­ta­do un au­men­to en el con­su­mo de he­roí­na en ciu­da­des co­mo Ar­me­nia, Me­de­llín, Pe­rei­ra, Ri­sa­ral­da, Cú­cu­ta, Ca­li, Bo­go­tá y San­tan­der de Qui­li­chao

Por tal ra­zón, el Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia ela­bo­ró un es­tu­dio so­bre la he­roí­na que se­ña­la que se con­su­me más por vía in­yec­ta­da en Bo­go­tá, Ca­li, Me­de­llín, Pe­rei­ra, Ri­sa­ral­da, Ar­me­nia y Cú­cu­ta.

“El con­su­mo de dro­gas por vía in­yec­ta­da tie­ne un al­to im­pac­to en la sa­lud pú­bli­ca, por su re­la­ción con in­fec­cio­nes trans­mi­ti­das por san­gre co­mo VIH y He­pa­ti­tis By C, aso­cia­ción con prác­ti­cas se­xua­les in­se­gu­ras, la pre­sen­cia de so­bre­do­sis y otras in­fec­cio­nes vi­ra­les, por hon­gos, bac­te­rias y pa­rá­si­tos, así co­mo efec­tos so­bre la sa­lud men­tal”.

DRO­GAS EMER­GEN­TES

El do­cu­men­to re­ve­la ade­más un in­cre­men­to en la pre­sen­cia de dro­gas emer­gen­tes pues se han de­tec­ta­do al­re­de­dor de 20 de es­tas nue­vas sus­tan­cias psi­coac­ti­vas, que sig­ni­fi­can un ries­go pa­ra la sa­lud de­bi­do al po­co co­no­ci­mien­to que exis­te so­bre los efec­tos de su con­su­mo.

“En Co­lom­bia se han de­tec­ta­do al­re­de­dor de 20 NPS, que en su ma­yo­ría co­rres­pon­den a dro­gas de ori­gen sin­té­ti­co. Mu­chas se ven­den co­mo si se tra­ta­ra de sus­tan­cias ya co­no­ci­das. Aná­li­sis rea­li­za­dos a mues­tras de LSD dan cuen­ta de la pre­sen­cia de MBOMe y en pas­ti­llas co­mer­cia­li­za­das co­mo éx­ta­sis se ca­mu­flan otras sus­tan­cias de re­cien­te apa­ri­ción”, di­ce el in­for­me.

POR RE­GIO­NES

El in­for­me se­ña­la que la si­tua­ción del con­su­mo de dro­gas es muy di­ver­sa al in­te­rior del país pues, por ejem­plo, pre­va­len­cia del con­su­mo de al­cohol o de dro­gas ilí­ci­tas en al­gu­nos de­par­ta­men­tos es dos ve­ces o más al pro­me­dio na­cio­nal.

Así, se re­ve­ló que “Cho­có tie­ne las ma­yo­res ta­sas de con­su­mo de al­cohol, mien­tras que Me­de­llín y su Área Metropolitana, An­tio­quia y los de­par­ta­men­tos que in­te­gran el Eje Ca­fe­te­ro, tie­nen con­su­mos de dro­gas ilí­ci­tas su­pe­rio­res al res­to del país”.

EL OB­SER­VA­TO­RIO DE DRO­GAS DEL MI­NIS­TE­RIO de Jus­ti­cia de­ter­mi­nó que la ma­rihua­na es una de las sus­tan­cias ilí­ci­tas que ma­yor con­su­mo re­gis­tra en Co­lom­bia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.