Ma­du­ro nom­bra vi­ce­pre­si­den­ta

La Opinión - - Portada -

El pre­si­den­te de Ve­ne­zue­la, Ni­co­lás Ma­du­ro, re­no­vó su ga­bi­ne­te, nom­bran­do vi­ce­pre­si­den­ta a Delcy Rodríguez, una de sus más cer­ca­nas alia­das, en sus­ti­tu­ción de Ta­reck El Ais­sa­mi.

El pre­si­den­te de Ve­ne­zue­la, Ni­co­lás Ma­du­ro, re­no­vó su ga­bi­ne­te de go­bierno, nom­bran­do vi­ce­pre­si­den­ta a Delcy Rodríguez, una de sus más cer­ca­nas alia­das, en sus­ti­tu­ción de Ta­reck El Ais­sa­mi.

“Su pri­me­ra ta­rea: el diá­lo­go na­cio­nal (...). Acá tie­nen una vi­ce­pre­si­den­ta pa­ra el diá­lo­go, la re­con­ci­lia­ción, el en­ten­di­mien­to”, di­jo Ma­du­ro al ju­ra­men­tar a Rodríguez en ca­de­na de ra­dio y te­le­vi­sión, re­fi­rién­do­se a lla­ma­dos a ne­go­cia­cio­nes con la opo­si­ción tras su cues­tio­na­da re­elec­ción el pa­sa­do 20 de ma­yo.

Pa­ra­dó­ji­ca­men­te, en su as­cen­so a po­si­cio­nes de con­fian­za del man­da­ta­rio, la be­li­ge­ran­cia ha ca­rac­te­ri­za­do a es­ta abo­ga­da de 49 años, hija de un di­ri­gen­te co­mu­nis­ta ase­si­na­do en 1976 en un ca­la­bo­zo po­li­cial y her­ma­na del in­flu­yen­te lí­der cha­vis­ta Jor­ge Rodríguez.

Fue mi­nis­tra de Co­mu­ni­ca­ción en­tre 2013 y 2014 y can­ci­ller en­tre 2014 y 2017, eta­pa de fuertes ten­sio­nes con Es­ta­dos Uni­dos y la Or­ga­ni­za­ción de Es­ta­dos Ame­ri­ca­nos (OEA). Ma­du­ro le fe­li­ci­tó en­ton­ces por de­fen­der co­mo “una ti­gra” la ‘Re­vo­lu­ción Bo­li­va­ria­na’.

Aho­ra, la lla­mó a “la de­fen­sa de Ve­ne­zue­la a ni­vel in­ter­na­cio­nal” an­te las san­cio­nes fi­nan­cie­ras im­pues­tas por Was­hing­ton con­tra el país y su pe­tro­le­ra PDVSA.

Ma­du­ro tam­bién le en­car­gó “coor­di­nar y apo­yar” me­jo­ras en los ser­vi­cios pú­bli­cos, cuan­do los ve­ne­zo­la­nos su­fren cons­tan­tes cor­tes de agua y elec­tri­ci­dad.

Rodríguez se re­ti­ra de la pre­si­den­cia de la ofi­cia­lis­ta Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te que ri­ge el país con ple­nos po­de­res des­de agos­to de 2017. Su su­ce­sor se­rá ele­gi­do el mar­tes en se­sión de sus miem­bros.

“Ten­go nos­tal­gia an­ti­ci­pa­da por­que sé que los voy a ex­tra­ñar, pe­ro ten­go la cer­te­za que us­te­des con­ti­nua­rán el ca­mino”, di­jo al des­pe­dir­se de la to­do­po­de­ro­sa asam­blea.

Rodríguez tam­bién pre­si­de el mo­vi­mien­to So­mos Ve­ne­zue­la, crea­do por Ma­du­ro pa­ra im­pul­sar su can­di­da­tu­ra a la re­elec­ción en los co­mi­cios del pa­sa­do 20 de ma­yo, jun­to con el go­ber­nan­te Par­ti­do So­cia­lis­ta Uni­do de Ve­ne­zue­la (PSUV), del fa­lle­ci­do ex­pre­si­den­te Hu­go Chá­vez.

“RE­VO­LU­CIÓN ECO­NÓ­MI­CA”

El Ais­sa­mi, otro fiel alia­do de Ma­du­ro que era su vi­ce­pre­si­den­te des­de enero de 2017, pa­sa­rá a ser vi­ce­pre­si­den­te de Eco­no­mía y lle­va­rá las rien­das del re­cién crea­do mi­nis­te­rio de In­dus­trias y Producción Na­cio­nal.

“Le he da­do la or­den (...) de ha­cer una re­es­truc­tu­ra­ción a fon­do de to­das las em­pre­sas que tie­ne el Es­ta­do”, ex­pre­só el pre­si­den­te al ju­ra­men­tar­lo en lo que de­fi­nió co­mo una “re­no­va­ción par­cial, necesaria y pro­fun­da” del ga­bi­ne­te.

Ve­ne­zue­la es­tá su­mi­da en una gra­ve cri­sis eco­nó­mi­ca, con es­ca­sez de ali­men­tos y me­di­ci­nas y una hi­per­in­fla­ción que po­dría su­pe­rar 13.800% es­te año se­gún el FMI.

El Ais­sa­mi, quien de­nun­cia cons­tan­te­men­te que Ve­ne­zue­la es víc­ti­ma de un blo­queo eco­nó­mi­co de Es­ta­dos Uni­dos, ha en­ca­be­za­do ne­go­cia­cio­nes con acree­do­res del país, de­cla­ra­do en de­fault par­cial, al igual que PDVSA.

Ma­du­ro pro­me­tió que sus cam­bios bus­can “una re­vo­lu­ción eco­nó­mi­ca” por “bie­nes­tar” y “pros­pe­ri­dad”.

En­tre las mo­di­fi­ca­cio­nes tam­bién destaca la de­sig­na­ción de Mar­leny Contreras co­mo mi­nis­tra de Obras Pú­bli­cas. Es la es­po­sa del nú­me­ro dos del PSUV, Dios­da­do Cabello, y lle­va­ba las rien­das de la car­te­ra de Tu­ris­mo, asu­mi­da por Ste­lla Lu­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.