El pre­cio de la ga­so­li­na

La Opinión - - Editorial -

El Go­bierno Na­cio­nal va a te­ner que pen­sar en re­di­se­ñar el es­que­ma de al­zas en la ga­so­li­na, pues no se com­pa­de­ce que es­té pe­ga­do al pre­cio in­ter­na­cio­nal, cuan­do en la ac­tua­li­dad ya es­ta­mos pro­du­cien­do la ma­yo­ría de los com­bus­ti­bles que se con­su­men en el país, lo que ha­ce la di­fe­ren­cia con aque­llas na­cio­nes que tie­nen que im­por­tar lo que con­su­men por­que no cuen­tan con la producción pe­tro­le­ra.

Se­gu­ra­men­te an­tes de la ope­ra­ción de la re­fi­ne­ría de Car­ta­ge­na, el ar­gu­men­to po­dría ser vá­li­do, por­que pro­du­cía­mos pe­tró­leo pe­ro no te­nía­mos la ca­pa­ci­dad de re­fi­na­ción y era ne­ce­sa­rio im­por­tar bue­na par­te de la ga­so­li­na que con­su­mía­mos; pe­ro con el in­cre­men­to de la producción na­cio­nal, el es­ce­na­rio es com­ple­ta­men­te di­fe­ren­te.

Re­fi­car, a pe­sar de to­dos los tro­pie­zos que tu­vo pa­ra en­trar en ope­ra­ción, es ya una empresa ren­ta­ble, y en es­tos mo­men­tos Eco­pe­trol le es­tá gi­ran­do al go­bierno una uti­li­dad de $3.2 bi­llo­nes, que en­tran a la Te­so­re­ría Na­cio­nal, ra­zón por la cual le per­mi­ti­ría di­se­ñar unos me­ca­nis­mos de com­pen­sa­ción pa­ra los con­su­mi­do­res de com­bus­ti­ble, en ra­zón a que es jus­to que los co­lom­bia­nos ten­gan un ali­vio eco­nó­mi­co por un in­su­mo que aquí mis­mo se pro­du­ce.

A es­to se de­be agre­gar que la producción de la re­fi­ne­ría es cre­cien­te y que el pre­cio que nos pa­gan por las ex­por­ta­cio­nes de pe­tró­leo tam­bién lo es, en ra­zón a que las co­ti­za­cio­nes in­ter­na­cio­na­les es­tán al al­za.

No se com­pa­de­ce que mien­tras la in­fla­ción es­tá cre­cien­do un 3.1%, el pre­cio de la ga­so­li­na su­pere ya el 8%, sien­do es­te un com­po­nen­te muy im­por­tan­te en to­dos los es­que­mas de producción y co­mer­cia­li­za­ción, pues to­do re­sul­ta es­tar ata­do al trans­por­te, y mas en un país co­mo es­te, en don­de no he­mos po­di­do

im­pul­sar otros me­dios de mo­vi­li­dad mas eco­nó­mi­cos co­mo el fe­rro­ca­rril o la al­ter­na­ti­va flu­vial.

Es­toy se­gu­ro de que si no so­mos cui­da­do­sos con el pre­cio de los com­bus­ti­bles, y es­pe­cial­men­te el de la ga­so­li­na, pron­to va­mos a te­ner que ob­ser­var se­rias re­per­cu­sio­nes en el in­di­ca­dor del cos­to de vi­da, y el pro­ble­ma in­fla­cio­na­rio no se ha­rá es­pe­rar, pre­sen­tán­do­se de pa­so una enor­me di­fi­cul­tad pa­ra to­dos los ciu­da­da­nos que ten­drán que ob­ser­var im­po­ten­tes el al­za ge­ne­ral de pre­cios de los pro­duc­tos bá­si­cos, sin que ese es­ce­na­rio ten­ga una com­pen­sa­ción en el sa­la­rio que de­ven­gan.

EDUAR­DO DU­RÁN GÓ­MEZ COLUMNISTA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.