¡Fal­cao, la Co­pa del Mun­do te es­ta­ba es­pe­ran­do!

Go­les ha mar­ca­do Fal­cao con la se­lec­ción Co­lom­bia. OTRA PIE­DRA EN EL CA­MINO Y VOL­VER, VOL­VER... VOL­VER

La Opinión - - Deportes -

No fue un lu­nes cual­quie­ra el 2 de ju­nio de 2014. Jo­sé Pé­ker­man en­tre­ga­ba la que era la peor no­ti­cia pa­ra el fút­bol co­lom­biano en los úl­ti­mos tiem­pos: el ‘Ti­gre’ Ra­da­mel Fal­cao que­da­ba fue­ra del Mundial de Bra­sil. Aba­ti­do y ca­si sin en­con­trar las pa­la­bras, el téc­ni­co de los ca­fe­te­ros le de­cía “no” a su es­tre­lla caí­da en des­gra­cia. Una ro­tu­ra del li­ga­men­to cru­za­do de la ro­di­lla iz­quier­da en enero de ese año le cam­bió la vi­da.

El go­lea­dor del AS Mó­na­co em­pren­dió una carrera con­tra el tiem­po pa­ra con­ven­cer a Pé­ker­man de que la lesión era un sim­ple re­cuer­do. Pe­ro no lo lo­gró. El Mundial per­día a uno de los me­jo­res ‘9’ del mo­men­to.

Pa­ra­do­jas de la vi­da, a la tris­te­za del ‘Ti­gre’ so­bre­vino la me­jor pre­sen­ta­ción his­tó­ri­ca de Co­lom­bia en una Co­pa del Mun­do: ga­nó su gru­po de pri­me­ra fa­se, al­can­zó los cuar­tos de fi­nal y Ja­mes Rodríguez fue con seis go­les el Bota de Oro.

Lo que nun­ca ima­gi­nó el ex­go­lea­dor del Atlé­ti­co de Madrid es que a la pro­ce­sión que le car­co­mía el al­ma por per­der­se el Mundial se­gui­ría un via­cru­cis cuan­do fi­chó por el Man­ches­ter Uni­ted en sep­tiem­bre del 2014.

Con los Red De­vils, Fal­cao so­lo mar­có 4 go­les en 29 par­ti­dos, en bue­na par­te por­que nun­ca en­tró en los pla­nes del en­ton­ces DT Louis van Gaal.

El fu­tu­ro in­me­dia­to le plan­teó al co­lom­biano su re­torno al AS Mó­na­co, pe­ro Jo­sé Mou­rin­ho lo lle­vó al Chel­sea en el ini­cio de la cam­pa­ña 2015-2016 con la in­ten­ción de de­vol­ver­le al ‘Ti­gre’ sus ru­gi­dos.

Pe­ro con los ‘Blues’ la his­to­ria fue peor que en el MU: ape­nas 12 par­ti­dos, un gol y la apa­ri­ción de nue­vas le­sio­nes que hi­cie­ron pen­sar en que la vi­da fut­bo­lís­ti­ca de Fal­cao es­ta­ba pró­xi­ma a su fi­nal. Con la cla­si­fi­ca­to­ria sud­ame­ri­ca­na a Ru­sia en mar­cha des­de oc­tu­bre de 2015, Fal­cao en­ten­dió que el re­me­dio a sus ma­les era re­tor­nar a la tran­qui­li­dad de Mó­na­co pa­ra co­men­zar a acer­car­se a aquel ‘Ti­gre’ col­cho­ne­ro.

Y qué bue­na de­ci­sión la que to­mó: los del prin­ci­pa­do ga­na­ron la Li­gue 1, 2016-2017 y Fal­cao apor­tó al cam­peón fran­cés 21 go­les en 29 par­ti­dos, y en Li­ga de Cam­peo­nes es­tu­vo en 10 cho­ques y mar­có 7. “¡Es­to, es­to es Fal­cao!”, de­cla­ra­ba or­gu­llo­so el en­tre­na­dor mo­ne­gas­co, Leo­nar­do Jar­dim, quien siem­pre cre­yó en la re­su­rrec­ción

Que­da­ba un año pa­ra el Mundial-2018, y Fal­cao se­guía con­vir­tien­do go­les de to­das las for­mas y pa­ra to­dos los gus­tos. El ‘Ti­gre’ es­ta­ba de re­gre­so. Pé­ker­man lo abra­za­ba y Co­lom­bia lo dis­fru­ta­ba.

Fal­cao, ese hom­bre de fe cie­ga, in­can­sa­ble lu­cha­dor y siem­pre op­ti­mis­ta, le ha­bía ga­na­do la ba­ta­lla a la ad­ver­si­dad. “Pa­sé dos años ho­rri­bles, pe­ro aho­ra pue­do ir al Mundial”, di­jo el ca­pi­tán ca­fe­te­ro tras lo­grar en oc­tu­bre pa­sa­do en Li­ma el bo­le­to a Ru­sia.

Ado­ra­do por los co­lom­bia­nos por su ejem­plo de sen­ci­llez y re­si­lien­cia, Fal­cao apun­ta­rá aho­ra a cons­truir la his­to­ria en el que qui­zás, por sus 32 años, sea su pri­mer y úl­ti­mo Mundial.

“He­mos lle­ga­do con mu­chí­si­ma ilu­sión (...) Es el or­gu­llo que sen­ti­mos ca­da uno de los fut­bo­lis­tas, re­pre­sen­tar al país. Va­mos a de­fen­der el es­cu­do y la ca­mi­se­ta con el 100% de nues­tro es­fuer­zo”, di­jo a su arri­bo a Ka­zán. Y es que Fal­cao, la Co­pa del Mun­do te

es­ta­ba es­pe­ran­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.