La lec­ción del Ro­sa­rio

La Opinión - - Portada -

En tér­mi­nos lla­nos, el go­bierno no da pie con bo­la, es de­cir, no acier­ta una sola de sus ac­cio­nes. Y en las po­cas que lo­gra ma­te­ria­li­zar de­ja desa­zón y mal gus­to en la opi­nión pú­bli­ca.

Pro­yec­to tras pro­yec­to de ley que­dan des­he­chos o sim­ple­men­te mue­ren en el Con­gre­so, por pu­ra fal­ta de ges­tión po­lí­ti­ca: no hay quien los de­fien­da co­mo se de­ben de­fen­der, por­que la fal­ta de ex­pe­rien­cia es per­cep­ti­ble des­de le­jos.

La ter­na para es­co­ger fis­cal ad hoc ca­yó de mo­do es­truen­do­so cuan­do una de las in­te­gran­tes, ma­gis­tra­da en fun­cio­nes, re­nun­ció a su pos­tu­la­ción y obli­gó a la Cor­te Su­pre­ma de Jus­ti­cia a de­cla­rar in­via­ble la lis­ta que le en­tre­gó Du­que.

Es­ta vez, el desa­cier­to pre­si­den­cial tie­ne que ver con el nom­bra­mien­to del po­li­tó­lo­go Vi­cen­te To­rri­jos co­mo di­rec­tor del Cen­tro Nacional de Me­mo­ria His­tó­ri­ca, un nom­bra­mien­to en el que “el go­bierno no se va a echar para atrás”, se­gún afir­mó Su­sa­na Co­rrea, di­rec­to­ra del De­par­ta­men­to de Pros­pe­ri­dad So­cial, quien fir­mó el de­cre­to para nom­brar­lo.

La acla­ra­ción de Co­rrea tie­ne que ver con an­te­ce­den­tes de To­rri­jos, a quien la Uni­ver­si­dad del Ro­sa­rio, don­de era pro­fe­sor ti­tu­lar de Cien­cia Po­lí­ti­ca Go­bierno y Re­la­cio­nes In­ter­na­cio­na­les, ex­pul­só de ma­ne­ra ful­mi­nan­te cuan­do se des­cu­brió que To­rri­jos min­tió res­pec­to su historial aca­dé­mi­co.

Co­mo de­bie­ra ac­tuar to­do el país, la uni­ver­si­dad adop­tó la úni­ca de­ci­sión po­si­ble en el ca­so de al­guien que mien­te: ale­jar­lo de ma­ne­ra in­me­dia­ta, y al mis­mo tiem­po, en cum­pli­mien­to de su fun­ción edu­ca­ti­va, dar­le una lec­ción de ver­ti­ca­li­dad y éti­ca a to­do el país, in­clui­do, des­de lue­go y prin­ci­pal­men­te, el Go­bierno.

Pe­ro en la pre­si­den­cia no se die­ron ni se quie­ren dar por en­te­ra­dos. Ter­cos, anun­cia­ron que no da­rán re­ver­sa, pe­se al re­pu­dio nacional en torno de la men­ti­ra de al­guien que es­tá lla­ma­do a ga­ran­ti­zar la ver­dad ín­te­gra de lo su­ce­di­do du­ran­te la gue­rra. Por­que un or­ga­nis­mo co­mo el Cen­tro Nacional de Me­mo­ria His­tó­ri­ca (Cnmh) no pue­de men­tir…

Y no se tra­ta de que el Cnmh va­ya a men­tir, sino de la du­da que se ge­ne­ra con un di­rec­tor que no es ga­ran­tía de na­da, por­que quien mien­te pú­bli­ca­men­te no pue­de ge­ne­rar con­fian­za en re­la­ción con to­das las co­sas que ha­ce.

No es es­te el pri­mer ca­so de un fun­cio­na­rio de al­to ni­vel que mien­te so­bre sus an­te­ce­den­tes aca­dé­mi­cos, al­te­ra­dos con el áni­mo de apa­re­cer an­te los de­más co­mo la per­so­na idó­nea, más que otros, para un car­go pú­bli­co. Ha­ce po­cos me­ses, el al­cal­de de Bo­go­tá, En­ri­que Pe­ña­lo­sa, de­bió en­fren­tar la ver­güen­za pú­bli­ca de no po­der de­mos­trar que los tí­tu­los que él de­cía te­ner eran cier­tos.

En torno del ca­so, des­pués de ex­pul­sar a To­rri­jos, la Uni­ver­si­dad del Ro­sa­rio emi­tió un co­mu­ni­ca­do en el que se­ña­la que “con­ti­nua­rá tra­ba­jan­do por im­par­tir una for­ma­ción éti­ca y hu­ma­nís­ti­ca, que per­mi­ta a to­da su co­mu­ni­dad for­mar in­te­gral­men­te per­so­nas in­sig­nes y ac­tuar en be­ne­fi­cio de la so­cie­dad, con un má­xi­mo sen­ti­do de res­pon­sa­bi­li­dad”.

Breve y opor­tu­na lec­ción para el Go­bierno, que sin im­por­tar­le lo su­ce­di­do, le dio vía li­bre a la men­ti­ra para que se ha­ga car­go de na­da me­nos que el cen­tro don­de se guar­da­rán to­dos los tes­ti­mo­nios, do­cu­men­tos e his­to­ria de la gue­rra.

Breve y opor­tu­na lec­ción para el Go­bierno, que sin im­por­tar­le lo su­ce­di­do, le dio vía li­bre a la men­ti­ra para que se ha­ga car­go de na­da me­nos que el cen­tro don­de se guar­da­rán to­dos los tes­ti­mo­nios, do­cu­men­tos e his­to­ria de la gue­rra.

Ano­che, lue­go de la po­lé­mi­ca desata­da, Vi­cen­te To­rri­jos de­cli­nó a su de­sig­na­ción co­mo di­rec­tor del Cen­tro Nacional de Me­mo­ria His­tó­ri­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.