LA ASO­CIA­CIÓN IN­DÍ­GE­NA QUE LE APUES­TA A LA ‘PLAN­TA QUE SA­NA’

40,5 to­ne­la­das es el cu­po de Co­lom­bia.

La Opinión - - Portada - DANIEL VILLÁN daniel.vi­[email protected]­pi­nion.com.co Fo­tos AL­FRE­DO ES­TÉ­VEZ

To­rres Goez, de la et­nia em­be­ra ka­tío, to­mó la de­ci­sión de in­ves­ti­gar y pro­du­cir pro­duc­tos me­di­ci­na­les de­ri­va­dos de la plan­ta can­na­bis y to­dos los de­ri­va­dos ma­nu­fac­tu­ra­dos que se crean con el cá­ña­mo industrial. Ade­más, se ges­tio­nó la pri­me­ra li­cen­cia de cul­ti­vo y pa­ra sus pro­duc­tos me­di­ci­na­les y tex­ti­les.

El mer­ca­do del can­na­bis me­di­ci­nal em­pie­za a afian­zar­se en Co­lom­bia. En el de­par­ta­men­to, una aso­cia­ción in­dí­ge­na to­mó la vo­ce­ría, ges­tio­nan­do la pri­me­ra li­cen­cia de cul­ti­vo y pa­ra sus pro­duc­tos me­di­ci­na­les y tex­ti­les con cá­ña­mo industrial.

Ha­ce cua­tro años, Nel­son To­rres Goez, de la et­nia Em­be­rá ka­tío, to­mó la de­ci­sión de in­ves­ti­gar y pro­du­cir pro­duc­tos me­di­ci­na­les de­ri­va­dos de la plan­ta can­na­bis y to­dos los de­ri­va­dos ma­nu­fac­tu­ra­dos que se crean con el cá­ña­mo industrial. Es­te fue el pri­mer paso pa­ra crear la Aso­cia­ción in­dí­ge­na Am­ben­ga­pa de Co­lom­bia, cu­yo plan pi­lo­to pa­ra en­trar en la in­dus­tria can­na­bi­ca na­cio­nal es desa­rro­lla­do en Nor­te de San­tan­der.

To­rres re­sal­tó los be­ne­fi­cios me­di­ci­na­les cien­tí­fi­ca­men­te com­pro­ba­dos que tie­ne la plan­ta, y son re­co­no­ci­dos en paí­ses co­mo Israel, Canadá y Es­ta­dos Uni­dos. Se­gún el lí­der la aso­cia­ción, la re­si­na que se ex­trae de la flor del can­na­bis, sir­ve pa­ra tra­tar en­fer­me­da­des cró­ni­cas, de­ge­ne­ra­ti­vas y ter­mi­na­les, tu­mo­res can­ce­rí­ge­nos, sida, dia­be­tes, alz­héi­mer, epi­lep­sia, pár­kin­son, mi­gra­ñas, pro­ble­mas del co­lon, ar­tri­tis, en­tre otras.

His­tó­ri­ca­men­te la plan­ta tie­ne un va­lor an­ces­tral pa­ra di­ver­sas et­nias in­dí­ge­nas en el país. To­rres in­di­có que en Co­lom­bia el can­na­bis “es tra­di­cio­nal” y los abue­los de su pue­blo con­ta­ban que en el te­rri­to­rio na­cio­nal “hay se­mi­llas des­de ha­ce 500 años”.

En el de­par­ta­men­to es­tá ubi­ca­do el vi­ve­ro ex­pe­ri­men­tal de la aso­cia­ción, en el co­rre­gi­mien­to de Sa­mo­ré, mu­ni­ci­pio de To­le­do, y cuen­ta con 5.000 plan­tas tra­ba­ja­das por el ca­bil­do de la et­nia Uwa en el res­guar­do Se­go­via.

Ro­bin­son Agua­blan­ca, vi­ce­pre­si­den­te de la aso­cia­ción y re­pre­sen­tan­te del pue­blo Uwa, di­jo que ha­ce dos años em­pe­za­ron a cul­ti­var la plan­ta en el res­guar­do; la vi­sión em­pre­sa­rial e industrial del pro­yec­to los im­pul­só a en­trar en el ne­go­cio y ya se ge­ne­ra­ron 20 em­pleos pa­ra los miem­bros de es­ta co­mu­ni­dad.

La Ley 21 de 1991 apro­bó en Co­lom­bia las nor­mas so­bre pue­blos in­dí­ge­nas y tri­ba­les adop­ta­das en la 76° reunión de la Conferencia Ge­ne­ral de la Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal del Tra­ba­jo (OIT), rea­li­za­da en Gi­ne­bra (Sui­za) en 1989. Con es­ta nor­ma­ti­va el Es­ta­do co­lom­biano re­co­no­ce que los va­lo­res y prác­ti­cas so­cia­les, cul­tu­ra­les, re­li­gio­sas y es­pi­ri­tua­les de di­chos pue­blos de­ben ser res­pe­ta­dos.

Con la sen­ten­cia 882 de 2011 la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal re­co­no­ce que los pue­blos in­dí­ge­nas pue­den em­plear y pro­du­cir sus me­di­ci­nas tra­di­cio­na­les, ta­les co­mo el can­na­bis. Por eso, en To­le­do, el res­guar­do, aún sin la li­cen­cia de cul­ti­vo me­di­ci­nal, ade­lan­ta una in­ves­ti­ga­ción mé­di­ca de la que ya han na­ci­do pro­duc­tos co­mo acei­tes de re­si­na, cre­mas, go­tas e in­fu­sio­nes.

Co­lom­bia en­tró en el foco de los in­ver­sio­nis­tas ca­na­dien­ses, país que el año pa­sa­do le­ga­li­zó el con­su­mo de can­na­bis, por ser el lu­gar de La­ti­noa­mé­ri­ca con ma­yor po­ten­cial pa­ra desa­rro­llar el can­na­bis me­di­ci­nal. Las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas que per­mi­ten cul­ti­var to­do el año, así co­mo la di­ver­si­dad de los sue­los y pi­sos tér­mi­cos, son las ca­rac­te­rís­ti­cas que vol­ve­rían al país el lí­der de es­ta in­dus­tria a ni­vel mun­dial.

En el país se han en­tre­ga­do 230 li­cen­cias de cul­ti­vo, di­vi­di­das en 84 pa­ra cul­ti­vo no psi­coac­ti­vo, 71 pa­ra trans­for­ma­ción de pro­duc­tos de­ri­va­dos, 57 pa­ra cul­ti­vo psi­coac­ti­vo y 18 pa­ra se­mi­llas pa­ra siem­bra.

Se­gún las pro­yec­cio­nes del Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia, en Co­lom­bia se pue­de pro­du­cir el 44% de la de­man­da de ma­rihua­na pa­ra uso me­di­ci­nal a ni­vel mun­dial. Por eso, en enero de 2018 la Jun­ta pa­ra la Fis­ca­li­za­ción de Estupefacientes de la Or­ga­ni­za­ción de Na­cio­nes Uni­das (ONU) le otor­gó un cu­po de 40,5 to­ne­la­das al país, ma­yor que el de paí­ses co­mo Es­ta­dos Uni­dos y Canadá, cu­yos mer­ca­dos y le­gis­la­ción es­tán más avan­za­dos.

La aso­cia­ción Am­ben­ga­pa de Co­lom­bia re­gis­tró en el Ins­ti­tu­to Co­lom­biano Agro­pe­cua­rio (ICA) 10 va­rie­da­des de se­mi­llas. Es­te pro­ce­so, que tie­ne un cos­to de 1.718.292 pesos por ca­da va­rie­dad, es el pri­mer paso pa­ra la cons­truc­ción de la in­dus­tria de pro­duc­tos mé­di­cos del can­na­bis y el cá­ña­mo industrial, por­que ase­gu­ra que la em­pre­sa pue­da cul­ti­var es­tas es­pe­cies de plan­tas de ma­ne­ra le­gal.

En el de­par­ta­men­to se cul­ti­va la va­rie­dad sa­ti­va her­bá­cea, “es­ta plan­ta se aco­pla a cli­mas me­dios y cá­li­dos, ade­más per­mi­te un buen ma­ne­jo de la fi­bra que pro­du­ce el ta­llo de la plan­ta”, ex­pli­có To­rres.

La aso­cia­ción Am­ben­ga­pa se ex­pan­de a los de­par­ta­men­tos del Cau­ca, Mag­da­le­na y Ce­sar; los nom­bres de las va­rie­da­des ins­cri­tas por la aso­cia­ción que se pro­du­cen en esos de­par­ta­men­tos son ‘crio­lli­ta’, ‘pa­ti mo­ra­da’, ‘blan­ca ru­sia’, ‘pun­to rojo’, ‘ena­na’, ‘mo­na’, en­tre otros.

El can­na­bis me­di­ci­nal se ha ex­pan­di­do en 15 de­par­ta­men­tos, con Cun­di­na­mar­ca, An­tio­quia y el Cau­ca co­mo los lí­de­res con el ma­yor nú­me­ro de li­cen­cias de cul­ti­vo.

To­rres ase­gu­ró que des­de el ini­cio de­ci­die­ron no ven­der su ma­te­ria pri­ma a las mul­ti­na­cio­na­les que es­tán en­tran­do al mer­ca­do na­cio­nal, por­que a lar­go pla­zo quie­ren con­ver­tir­se en la em­pre­sa co­lom­bia­na e in­dí­ge­na lí­der de la in­dus­tria del can­na­bis me­di­ci­nal y el cá­ña­mo industrial.

TEX­TI­LES NA­TU­RA­LES

Pa­ra for­ta­le­cer la co­mer­cia­li­za­ción e in­dus­tria­li­za­ción de sus pro­duc­tos, la aso­cia­ción hi­zo un con­ve­nio con la Fun­da­ción Ho­ri­zon­te de Ju­ven­tud de Vi­lla del Ro­sa­rio, que li­de­ra Jhony Ci­fuen­tes.

El di­rec­tor de la fun­da­ción ex­pli­có que la unión en­tre am­bas or­ga­ni­za­cio­nes les per­mi­tió ga­nar en el Gran Desafío Na­ran­ja de inn­pul­sa y el Pro­gra­ma de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra el De­sa­rro­llo (Pnud), rea­li­za­do el año pa­sa­do en Cú­cu­ta.

El pro­yec­to fue re­sal­ta­do por apun­tar­le a la ge­ne­ra­ción de em­pleo en Vi­lla del Ro­sa­rio y To­le­do, re­ci­bió un re­co­no­ci­mien­to de am­bas en­ti­da­des, así co­mo un apo­yo mo­ne­ta­rio y un acom­pa­ña­mien­to de 10 me­ses al pro­ce­so pro­duc­ti­vo. Es­te tra­ba­jo cul­mi­na­rá con un prés­ta­mo re­em­bol­sa­ble que uti­li­za­rán pa­ra for­ta­le­cer la in­dus­tria­li­za­ción y co­mer­cia­li­za­ción de la em­pre­sa.

La fun­da­ción bus­ca que con­tra­ban­dis­tas de com­bus­ti­ble sean quie­nes in­gre­sen a la fá­bri­ca de cá­ña­mo industrial. “En es­te mo­men­to hay 15 per­so­nas del mu­ni­ci­pio fa­vo­re­cién­do­se del pro­ce­so de la em­pre­sa”, in­di­có Ci­fuen­tes.

To­rres re­sal­tó la ca­li­dad de los pro­duc­tos tex­ti­les que ha­cen con el cá­ña­mo industrial; la fi­bra que na­ce de los ta­llos de la plan­ta sir­ve pa­ra pro­du­cir cal­za­do, ca­mi­sas, blu­yi­nes, bu­zos, car­te­ras. Así co­mo ar­te­sa­nías, ma­ni­llas y co­lla­res que uti­li­zan otros ma­te­ria­les na­tu­ra­les co­mo las se­mi­llas.

Los em­pren­de­do­res han he­cho acer­ca­mien­tos con gran­des em­pre­sas de tex­ti­les pa­ra dar­les a co­no­cer sus pro­duc­tos, con el ob­je­ti­vo de ir abrien­do el mer­ca­do na­cio­nal y em­pe­zar a ves­tir a Co­lom­bia con fi­bra de cá­ña­mo.

La aso­cia­ción y la fun­da­ción tam­bién bus­can de­rrum­bar los es­tig­mas que exis­ten so­bre el can­na­bis, es­pe­cial­men­te en su uso me­di­ci­nal. Ci­fuen­tes ma­ni­fes­tó que pa­ra con­quis­tar el mer­ca­do lo­cal, bus­ca­rán rea­li­zar con­ve­nios con em­pre­sas pri­va­das e in­ver­sio­nis­tas que quie­ran apos­tar en el po­ten­cial de es­te mer­ca­do.

“Hay mu­chas per­so­nas que ven el can­na­bis me­di­ci­nal co­mo yer­ba­te­ros, eso se es­tá tra­ba­jan­do pa­ra que vean que es un pro­duc­to ren­ta­ble, co­mer­cial y con com­pe­ti­ti­vi­dad; se le es­tá dan­do el real­ce por­que la gen­te aún no sa­be qué es y pa­ra qué sir­ve el can­na­bis”, agre­gó Ci­fuen­tes.

MER­CA­DO EN CRE­CI­MIEN­TO

La aso­cia­ción Am­ben­ga­pa es­tá ges­tio­nan­do la li­cen­cia de cul­ti­vo con el Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia, al ob­te­ner­la se­rán los pio­ne­ros del can­na­bis me­di­ci­nal en Nor­te de San­tan­der, uno de los de­par­ta­men­tos don­de aún no hay cul­ti­vos gran­des de la plan­ta.

La en­tra­da de mul­ti­na­cio­na­les pre­sen­ta un re­to pa­ra las em­pre­sas na­cio­na­les, sin em­bar­go, To­rres di­jo que las va­rie­da­des del país son “úni­cas” y que con las li­cen­cias pa­ra ex­por­ta­ción que da el Mi­nis­te­rio de Co­mer­cio, In­dus­tria y Tu­ris­mo, apun­ta­rán a ven­der sus pro­duc­tos tex­ti­les y cos­mé­ti­cos al ex­tran­je­ro.

“El plan pi­lo­to de la aso­cia­ción in­dí­ge­na Am­ben­ga­pa lo pu­si­mos en mar­cha en Nor­te de San­tan­der y con­fia­mos en los ha­bi­tan­tes de es­ta re­gión pa­ra apro­ve­char y for­ta­le­cer es­ta nue­va in­dus­tria agrí­co­la”, ase­gu­ró To­rres.

El lí­der de la aso­cia­ción y su equi­po de tra­ba­jo han pues­to la pri­me­ra pie­dra pa­ra la in­dus­tria can­na­bi­ca en la re­gión; ‘la plan­ta que sa­na’ lle­ga con la meta de cu­rar los ma­les de la ador­me­ci­da eco­no­mía nor­te­san­tan­de­rea­na.

JHONY CI­FUEN­TES y Ro­bin­son Agua­blan­ca coor­di­nan la fá­bri­ca de tex­ti­les y el vi­ve­ro ubi­ca­dos en el de­par­ta­men­to.

NEL­SON TO­RRES GOEZ es el re­pre­sen­tan­te le­gal y lí­der de la aso­cia­ción Am­ben­ga­pa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.