No hay au­to­ri­za­ción pa­ra abrir tem­plos

La Opinión - - Portada -

En Pam­plo­na, los fe­li­gre­ses han pe­di­do que se au­to­ri­ce la reapertura de las igle­sias pa­ra que la gen­te va­ya a orar, con­ser­van­do las me­di­das de bio­se­gu­ri­dad y los dis­tan­cia­mien­tos.

Sin em­bar­go, el ar­zo­bis­po de Nue­va Pam­plo­na, Jor­ge Al­ber­to Os­sa Soto con­fir­mó que to­da­vía no es­tá pre­vis­to abrir los tem­plos ca­tó­li­cos.

El pre­la­do ad­vir­tió que por el mo­men­to to­da­vía no es fac­ti­ble ofi­ciar la eu­ca­ris­tía con la pre­sen­cia de los fie­les, aca­tan­do las me­di­das to­ma­das por el Go­bierno Na­cio­nal.

En Nor­te de San­tan­der co­mo en Co­lom­bia nin­gu­na igle­sia es­tá en fun­cio­na­mien­to co­mo con­se­cuen­cia de la pan­de­mia de la COVID-19.

El ar­zo­bis­po de Nue­va Pam­plo­na, Jor­ge Al­ber­to Os­sa Soto con­fir­mó que to­da­vía no es­tá pre­vis­to abrir los tem­plos ca­tó­li­cos ni ofi­ciar la eu­ca­ris­tía con la pre­sen­cia de los fie­les.

Las pri­me­ras me­di­das, aca­tan­do las dis­po­si­cio­nes del go­bierno na­cio­nal pa­ra pre­ve­nir el con­ta­gio con co­ro­na­vi­rus, las to­mó la Igle­sia Ca­tó­li­ca al sus­pen­der las pro­ce­sio­nes y de­más ac­tos con­cer­nien­tes a la Se­ma­na San­ta. Des­pués, al de­cla­rar­se el ais­la­mien­to obli­ga­to­rio en el país, se ce­rra­ron los tem­plos en los 18 mu­ni­ci­pios de la ju­ris­dic­ción ecle­siás­ti­ca, co­mo me­di­das pre­ven­ti­vas pa­ra en­fren­tar la COVID-19.

“No­so­tros he­mos si­do res­pe­tuo­sos y lo se­gui­re­mos sien­do de las dis­po­si­cio­nes del go­bierno; te­ne­mos que dar ejem­plo y sa­be­mos que la vi­da es un don su­pe­rior por ex­ce­len­cia por lo tan­to la de­be­mos cui­dar”, pre­ci­só el je­rar­ca ca­tó­li­co.

Mon­se­ñor Os­sa Soto, so­bre cuán­do es­ta­rían dis­pues­tos a abrir las pa­rro­quias pa­ra los ofi­cios re­li­gio­sos, in­di­có que es­tán es­pe­ran­do de la au­to­ri­za­ción que pue­da dar la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca. “Es­pe­ra­mos que no tar­den mu­cho. En otros paí­ses que han vi­vi­do si­tua­cio­nes di­fí­ci­les ya se es­tán abrien­do los tem­plos, uti­li­zan­do las de­bi­das pre­cau­cio­nes”, ma­ni­fes­tó.

En torno a la re­fle­xión de lo que ha sig­ni­fi­ca­do la si­tua­ción ge­ne­ra­da por la pan­de­mia, el Ar­zo­bis­po sos­tu­vo que la con­vi­ven­cia so­cial le de­be per­mi­tir al hombre vi­vir una vi­da ba­sa­da en la fe y a pun­ta de reali­da­des su­pe­rio­res.

So­bre có­mo se co­mu­ni­ca con los sa­cer­do­tes, re­li­gio­sas y de­más fi­les ca­tó­li­cos di­jo que, por te­lé­fono, men­sa­jes gra­ba­dos, car­tas y tam­bién en con­tac­to di­rec­to por vi­deo­con­fe­ren­cias. En torno al uso de las tec­no­lo­gías de las co­mu­ni­ca­cio­nes con­si­de­ra que es al­go su­ple­to­rio; pe­ro que el ser hu­mano ne­ce­si­ta del en­cuen­tro o con­tac­to di­rec­to, por­que es lo que real­men­te lo ha­ce ser per­so­na.

“Nos ha­ce mu­cha fal­ta los fie­les, por­que la fe es co­mu­ni­ta­ria y se de­be ce­le­brar pre­sen­cial­men­te”, afir­mó. El Ar­zo­bis­po es­pe­ra que la pan­de­mia pa­se lo más pron­to po­si­ble pa­ra re­to­mar sus ac­ti­vi­da­des dia­rias.

En­tre ellas el ha­cer pre­sen­cia en las pa­rro­quias de la ju­ris­dic­ción, te­ner con­tac­to con los fie­les ca­tó­li­cos y vi­si­tar a los más ne­ce­si­ta­dos.

LA AR­QUI­DIÓ­CE­SIS ES­TÁ es­pe­ran­do que el Go­bierno or­de­ne abrir los tem­plos ca­tó­li­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.