El sus­pen­di­do per­so­ne­ro se­rá re­em­pla­za­do por Ser­gio Ro­drí­guez

La Opinión - - Portada -

El se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la Per­so­ne­ría de Cú­cu­ta y coor­di­na­dor de Con­trol In­terno, Ser­gio En­ri­que Ro­drí­guez Pan­ta­león, el mis­mo que el 29 de fe­bre­ro se ne­gó a asu­mir la en­ti­dad de ma­ne­ra tran­si­to­ria, se­rá el en­car­ga­do de re­em­pla­zar a Mar­tín Eduar­do He­rre­ra León, sus­pen­di­do por la Pro­cu­ra­du­ría.

La de­ci­sión fue to­ma­da ano­che du­ran­te la ple­na­ria del Con­ce­jo, con 17 vo­tos a fa­vor y uno so­lo en con­tra, lue­go de co­no­cer­se la or­den de la Pro­cu­ra­du­ría Se­gun­da De­le­ga­da pa­ra la Con­tra­ta­ción Es­ta­tal de ci­tar a jui­cio dis­ci­pli­na­rio al fun­cio­na­rio.

A He­rre­ra León le re­pro­chan que, al pa­re­cer, se en­cuen­tra in­cur­so en una cau­sal de in­com­pa­ti­bi­li­dad y no po­día asu­mir el en­car­go, to­da vez que ejer­ció co­mo per­so­ne­ro en pro­pie­dad du­ran­te el pe­rio­do an­te­rior, es de­cir, en­tre 2016 y 2020.

Los sie­te con­ce­ja­les que en su mo­men­to in­sis­tie­ron en que la cor­po­ra­ción mu­ni­ci­pal no po­día ele­gir a Mar­tín Eduar­do He­rre­ra León co­mo per­so­ne­ro tran­si­to­rio de la ciu­dad, pero que fi­nal­men­te fue­ron ven­ci­dos por el blo­que ma­yo­ri­ta­rio, ter­mi­na­ron te­nien­do la ra­zón.

La Pro­cu­ra­du­ría Se­gun­da De­le­ga­da pa­ra la Con­tra­ta­ción Es­ta­tal ci­tó a jui­cio dis­ci­pli­na­rio al fun­cio­na­rio y lo sus­pen­dió du­ran­te tres meses del car­go que ve­nía ocu­pan­do des­de el pri­me­ro de mar­zo pa­sa­do, al con­si­de­rar que He­rre­ra, al pa­re­cer, se en­cuen­tra in­cur­so en una cau­sal de in­com­pa­ti­bi­li­dad y en ese sen­ti­do no po­día es­tar al fren­te de la en­ti­dad que pre­si­dió ofi­cial­men­te du­ran­te el pe­rio­do 2016-2020.

Y es que tal y co­mo lo plan­tea­ron los cor­po­ra­dos aquel 29 de fe­bre­ro, día en que se de­fi­nió el en­car­go del per­so­ne­ro, el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co con­fir­mó que una vez ter­mi­na­do su pe­rio­do le­gal de cua­tro años, el Con­ce­jo no po­día su­plir de ma­ne­ra tem­po­ral la va­can­cia ge­ne­ra­da con es­te mis­mo ex­ser­vi­dor pú­bli­co, sino que lo te­nía que ha­cer con el fun­cio­na­rio que le se­guía en je­rar­quía y que reunía las ca­li­da­des pa­ra ser per­so­ne­ro, si­tua­ción que no ocu­rrió.

“En ese mo­men­to, y co­mo hoy nos da la ra­zón la Pro­cu­ra­du­ría, no se ajus­ta­ba a la ley y a la Cons­ti­tu­ción ese en­car­go, pues el doctor Mar­tín ya ha­bía con­clui­do su pe­rio­do, el cual ten­dría que adop­tar­se por par­te del Con­ce­jo Mu­ni­ci­pal, y se de­bía era en­car­gar a uno de los fun­cio­na­rios de la Per­so­ne­ría”, se­ña­ló el con­ce­jal Car­los Due­ñas, del Cen­tro De­mo­crá­ti­co.

Su com­pa­ñe­ro de ban­ca­da, Ál­va­ro Raad, coin­ci­dió en que la de­ci­sión que se co­no­ció ayer por par­te del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co ya se veía ve­nir, pues se hi­cie­ron to­das las ad­ver­ten­cias del ca­so, te­nien­do en cuen­ta que “re­sul­ta­ba iló­gi­co que un per­so­ne­ro sa­lien­te pu­die­ra en­car­gar­se a sí mis­mo”.

Pa­ra Due­ñas, es ne­ce­sa­rio que a par­tir de lo que ha ocu­rri­do, el Con­ce­jo lo­gre un

con­sen­so ab­so­lu­to y se pue­da to­mar una nue­va de­ci­sión fren­te a la Per­so­ne­ría, ajus­ta­da a la ley, y de es­ta for­ma dar­les una se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca a los cu­cu­te­ños so­bre es­ta im­por­tan­te en­ti­dad.

Los di­ri­gen­tes del Cen­tro De­mo­crá­ti­co di­je­ron que es ur­gen­te tam­bién que el pro­ce­so me­dian­te el cual se bus­ca ele­gir al per­so­ne­ro de Cú­cu­ta pa­ra el pe­rio­do 20202024 pue­da se­guir su cur­so y de­fi­nir­se de una vez por to­das.

“Es me­nes­ter que ten­ga­mos un per­so­ne­ro pa­ra la ciu­dad y que ya no ha­ya más en­car­gos. Hay que dar­le trá­mi­te al con­cur­so que se ve­nía dan­do y que que­dó sus­pen­di­do por ac­cio­nes ju­di­cia­les”, plan­teó Raad.

Otro in­te­gran­te del blo­que mi­no­ri­ta­rio del Con­ce­jo, el re­pre­sen­tan­te de la Alian­za Ver­de, Ed­ward Va­rón, re­pro­chó el hecho de que se ha­ya lle­va­do a ca­bo una elec­ción de ma­ne­ra irre­gu­lar y di­jo que hoy la ciu­dad es­tá vien­do el da­ño co­la­te­ral de esas de­ci­sio­nes desa­cer­ta­das por par­te de la cor­po­ra­ción.

“Se afec­ta la ad­mi­nis­tra­ción de la ciu­dad y los ciu­da­da­nos al no te­ner quién de­fien­da sus de­re­chos fun­da­men­ta­les. Los con­ce­ja­les que vo­ta­ron ‘sí’ por re­ele­gir al per­so­ne­ro del pe­rio­do an­te­rior se ex­tra­li­mi­ta­ron en sus fun­cio­nes, to­da vez que la Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de

la Na­ción ad­vir­tió que no era via­ble re­ele­gir al per­so­ne­ro sa­lien­te”, se­ña­ló el di­ri­gen­te.

Ano­che, al cie­rre de es­ta edi­ción, se co­no­ció que el Con­ce­jo eli­gió al se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la Per­so­ne­ría y coor­di­na­dor de Con­trol In­terno, Ser­gio En­ri­que Ro­drí­guez Pan­ta­león, co­mo el su­ce­sor de He­rre­ra.

Va­rón fue el úni­co que le dio su vo­to ne­ga­ti­vo al fun­cio­na­rio, quien en fe­bre­ro se ne­gó a asu­mir el en­car­go, pues di­jo que es­to eso se­ría pre­miar­lo.

LO QUE EN­CON­TRÓ LA PRO­CU­RA­DU­RÍA

La de­ci­sión que hoy de­ja por fue­ra de la Per­so­ne­ría Mu­ni­ci­pal, de ma­ne­ra tem­po­ral, a Mar­tín He­rre­ra, de­ri­va de la in­da­ga­ción pre­li­mi­nar que fue abier­ta en mar­zo pa­sa­do con­tra la me­sa di­rec­ti­va del Con­ce­jo de Cú­cu­ta, por las pre­sun­tas irre­gu­la­ri­da­des en la de­sig­na­ción per­so­ne­ro tran­si­to­rio. (ver re­cua­dro Los pro­ce­sos).

El 24 de ju­nio, la pro­cu­ra­do­ra de­le­ga­da, Glo­ria Ya­net Quin­te­ro Mon­to­ya, de­ci­dió vin­cu­lar al fun­cio­na­rio al pro­ce­so dis­ci­pli­na­rio y ade­lan­tar­le un pro­ce­di­mien­to ver­bal.

Se­gún se pue­de leer en el au­to que ci­ta a jui­cio dis­ci­pli­na­rio al per­so­ne­ro y or­de­na su sus­pen­sión por tres meses, He­rre­ra León en­tre­gó una de­cla­ra­ción ba­jo ju­ra­men­to en la cual con­sig­nó que no se en­con­tra­ba in­cur­so en nin­gu­na de las cau­sa­les de in­com­pa­ti­bi­li­dad que es­ta­ble­ce la Ley pa­ra ejer­cer el car­go que ve­nía ocu­pan­do.

“(…) a Mar­tín Eduar­do He­rre­ra León le asis­tía el de­ber de ad­ver­tir a la cor­po­ra­ción pú­bli­ca so­bre la exis­ten­cia de cual­quier hecho o cir­cuns­tan­cia que im­pli­ca­ra una in­com­pa­ti­bi­li­dad pa­ra ejer­cer el car­go de per­so­ne­ro Mu­ni­ci­pal Tran­si­to­rio”, ma­ni­fes­tó la pro­cu­ra­do­ra.

La de­le­ga­da del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co se­ña­ló que el fun­cio­na­rio ha­bría des­aten­di­do “el de­ber ob­je­ti­vo de cui­da­do” cuan­do, al pa­re­cer, vio­ló, de ma­ne­ra ma­ni­fies­ta la ley, “al ac­tuar des­de el pri­me­ro de mar­zo y has­ta la fe­cha co­mo re­pre­sen­tan­te del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, a pe­sar de que, al pa­re­cer, se en­cuen­tra in­cur­so en una cau­sal de in­com­pa­ti­bi­li­dad”.

“No pa­sa por al­to es­ta ins­tan­cia que los em­plea­dos pú­bli­cos no pue­den ejer­cer car­gos o fun­cio­nes pa­ra los cua­les son de­sig­na­dos en­con­trán­do­se in­cur­sos en cau­sal de in­com­pa­ti­bi­li­dad, pues se apar­tan del prin­ci­pio de mo­ra­li­dad-le­ga­li­dad que ri­ge el Es­ta­do”, se pue­de leer en uno de los apar­tes del do­cu­men­to.

Allí se ex­pli­ca que, más allá de que el su­yo fue­ra un nom­bra­mien­to tran­si­to­rio, con la elec­ción por par­te del Con­ce­jo se dio una vin­cu­la­ción nue­va. “No se tra­ta­ba de una re­elec­ción, y me­nos de una con­ti­nui­dad en el ejer­ci­cio del car­go que ve­nía desem­pe­ñan­do, to­da vez que, se reite­ra, el em­pleo de per­so­ne­ro mu­ni­ci­pal es de pe­río­do fi­jo y en su ca­so cul­mi­nó la re­la­ción la­bo­ral con la Per­so­ne­ría Mu­ni­ci­pal de Cú­cu­ta el 29 de fe­bre­ro de 2020”.

“El ca­so del doctor He­rre­ra León ha­ce par­te del uni­ver­so de ciu­da­da­nos par­ti­cu­la­res a quie­nes les asis­te el de­re­cho de as­pi­rar, siem­pre y cuan­do cum­plie­ra con los pa­rá­me­tros le­ga­les, que en su ca­so lo ex­clu­yen, al ha­ber ocu­pa­do el car­go du­ran­te el pe­río­do ins­ti­tu­cio­nal 2016- 2020, lo cual, al pa­re­cer, lo ubi­ca en la in­com­pa­ti­bi­li­dad pre­vis­ta en el li­te­ral a) del ar­tícu­lo 175 de la Ley 136 de 1994, por 12 meses, se­gún lo dis­po­ne el ar­tícu­lo 51 de la Ley 617 de 2020”, ar­gu­men­tó la pro­cu­ra­do­ra Quin­te­ro Mon­to­ya.

Pa­ra la de­le­ga­da, la con­duc­ta de He­rre­ra im­pli­ca que su fal­ta sea con­si­de­ra­da co­mo gra­ví­si­ma, “por la vio­la­ción ma­ni­fies­ta de re­glas de obli­ga­to­rio cum­pli­mien­to”.

La Opinión in­ten­tó en re­pe­ti­das opor­tu­ni­da­des co­mu­ni­car­se con el sus­pen­di­do fun­cio­na­rio pa­ra co­no­cer su po­si­ción fren­te a la de­ci­sión to­ma­da en su con­tra, pero no res­pon­dió las lla­ma­das.

MAR­TÍN EDUAR­DO HE­RRE­RA LEÓN EJER­CIÓ co­mo per­so­ne­ro mu­ni­ci­pal du­ran­te el pe­rio­do 2016-2020 y el 29 de fe­bre­ro pa­sa­do fue ele­gi­do co­mo per­so­ne­ro tran­si­to­rio, por las ma­yo­rías del Con­ce­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.