El en­car­go en Pre­si­den­cia de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio no se­ría vá­li­do, di­ce la SIC

La Opinión - - Económica -

El nom­bra­mien­to de Ca­ro­li­na Her­nán­dez co­mo pre­si­den­ta Eje­cu­ti­va en­car­ga­da de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Cú­cu­ta an­te la re­cien­te des­ti­tu­ción de su an­te­rior pre­si­den­te, Héc­tor Je­sús San­tae­lla, no fue vá­li­do, de acuer­do con una no­ti­fi­ca­ción de la Su­pe­rin­ten­den­cia de Industria y Co­mer­cio (SIC) emi­ti­da con fe­cha 7 de ju­lio y co­no­ci­da por La Opi­nión.

En el do­cu­men­to fir­ma­do por Zul­ma Yo­li­ma Cár­de­nas Gó­mez, coor­di­na­do­ra del Gru­po de Vi­gi­lan­cia a las Cá­ma­ras de Co­mer­cio y a los Co­mer­cian­tes y di­ri­gi­do a Her­nán­dez, se afir­ma que “re­vi­sa­do el tex­to del Ac­ta No. 335 de la reunión de la Jun­ta Di­rec­ti­va ce­le­bra­da el 30 de ju­nio de 2020, ob­ser­va­mos que su de­sig­na­ción co­mo pre­si­den­te Eje­cu­ti­va (E), no cum­ple con los re­qui­si­tos es­ta­ble­ci­dos en la ley ni en sus es­ta­tu­tos, por cuan­to no se adop­tó co­mo la ma­yo­ría re­que­ri­da, ya que ne­ce­si­ta­ba 6 vo­tos a fa­vor, de los 9 miem­bros que in­te­gran la Jun­ta Di­rec­ti­va y so­lo ob­tu­vo 5 vo­tos”.

Es­ta afir­ma­ción tie­ne sus­ten­to en que, de acuer­do con el ar­tícu­lo 26 de los es­ta­tu­tos de la en­ti­dad ca­me­ral, la de­sig­na­ción del pre­si­den­te Eje­cu­ti­vo de­be­rá ha­cer­la la Jun­ta Di­rec­ti­va con el vo­to fa­vo­ra­ble de al me­nos las dos ter­ce­ras par­tes de sus miem­bros.

Se­gún se des­pren­de del con­cep­to de la Su­pe­rin­ten­den­cia, a Her­nán­dez la es­co­gie­ron so­lo con 5 vo­tos, cuan­do real­men­te ne­ce­si­ta­ba 6 pa­ra con­se­guir las dos ter­ce­ras par­tes ne­ce­sa­rias pa­ra que­dar en­car­ga­da.

En el do­cu­men­to de la Su­pe­rin­ten­den­cia tam­bién se men­cio­nan los car­gos que, se­gún la nor­ma­ti­vi­dad que ri­ge a la en­ti­dad, de­bie­ron te­ner­se en cuen­ta pa­ra re­em­pla­zar a San­tae­lla. “En ca­so de au­sen­cia per­ma­nen­te, tem­po­ral o ac­ci­den­tal del pre­si­den­te Eje­cu­ti­vo, la re­pre­sen­ta­ción le­gal es­ta­rá a car­go de uno o va­rios su­plen­tes ele­gi­do (s). Los car­gos que os­ten­ta­rán la ca­li­dad de su­plen­tes del pre­si­den­te Eje­cu­ti­vo son: Se­cre­ta­rio Ge­ne­ral, Gerente de For­ma­li­za­ción Em­pre­sa­rial, Gerente de Ser­vi­cios Em­pre­sa­ria­les, Gerente Ad­mi­nis­tra­ti­vo y Fi­nan­cie­ro, Gerente de Es­truc­tu­ra­ción y Ges­tión de Pro­yec­tos, Gerente de De­sa­rro­llo Es­tra­té­gi­co, Gerente de Com­pe­ti­ti­vi­dad y Gerente del Ob­ser­va­to­rio Eco­nó­mi­co”.

Ca­be re­cor­dar que la Jun­ta Di­rec­ti­va en la que se de­sig­nó a Her­nán­dez co­mo en­car­ga­da de la pre­si­den­cia eje­cu­ti­va de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Cú­cu­ta se ade­lan­tó el pa­sa­do 30 de ju­nio, tras co­no­cer­se una de­ci­sión de la Pro­cu­ra­du­ría Re­gio­nal de abrir in­ves­ti­ga­ción dis­ci­pli­na­ria y sus­pen­der al en­ton­ces pre­si­den­te eje­cu­ti­vo y a sie­te miem­bros prin­ci­pa­les de jun­ta, por pre­sun­tas irre­gu­la­ri­da­des ad­mi­nis­tra­ti­vas, fi­nan­cie­ras, la­bo­ra­les y pre­su­pues­ta­les, al ha­ber apro­ba­do el au­men­to del sa­la­rio de San­tae­lla, de 13 a 26 mi­llo­nes de pe­sos; otros de los pun­tos ex­pues­tos por el ór­gano de con­trol en su de­ci­sión, tie­ne que ver con la au­to­ri­za­ción que die­ron los miem­bros de la jun­ta sus­pen­di­dos, pa­ra au­men­tar el pre­su­pues­to de la en­ti­dad en 3 mil mi­llo­nes de pe­sos, ba­sa­dos so­lo en po­si­bles co­bros per­sua­si­vos a co­mer­cian­tes mo­ro­sos, en­tre otros te­mas.

Es­te dia­rio co­no­ció que des­de que Her­nán­dez asu­mió la pre­si­den­cia co­mo en­car­ga­da, se han efec­tua­do dos des­pi­dos en la en­ti­dad: el del di­rec­tor Ju­rí­di­co y el de la se­cre­ta­ria de Gobierno y Au­di­to­ría Cor­po­ra­ti­va, quien lle­va­ba 18 años la­bo­ran­do en la Cá­ma­ra, y cu­ya in­dem­ni­za­ción su­pera los $70 mi­llo­nes. En re­em­pla­zo del di­rec­tor ju­rí­di­co fue con­tra­ta­do Ser­gio Her­nan­do Cas­ti­llo Gal­vis, des­pe­di­do a fi­na­les de 2019 sin jus­ta cau­sa. Cas­ti­llo te­nía abier­to un pro­ce­so dis­ci­pli­na­rio en la en­ti­dad por un con­tra­to de soft­wa­re que fue in­ves­ti­ga­do por la Con­tra­lo­ría Ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca, y que en­con­tró mé­ri­tos pa­ra abrir un pro­ce­so de res­pon­sa­bi­li­dad fis­cal por di­cho con­tra­to.

Héc­tor Je­sús San­tae­lla

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.