Cel­ta, la he­re­de­ra de una pio­ne­ra y fa­bri­can­te de PVC

Mas Negocios - - SUMARIO - nil­son ro­mo men­do­za @nil­son­ro­mom

¿Qué com­pa­ñía pue­de con­tar que en 65 años de vi­da em­pre­sa­rial en el Atlán­ti­co in­no­vó des­de su ges­ta­ción, que se con­so­li­dó en una fir­ma fa­mi­liar, que creó una mar­ca de pres­ti­gio y en­tró al si­glo XXI ab­sor­bi­da por un gru­po in­ter­na­cio­nal? Esa or­ga­ni­za­ción es Cel­ta S.A.S., cu­ya fi­lo­so­fía es­tá so­por­ta­da en un em­pren­di­mien­to in­dus­trial de 1953 y que lo­gró el hi­to de ser la pri­me­ra fá­bri­ca en pro­du­cir tu­be­rías PVC en Co­lom­bia lue­go de 11 años en el mer­ca­do.

Y des­pués de cua­tro cam­bios de ra­zón so­cial en su his­to­ria, que co­men­zó en Ba­rran­qui­lla, Cel­ta re­afir­ma su pre­sen­te des­de So­le­dad (Atlán­ti­co), don­de es­tá su plan­ta de pro­duc­ción. La com­pa­ñía tie­ne el desafío de se­guir sien­do sos­te­ni­ble y com­pe­ti­ti­va, aho­ra con el res­pal­do de Me­xi­chems –gru­po em­pre­sa­rial me­xi­cano–, en­fo­ca­do en pro­veer al sec­tor de la cons­truc­ción y ma­yo­ris­tas fe­rre­te­ros. “No he­mos si­do aje­nos al di­fí­cil desem­pe­ño de la cons­truc­ción del país en 2018. Sin em­bar­go, es­pe­ra­mos al­can­zar al fi­na­li­zar el año un cre­ci­mien­to cer­cano del 5% y ja­lo­na­do en gran par­te por las in­ver­sio­nes en in­fra­es­truc­tu­ra”, di­jo Car­los Mar­tes, ge­ren­te co­mer­cial de Cel­ta S.A.S.

Des­de la con­cep­ción de la em­pre­sa, con sus fun­da­do­res: el fran­cés Ralph Levy y el grie­go Jack Mo­diano, el ADN se ma­ni­fes­tó en el pio­ne­ris­mo y la vi­sión de es­tos in­mi­gran­tes con raí­ces ju­días.

Le­vi y Mo­diano fue­ron pa­dres de R. Levy & Com­pa­ñía Lt­da. - Ma­nu­fac­tu­ras Ral­co y desa­rro­lla­ron en plás­ti­co cin­tu­ro­nes, bi­lle­te­ras, cin­tas, man­gue­ras pa­ra jar­dín, bol­sas y lá­mi­nas de ace­ta­to, en­tre otros, en un

en­torno in­dus­trial com­ple­jo.

Es­tu­dios del eco­no­mis­ta Adol­fo Mei­sel Ro­ca y las in­ves­ti­ga­cio­nes del his­to­ria­dor Jor­ge Vi­lla­lón, quie­nes ci­tan al tam­bién eco­no­mis­ta Jo­sé An­to­nio Ocam­po, mues­tran que a co­mien­zos de los años 50 Ba­rran­qui­lla ha­bía per­di­do su li­de­raz­go por­tua­rio –su­pe­ra­da por el Puer­to de Bue­na­ven­tu­ra– lo que la fre­nó en el im­pul­so de su vi­da co­mer­cial y la “in­ci­pien­te in­dus­tria­li­za­ción”.

Pa­ra 1953, el se­gun­do cen­so in­dus­trial ubi­có a Ba­rran­qui­lla co­mo la cuar­ta ciu­dad más gran­de del país, des­pués de ocu­par el ter­cer lu­gar en el pri­mer pa­drón de 1945.

El em­pren­di­mien­to de Le­vi y Mo­diano lo­gró vi­sio­nar que el fu­tu­ro de su ne­go­cio es­ta­ba en el desa­rro­llo del te­rri­to­rio y en dar va­lor con pro­duc­tos al sec­tor de la in­fra­es­truc­tu­ra. Y Co­lom­bia te­nía mu­cho que desa­rro­llar en obras. Atlán­ti­co, en­tre ocho de­par­ta­men­tos, ocu­pa­ba el cuar­to en vi­vien­das con pi­so de tie­rra (71,9%) y te­cho de pa­ja (77%), se­gún Berrv, Al­bert Ru­ral Po­verty in Twen­tieth Cen­tury Co­lom­bia, ci­ta­do por el Jour­nal of In­te­ra­me­ri­can and World Af­fairs. En mar­zo de 1953, La Pren­sa, pe­rió­di­co de Ba­rran­qui­lla, pu­bli­có los ob­je­ti­vos del Plan de Fo­men­to del Atlán­ti­co, pro­gra­ma que apun­ta­ba a “for­ta­le­cer la ba­se eco­nó­mi­ca y re­me­diar las ne­ce­si­da­des”. En­tre los ob­je­ti­vos del pro­gra­ma es­ta­ba que el por­cen­ta­je de vi­vien­das con ser­vi­cios de al­can­ta­ri­lla­do pa­sa­ría del 27% al 75%.

Levy y Mo­diano en­ten­die­ron el ne­go­cio des­de la di­ver­si­dad con el plás­ti­co, co­mo ma­te­ria pri­ma, pa­ra fa­bri­car tu­be­rías en PVC y se dio en 1968. “Al­go real­men­te in­no­va­dor en un mo­men­to en el que re­sul­ta­ba cos­to­so uti­li­zar tu­be­rías y ac­ce­so­rios me­tá­li­cos, se re­que­ría de una mano de obra ex­pe­ri­men­ta­da. Era más sen­ci­lla la ins­ta­la­ción de un tu­bo de PVC, por su pe­so, ac­ce­so­rios y fá­cil uso de sol­da­du­ras”, di­jo Car­los Mar­tes.

Es­te desa­rro­llo pro­fun­di­zó la es­pe­cia­li­za­ción y mo­ti­vó el cam­bio a la mar­ca Plás­ti­cos Ral­co en la dé­ca­da del 70, cuan­do fa­bri­ca­ron tu­be­rías y ac­ce­so­rios en PVC, que re­ci­bie­ron la cer­ti­fi­ca­ción de tres se­llos de ca­li­dad. Fue la pri­me­ra em­pre­sa na­cio­nal que al­can­zó es­te mé­ri­to, aña­dió Mar­tes.

El cre­ci­mien­to en la dé­ca­da del 80 fue vi­si­ble pa­ra la em­pre­sa fa­mi­liar con la aper­tu­ra de una plan­ta en la Vía 40 en Ba­rran­qui­lla. La ex­pan­sión le im­pu­so a la com­pa­ñía el re­to de au­men­tar la ca­li­dad de sus pro­duc­tos. Con las exi­gen­cias que plan­teó la aper­tu­ra eco­nó­mi­ca a la in­dus­tria na­cio­nal, en 1992 Ral­co ya ha­bía al­can­za­do 10 se­llos de ca­li­dad re­afir­man­do que po­día com­pe­tir con com­pa­ñías ex­tran­je­ras; ade­más, se mos­tra­ba co­mo una mar­ca só­li­da y has­ta so­li­da­ria en el apo­yo de ca­rre­ras atlé­ti­cas anua­les y el de­por­te.

La glo­ba­li­za­ción hi­zo atrac­ti­va a Ral­co pa­ra gran­des com­pa­ñías, lo que de­ri­vó en su ven­ta en 2003 (ver re­cua­dro), y Car­los Mar­tes des­ta­có que des­de la apa­ri­ción de Cel­ta en el mer­ca­do han lo­gra­do cre­cer en ven­tas jun­to a ma­yo­ris­tas y clien­tes más an­ti­guos, que na­cie­ron con Ral­co. “El ori­gen del nom­bre es­tá en los Cel­tas, un pue­blo gue­rre­ro co­mo la esen­cia de nues­tra mar­ca, dis­pues­ta a de­fen­der a sus alia­dos, los dis­tri­bui­do­res ma­yo­ris­tas, nues­tro ca­nal de co­mer­cia­li­za­ción ex­clu­si­vo. La se­gun­da ge­ne­ra­ción de mu­chos de nues­tros dis­tri­bui­do­res y fe­rre­te­rías es­tá pró­xi­ma a asu­mir los ne­go­cios; por eso los ca­pa­ci­ta­mos pa­ra ha­cer una opor­tu­na pla­nea­ción pa­tri­mo­nial fa­mi­liar”.

ma­rino díaz ca­ne­do Em­plea­do des­de ha­ce 36 años con Ral­co y Cel­ta. “Es­tu­ve en Cu­ba en 1996 ase­so­ran­do la ins­ta­la­ción de las pri­me­ras tu­be­rías PVC”.

Cor­te­sía

Car­los Mar­tes, ge­ren­te co­mer­cial de Cel­ta S.A.S.

Equi­po en plan­ta de al­ma­ce­na­mien­to de Cel­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.