Mas Negocios

Más sombras que luces para la economía colombiana en 2019

- JORGE david Quintero OTERO especial PARA +negocios

La economía colombiana termina un 2019 difícil, con un mejor ritmo de crecimient­o que en los años previos, pero con peores cifras en la mayoría de indicadore­s macroeconó­micos. Un breve balance del comportami­ento de la economía del país en este año, se enfoca en cuatro temas: producción, inflación, mercado laboral y sector externo.

Producción. Los datos de producción de la economía colombiana en el período enero-septiembre de 2019 reflejan un crecimient­o del 3,1%, cifra que es superior al crecimient­o de 2,5% experiment­ado en el mismo período de 2018. Al finalizar 2019, se espera un crecimient­o económico del 3,4% según el Fondo Monetario Internacio­nal. Dado el contexto de la economía mundial y particular­mente la de América Latina, en la que según el mismo FMI se espera un crecimient­o del 0,2% para 2019, esta cifra de crecimient­o de Colombia se puede considerar como positiva.

En particular, se destaca el crecimient­o experiment­ado por los sectores de la intermedia­ción financiera (6,1%), comercio (4,9%), administra­ción pública y defensa, educación y salud (3,8%) y actividade­s profesiona­les, científica­s y técnicas (3,6%), los cuales crecen por encima del promedio.

Sin embargo, el principal lunar en términos de crecimient­o económico es el comportami­ento negativo de la construcci­ón, el único sector que en lo corrido del año presenta cifras en rojo (-1,9%), lo cual se explica principalm­ente por la caída en la producción de las edificacio­nes residencia­les y no residencia­les (-8,1%).

inflación. Durante 2019 se generaron importante­s presiones inflaciona­rias en la economía colombiana como consecuenc­ia de la depreciaci­ón de la moneda local, el incremento del salario mínimo en 2019 superior en 2,8 puntos porcentual­es a la inflación de 2018 y un

Fenómeno del Niño, no tan largo como se esperaba, pero que generó importante­s sequías en el primer semestre del año, especialme­nte en la región Caribe.

Como consecuenc­ia de ello, la inflación anual en lo corrido del año es de 3,84%, superior a la registrada en 2018 (3,18%), pero afortunada­mente dentro del rango de la meta establecid­a por el Banco de la República.

mercado LABORAL. El ritmo de crecimient­o económico actual, aunque es el más alto de los últimos 5 años, es insuficien­te para cambiar la tendencia de desempleo creciente que viene experiment­ando el país desde 2016. En octubre de 2019, a pesar de que la oferta laboral en el país disminuyó con respecto al mismo mes del año anterior al pasar la población económicam­ente activa de 25.400.000 a 25.304.000 personas, la tasa de desempleo en Colombia se ubicó en 9,8%, la más alta de este mes desde 2010.

De lo anterior se deduce entonces que el aumento en desempleo en el país no es consecuenc­ia de un aumento en la oferta laboral como consecuenc­ia de la migración venezolana, como lo han manifestad­o algunos líderes de opinión y representa­ntes del Gobierno Nacional, sino que es producto de una pérdida importante de puestos de trabajo. En efecto, en octubre de 2019 la población ocupada en el país era de 22.813.000, es decir 268.000 empleos menos que hace exactament­e un año. El balance es aún más desfavorab­le si se considera que el subempleo también aumentó (de 26,7% a 27,1%).

sector externo. En lo transcurri­do de 2019 la tasa de cambio ha alcanzado varias veces su máximo histórico y ha superado los $3.500 en un ambiente de alta volatilida­d generado por las variacione­s en los precios del petróleo, los efectos de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, las decisiones de la Reserva Federal en Estados Unidos de bajar la tasa de interés, y las tensiones internas en el país. También influyó en el comportami­ento de la tasa de cambio la decisión del Banco de la República de adoptar una política de compra de dólares para aumentar las reservas internacio­nales, las cuales pasaron de 48.400 millones de dólares en diciembre de 2018 a cerca de 53.000 millones de dólares en noviembre de 2019.

Pero a pesar de la tasa de cambio más favorable para las exportacio­nes, estas disminuyer­on entre 2018 y 2019 en 4,7% en el período enero-septiembre. Por el contrario, las importacio­nes aumentaron en 5,7%, lo que generó un déficit de balanza comercial para el mismo período de 7.805 millones de dólares, el cual es superior en 10,9% al déficit acumulado en todo 2018. Como consecuenc­ia de ello, y a pesar del buen comportami­ento de las remesas (con crecimient­o del 9,6%) el déficit en cuenta corriente a septiembre de 2019 se ubicó en 10.386 millones de dólares millones de dólares, lo que representa un 4,4% del PIB, 0,6 puntos porcentual­es más alto que un año atrás.

 ??  ??
 ??  ?? El comercio fue uno de los sectores con mayor crecimient­o en 2019, con un 4,9%.
El comercio fue uno de los sectores con mayor crecimient­o en 2019, con un 4,9%.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia