¡ÉCHELE OJO A LA PRO­ME­SA DE COM­PRA­VEN­TA!

a la pro­me­sa de com­pra­ven­ta!

Metro a Metro - - Contenido -

La pro­me­sa de com­pra­ven­ta es un do­cu­men­to muy im­por­tan­te pa­ra com­prar o ven­der un in­mue­ble, es­te es el ini­cio de una ne­go­cia­ción y de­be ser fir­ma­do en una no­ta­ría, ade­más de te­ner es­pe­ci­fi­ca­cio­nes pro­pias del ne­go­cio que se pre­ten­de ha­cer. A con­ti­nua­ción, al­gu­nos con­se­jos pa­ra an­tes de fir­ma es­te do­cu­men­to.

Pri­me­ro ase­gú­re­se de que el in­mue­ble que va a ne­go­ciar cum­ple con lo que us­ted desea. Re­vi­se de­ta­lles co­mo el es­pa­cio, los pla­nos, in­clu­so, vea otros in­mue­bles si­mi­la­res pa­ra com­pa­rar pre­cios.

Si­guien­do la mis­ma lí­nea, la abo­ga­da in­mo­bi­lia­ria Pa­tri­cia Vi­lla­real nos in­di­ca los ele­men­tos que de­ben re­se­ñar­se en la pro­me­sa de com­pra­ven­ta, los cua­les de­ben ser dis­cu­ti­dos en­tre am­bas par­tes pa­ra evi­tar do­lo­res de ca­be­za.

Tam­bién

exis­te la po­si­bi­li­dad de que al­gu­na de las par­tes no cum­pla con lo pac­ta­do. Si es­te ca­so se da, re­cuer­de que tan­to us­ted co­mo el ven­de­dor me­re­ce un pa­go, es­te se de­bió pac­tar por me­dio de las arras con­fir­ma­to­rias y de re­trac­to, es­tas de­ben dia­lo­gar­se con la otra par­te an­tes de fir­mar el do­cu­men­to.

Re­cuer­de

que es per­ti­nen­te te­ner la ayu­da de un pro­fe­sio­nal en de­re­cho pa­ra re­dac­tar el do­cu­men­to, ade­más, un abo­ga­do po­drá ayu­dar­le con el es­tu­dio y la ve­ri­fi­ca­ción del tí­tu­lo de la vi­vien­da, así se po­drá te­ner certeza de que la per­so­na que es­tá ofer­tan­do es la pro­pie­ta­ria ti­tu­lar del in­mue­ble.

Por acla­rar,

la pro­me­sa de com­pra­ven­ta es un do­cu­men­to que se pue­de ha­cer es­tan­do en otra ciu­dad del país, no exis­te im­pe­di­men­to siem­pre y cuan­do exis­ta no­ta­ría en el lu­gar don­de se es­té.

Se­gún la ley, la es­cri­tu­ra pú­bli­ca tie­ne efec­to le­gal en to­do el te­rri­to­rio co­lom­biano, pe­ro es ne­ce­sa­rio que es­té re­gis­tra­da en la ofi­ci­na de ins­tru­men­tos pú­bli­cos de la ciu­dad de don­de per­te­ne­ce el in­mue­ble, tam­bién, el tiem­po pa­ra ha­cer es­te pro­ce­di­mien­to es de 60 a 90 días, se­gún el ti­po de vi­vien­da que desee ad­qui­rir.

Otro as­pec­to cla­ve al mo­men­to de ha­cer es­te ti­po de ne­go­cio, es el co­no­ci­mien­to pre­vio que se pue­da ad­qui­rir del ofer­tan­te, ta­les co­mo pro­ble­mas con la ley o con­di­cio­nes men­ta­les que ha­gan du­dar de la ve­ra­ci­dad de la in­for­ma­ción.

Pa­ra fi­na­li­zar, re­cuer­de que el ini­cio de to­do ne­go­cio es fun­da­men­tal pa­ra el desa­rro­llo óp­ti­mo del mis­mo y, en es­te ca­so, es ne­ce­sa­rio se­guir los con­se­jos pa­ra una ne­go­cia­ción exi­to­sa, a ve­ces la dis­po­si­ción an­te nues­tros sue­ños es nues­tro pri­mer pa­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.