Vehícu­los más se­gu­ros

Mi Nave - - INDICE -

Co­noz­ca las tec­no­lo­gías de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción que ayu­dan al con­duc­tor a dis­fru­tar de la con­duc­ción en un en­torno más se­gu­ro.

El desa­rro­llo cons­tan­te de la tec­no­lo­gía ha lle­va­do a un re­plan­tea­mien­to en la es­tra­te­gia de se­gu­ri­dad vehi­cu­lar a nivel mun­dial. En la ac­tua­li­dad, más que una es­tra­te­gia, se ha con­ver­ti­do en una po­lí­ti­ca ge­ne­ra­li­za­da con tan­ta fuer­za, que ha lle­va­do a las mar­cas a tra­ba­jar en pro de vehícu­los equi­pa­dos con tec­no­lo­gías de se­gu­ri­dad. Llantas, air­bags, fre­nos an­ti­blo­queo, son so­lo al­gu­nas de las re­gu­la­cio­nes mí­ni­mas de se­gu­ri­dad que al­gu­nos paí­ses, como Co­lom­bia, plan­tean o ya tie­nen pa­ra sus vehícu­los.

Los es­fuer­zos se ven re­fle­ja­dos en el modo en que al­gu­nas em­pre­sas han ve­ni­do co­mer­cia­li­zan­do sus nue­vos mo­de­los, con­vir­tien­do a la se­gu­ri­dad en una de las prio­ri­da­des y pi­la­res de ven­ta.

¿Cuá­les son los sis­te­mas de se­gu­ri­dad vehi­cu­lar?

Los sis­te­mas de se­gu­ri­dad ac­ti­va tie­nen la fun­ción de pre­ve­nir los cho­ques, me­dian­te ele­men­tos

como la di­rec­ción, fre­nos ABS y DSC, o el con­trol di­ná­mi­co de es­ta­bi­li­dad. Los sis­te­mas de se­gu­ri­dad pa­si­va ayu­dan a dis­mi­nuir la se­ve­ri­dad del im­pac­to pa­ra pro­te­ger, prin­ci­pal­men­te, a los ocu­pan­tes del vehícu­lo, di­si­pan­do la ener­gía.

Ade­más de las an­te­rio­res, la se­gu­ri­dad proac­ti­va va un pa­so más ade­lan­te: mo­ni­to­rea el en­torno y aler­ta al con­duc­tor so­bre po­si­bles ries­gos que pue­dan pre­sen­tar­se al con­du­cir. Re­pre­sen­ta un apo­yo pa­ra dis­mi­nuir las dis­trac­cio­nes y po­si­bles ac­ci­den­tes por­que ayu­da a re­co­no­cer pe­li­gros po­ten­cia­les en la vía e in­cor­po­ra tec­no­lo­gías pre-co­li­sión. Las fun­cio­nes que in­te­gran es­tos sis­te­mas han ido evo­lu­cio­nan­do. Ac­tual­men­te, in­clu­yen tec­no­lo­gías como ra­da­res, cá­ma­ras, sen­so­res ul­tra­so­ni­dos, aler­tas, en­tre otros.

Se­gún un es­tu­dio del Ins­ti­tu­to de Se­gu­ros pa­ra la Se­gu­ri­dad en las Ca­rre­te­ras IIHS en sus si­glas en in­glés, en Es­ta­dos Uni­dos, el sis­te­ma de mo­ni­to­reo de pun­to cie­go o aler­ta de cam­bio de ca­rril, una de las fun­cio­nes de la se­gu­ri­dad vehi­cu­lar, evi­tó más de 85 mil ac­ci­den­tes en el año 2015 en au­to­pis­tas nor­te­ame­ri­ca­nas. Esta fun­ción tam­bién ha si­do cla­ve en ciu­da­des so­bre­po­bla­das, de­bi­do a la pre­sen­cia de tan­tas mo­tos y vehícu­los en una dis­tan­cia tan cor­ta. El sis­te­ma no so­lo ha ayu­da­do a evi­tar y mi­ti­gar ac­ci­den­tes y el cos­to que es­to aca­rrea, tam­bién ha lo­gra­do dis­mi­nuir las con­se­cuen­cias de es­tos ac­ci­den­tes: las con­ges­tio­nes de trá­fi­co.

Por ejem­plo, la Asis­ten­cia de Per­ma­nen­cia en Ca­rril (LKA) de Maz­da, ad­vier­te al con­duc­tor con una alar­ma so­no­ra y una su­til co­rrec­ción en el vo­lan­te, en ca­so que el vehícu­lo pier­da de for­ma in­vo­lun­ta­ria la tra­yec­to­ria del ca­rril.

Los vehícu­los nue­vos que lle­gan al país es­tan equi­pa­dos con dos bol­sas de ai­re fron­ta­les.

El ob­je­ti­vo del air­bag, en aso­cio con el cin­tu­rón de se­gu­ri­dad, es evi­tar que el pa­sa­je­ro o con­duc­tor se gol­peen.

Con la nue­va nor­ma que exige air­bags y ABS obli­ga­to­rios en ca­rros nue­vos, en­sam­bla­do­res e im­por­ta­do­res ac­tua­li­zan sus mo­de­los.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.