Di­na Luz Par­do, di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de Aso­cen­tro

Miercoles - - Un ‘Break’ - Por Lo­rai­ne Obre­gón Do­na­do lo­rai­ne.obre­gon@el­he­ral­do.co Ins­ta­gram: @soy­lo­rai­neo

Ha­ce 17 años Di­na Luz Par­do es la di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de la Aso­cia­ción de Co­mer­cian­tes del Cen­tro de Ba­rran­quillla, Aso­cen­tro. Allí ase­gu­ra tra­ba­jar por te­mas co­mo es­pa­cio pú­bli­co, se­gu­ri­dad, me­dio am­bien­te, trans­por­tes y vías. Tam­bién pro­mue­ve un com­po­nen­te cul­tu­ral-aca­dé­mi­co, que tie­ne que ver con el desa­rro­llo de ta­lle­res so­bre me­mo­ria his­tó­ri­ca, en­tre otros te­mas.

P ¿Có­mo ve el Cen­tro de Ba­rran­qui­lla?

R Veo a la ciu­dad en un pro­ce­so de trans­for­ma­ción y de desa­rro­llo ur­bano. Sé que aún fal­ta mu­cho, so­bre to­do en el sec­tor del Cen­tro, pe­ro se vie­ne tra­ba­jan­do ar­dua­men­te con dis­tin­tas en­ti­da­des pa­ra que la gen­te se sien­ta se­gu­ra al mo­men­to de vi­si­tar­lo (...) hay que tra­ba­jar con mu­cha más fuer­za la par­te de los ven­de­do­res in­for­ma­les.

P ¿Qué ha­ce en su tiem­po li­bre?

R Ten­go tres co­sas que no ne­ce­sa­ria­men­te ha­go en mi tiem­po li­bre, sim­ple­men­te sa­co el tiem­po pa­ra ha­cer­las, y es­tas son la fo­to­gra­fía, la co­ci­na y la es­cri­tu­ra de poe­sías y tex­tos na­rra­ti­vos. To­das las no­ches es­cri­bo, por­que me en­can­ta la li­te­ra­tu­ra. Hoy día ten­go tres li­bros pu­bli­ca­dos. Tam­bién me gus­ta via­jar y re­unir­me con ami­gas a can­tar ka­rao­ke.

¿Có­mo se lla­ma su li­bro más P re­cien­te?

R Con­cier­to so­bre el fue­go, poé­ti­ca cu­li­na­ria. Es­te li­bro ge­ne­ró bas­tan­te im­pac­to y fue pu­bli­ca­do en su mo­men­to por la Al­cal­día Dis­tri­tal. En es­te tra­ba­jo poe­sías con dis­tin­tos pla­tos del Ca­ri­be co­lom­biano y uno mi otra pa­sión que es la co­ci­na.

¿Qué la ins­pi­ra al mo­men­to de P es­cri­bir?

R Un atar­de­cer, has­ta un ár­bol en mo­vi­mien­to. En reali­dad soy una lo­ca ro­mán­ti­ca y to­do lo que lla­me mi aten­ción pue­de ser mu­sa de mi ins­pi­ra­ción. Tam­bién me en­fo­co en una te­má­ti­ca y ca­da co­sa que va­ya vien­do la voy di­rec­cio­nan­do ha­cia es­ta. Mi hi­ja, quien fa­lle­ció ha­ce 11 años, tam­bién me ins­pi­ra, ella es­tá en mis es­cri­tos aun­que no la nom­bre.

P ¿En qué cree?

R En Dios. Soy se­gui­do­ra de Cris­to, pe­ro no de de­no­mi­na­ción del hom­bre.

¿Qué no pue­de fal­tar en su P bol­so?

R Mi ce­lu­lar, por­que es mi he­rra­mien­ta de tra­ba­jo.

¿Cuál es el sa­cri­fi­cio más gran­de P que ha he­cho en su vida?

R El día en el que me to­có re­nun­ciar a mi hi­ja y de­cir: aquí te la en­tre­go, Dios.

¿Un sue­ño que le ha­ce fal­ta P cum­plir?

R Reen­con­trar­me con mi hi­ja.

P ¿Dos lu­ga­res fa­vo­ri­tos?

R Ve­ro­na, Ita­lia y Ma­chu Pic­chu, Pe­rú.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.