An­to­ne­lla López: “en el mo­de­la­je per­sis­ten aún mu­chos es­te­reo­ti­pos”

Miercoles - - Chica M Ércoles - Tex­to: Lo­rai­ne Obre­gón Do­na­do @soy­lo­rai­neo Fo­tos: Or­lan­do Ama­dor Ro­sa­les Ves­ti­dos de ba­ño: Slendy So­sa @shen­gue­beach Za­pa­tos y ac­ce­so­rios: Na­ta­lia Mon­to­ya @na­ti­me­r_­bou­ti­que Agradecimientos: La puer­ta del Cie­lo (Sa­ba­ni­lla) @la­puer­ta­del­cie­lo

En es­ta edi­ción le cum­pli­mos el sue­ño a Nelly Mo­ji­ca. No es nues­tra Chi­ca M!, pe­ro sí la abue­la de la ba­rran­qui­lle­ra An­to­ne­lla López, quien a sus 19 años lo­gró po­sar pa­ra el len­te fo­to­grá­fi­co de re­vis­ta M!ér­co­les y se desen­vol­vió co­mo pez en el agua.

En la en­tre­vis­ta An­to­ne­lla de­ja es­ca­par una que otra son­ri­sa mien­tras re­cuer­da el día en el que es­cu­chó en bo­ca de su abue­la el de­seo de ver­la en la por­ta­da de es­ta pu­bli­ca­ción, jus­to cuan­do te­nía 15 años e ini­cia­ba su ca­rre­ra en el mo­de­la­je.

Al cum­plir los 16 es­tu­vo a unos pa­sos de ha­cer reali­dad es­te de­seo al pre­sen­tar­se en un cas­ting. No obs­tan­te, re­co­no­ce que no con­ta­ba con la ex­pe­rien­cia y la ma­du­rez en su cuer­po pa- ra de­mos­trar sus do­tes co­mo mo­de­lo. Hoy, des­pués de tres años, per­sis­tió y ma­te­ria­li­zó lo que al­gún día fue una as­pi­ra­ción. Aho­ra la ex­pe­rien­cia so­lo pue­de de­fi­nir­la con una so­la pa­la­bra: fe­li­ci­dad.

Agre­ga que la Re­vis­ta M!ér­co­les es una vi­tri­na im­por­tan­te que les per­mi­te a las mo­de­los mos­trar su ta­len­to y ser vis­tas por dis­tin­tos di­se­ña­do­res. Es — en sus pa­la­bras— la puer­ta pa­ra en­trar y al­can­zar nue­vos pro­yec­tos.

An­to­ne­lla, que cur­sa sex­to se­mes­tre de Co­mu­ni­ca­ción So­cial y Pe­rio­dis­mo, cuen­ta que lle­gó al mo­de­la­je a tra­vés de un con­cur­so ca­za­ta­len­tos que tu­vo lu­gar en Ba­rran­qui­lla y que sin es­pe­rar­lo lo­gró ga­nar. Lue­go in­gre­só a una aca­de­mia don­de em­pe­zó su for­ma­ción en pa­sa­re­la, pe­ro por di­ver­sas si­tua­cio­nes de­ci­dió re­ti­rar­se. Trans­cu­rri­do un año la vi­da se en­car­gó de po­ner­le

en fren­te a Al­fre­do Al­ca­lá, quien vio en ella po­ten­cial y no du­dó en acon­se­jar­le que con­ti­nua­ra pre­pa­rán­do­se, por­que veía ta­len­to.

Co­mo voz de pro­fe­ta em­pe­za­ron a abrir­se dis­tin­tas puer­tas y en 2015 dio pa­sos fir­mes en la pa­sa­re­la de Ba­rran­qui­lla Fas­hion Week. Los cas­tings con­ti­nua­ron y los sí eran más re­cu­rren­tes, de mo­do que ga­nó for­ta­le­za pa­ra con­ti­nuar en es­te ca­mino. Co­mo ex­pe­rien­cia, men­cio­na que ha es­ta­do en pa­sa­re­las de al­ma­ce­nes de ca­de­na, en Ex­po Do­ra­das, Ex­po Ce­sar (Va­lle­du­par) y en una de pro­duc­tos de ca­be­llo en Car­ta­ge­na.

Ase­gu­ra que su fuer­te es la fo­to­gra­fía en ves­ti­dos de ba­ño y len­ce­ría, y re­co­no­ce que su sue­ño más gran­de es lle­gar a ser un án­gel de Vic­to­ria’s Se­cret. Tam­bién se vi­sio­na con ma­te­ria­li­zar una mar­ca de ves­ti­dos de ba­ño o len­ce­ría.

Por otro la­do, ex­pli­ca que en su pa­pel co­mo mo­de­lo ex­pe­ri­men­ta dos sen­sa­cio­nes que dis­fru­ta al má­xi­mo: en pa­sa­re­la, el de­seo de de­mos­trar la me­jor ac­ti­tud, de ma­ne­jar sus ex­pre­sio­nes y que es­tas ha­blen por sí so­las. Y en fo­tos sen­tir se­gu­ri­dad y ma­qui­nar en su men­te ideas úti­les que cap­tu­ren be­lle­za y es­ti­lo en la cá­ma­ra.

Con­si­de­ra que su me­jor he­rra­mien­ta es su cuer­po, por ello ase­gu­ra res­pe­tar­lo y man­te­ner­lo en for­ma con un en­tre­na­mien­to dia­rio y una ali­men­ta­ción sa­lu­da­ble. So­bre sus afi­cio­nes re­ve­la que le gus­ta la ac­tua­ción, es­tu­diar y apren­der nue­vos idio­mas.

Si desea co­no­cer más so­bre ella y su for­ma de percibir la vi­da, en­cuen­tre a con­ti­nua­ción al­gu­nas fra­ses que la de­fi­nen.

“De pe­que­ña me gus­ta el mo­de­la­je, de he­cho, veía el pro­gra­ma de te­le­vi­sión Ame­ri­can Next Top Mo­del y pen­sa­ba que mi sue­ño era ser mo­de­lo. Cuan­do cum­plí los 15 años se­guí con la idea y cuan­do les co­men­té a mis pa­dres no me pres­ta­ron mu­cha aten­ción, por­que pa­ra ellos era im­por­tan­te que me con­cen­tra­ra en el co­le­gio”.

“La al­tu­ra es lo que me ha afec­ta­do un po­co en el mo­de­la­je, por­que mi­do 1.70 y por lo ge­ne­ral en es­ta in­dus­tria pi­den ni­ñas de 1.74 pa­ra arri­ba; así que di­ga­mos que esos cua­tro cen­tí­me­tros afec­tan”. “Soy sen­ci­lla y me gus­ta es­tar de­por­ti­va. Aun­que pa­rez­ca ra­ro no me gus­ta el ma­qui­lla­je, de mo­do que cuan­do es­toy en mi pa­pel de mo­de­lo soy otra An­to­ne­lla (ri­sas). La ho­nes­ti­dad me ca­rac­te­ri­za, y creo que por eso cho­co con mu­chas per­so­nas, pues hay quie­nes no les gus­ta que le di­gan la ver­dad”.

“La in­dus­tria del mo­de­la­je en Co­lom­bia tie­ne mu­chos es­te­reo­ti­pos, aún es­tá ce­rra­da a las me­di­das, es­ta­tu­ras y al co­lor de piel. Si la com­pa­ra­mos con otros paí­ses, hay mo­de­los plus si­ze que tie­nen mu­cho fu­tu­ro y opor­tu­ni­da­des por­que son mu­je­res y son bellas”.

“Me gus­ta en­tre­nar pa­ra to­ni­fi­car y ver­me sa­na, no pa­ra adel­ga­zar mu­cho. Lo ha­go por­que en es­ta in­dus­tria veo que mu­chas ni­ñas lu­cen una del­ga­dez que no se ve ar­mo­nio­sa, y es un es­te­reo­ti­po que exis­te en el mo­de­la­je”.

EL HERALDO Del 8 al 14 de agos­to de 2018

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.