El aro­ma ideal pa­ra re­sal­tar en ca­da oca­sión

Miercoles - - Después De La Afeitada - Tex­to Sha­ron Ka­lil Fotos Shut­ters­tock

El aro­ma ca­si siem­pre es el re­fe­ren­te de una per­so­na. Y es que pa­ra ob­te­ner un tra­ba­jo, con­quis­tar a una mu­jer y so­bre­to­do pa­ra ser re­cor­da­do, el hom­bre ha he­cho uso de las in­nu­me­ra­bles fra­gan­cias que re­sal­tan su cor­po­ra­li­dad.

Pe­ro, ¿cuál es la ade­cua­da se­gún ca­da oca­sión? Ca­mi­lo Sáenz, ex­per­to en aro­mas de Per­fu­mes Fac­tory, ex­pli­ca que “ca­da fragancia se aco­mo­da a las si­tua­cio­nes dia­rias y a su vez re­pre­sen­ta un va­lor agre­ga­do pa­ra ser el cen­tro de aten­ción”. El ex­per­to en crea­ción de per­fu­mes, Jor­ge Pérez, re­sal­tó que los olo­res se per­ci­ben de for­ma diferente de acuer­do al cli­ma dón­de es­té la per­so­na. Los es­pe­cia­lis­tas re­co­mien­dan te­ner en cuen­ta las si­guien­tes es­pe­ci­fi­ca­cio­nes:

En el tra­ba­jo. Fra­gan­cias sua­ves y de­li­ca­das que mues­tren na­tu­ra­li­dad. Se re­co­mien­dan aro­mas cí­tri­cos co­mo el li­món, na­ran­ja y man­da­ri­na.

En ci­tas. Se acon­se­jan fra­gan­cias dul­ces con un ele­va­do ni­vel de al­miz­cle, aro­mas cá­li­dos y fuer­tes que no pa­sen des­aper­ci­bi­dos en la in­ter­ac­ción con la otra per­so­na.

En fies­tas noc­tur­na. Per­fu­mes ama­de­ra­dos o mas­cu­li­nos, que dan un to­que de sen­sua­li­dad y ele­gan­cia, y se ca­rac­te­ri­zan por ser fuer­tes e in­ten­sos.

Sa­li­da al ai­re li­bre. Per­fu­mes orien­ta­les, he­chos con acei­tes bal­sá­mi­cos, jen­gi­bre y de­más ele­men­tos que crean un aro­ma de tran­qui­li­dad y a la vez sen­sua­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.