Hi­gie­ne en el cal­za­do pa­ra que los pies no su­fran

Miercoles - - Salud Y Bienestar - Tex­to Sha­ron Ka­lil

in im­por­tar el lu­gar la ma­yo­ría de per­so­nas bus­can, ade­más de es­tar re­lu­cien­tes, sen­tir­se có­mo­dos con sus pren­das de ves­tir.

El cal­za­do, por ejem­plo, es esen­cial pa­ra lo­grar ese con­fort tan an­he­la­do, siem­pre y cuan­do se ten­ga en cuen­ta una se­rie de as­pec­tos so­bre su hi­gie­ne y uso.

Y es que se­gún el or­to­pe­dis­ta y ci­ru­jano de pie y to­bi­llo, Juan Gross­mann, la fal­ta de lim­pie­za de los pies y del cal­za­do pue­de pro­vo­car in­fec­cio­nes y con­di­cio­nes co­mo la ti­nea pe­dis y la mi­co­sis un­gueal u oni­co­mi­co­sis.

“La pri­me­ra tam­bién se co­no­ce co­mo pie de atle­ta y es cau­sa­da por hon­gos que pro­du­cen pi­ca­zón y has­ta pe­que- ñas ul­ce­ras en los pies y los de­dos. La mi­co­sis un­gueal (hon­gos en las uñas) pro­du­ce des­co­lo­ra­mien­to y en­gro­sa­mien­to de las uñas”, ex­pli­có.

Se­pa que pa­ra evi­tar es­te ti­po de en­fer­me­da­des, se­gún el es­pe­cia­lis­ta, es ne­ce­sa­rio ha­cer co­sas sen­ci­llas co­mo ba­ñar­se re­gu­lar­men­te, lim­piar y se­car bien los pies y los de­dos, no es­tar des­cal­zo en si­tios pú­bli­cos, uti­li­zar me­dias de bue­na ca­li­dad y cam­biar de cal­za­do re­gu­lar­men­te.

Res­pec­to a es­to, la ex­per­ta en cui­da­do y lim­pie­za del cal­za­do, Flor Cha­pa­rro, co­men­tó que en la apa­ri­ción de es­tas en­fer­me­da­des in­flu­yen fac­to­res co­mo el cli­ma, la hu­me­dad, el ca­lor, el tiem­po de uso, el cui­da­do que se le da a los pies y la ma­ne­ra en que se man­tie­nen los za­pa­tos.

“Re­co­mien­do man­te­ner los za­pa­tos en lu­ga­res don­de cir­cu­le ai­re, re­gu­lar­men­te sa­car­los, lim­piar­los muy bien e ir ro­tán­do­los”, di­jo Cha­pa­rro.

Gross­mann agre­gó que se­ría ideal que las per­so­nas no usa­ran el mis­mo cal­za­do más de 2 días se­gui­dos. “Hay que con­tro­lar el su­dor y la hu­me­dad pues es­to es lo que crea el am­bien­te pa­ra las in­fec­cio­nes. Pa­re­ce tri­vial, pe­ro la sa­lud de los pies es al­go im­por­tan­te, son nues­tro pun­to de apo­yo y de­be­mos pres­tar­les aten­ción siem­pre. En ca­so de al­gún pro­ble­ma lo más im­por­tan­te es con­sul­tar a un es­pe­cia­lis­ta de pie y to­bi­llo”.

Pa­ra lim­piar ade­cua­da­men­te su cal­za­do ten­ga en cuen­ta las si­guien­tes

recomendaciones de la ex­per­ta y em­pre­sa­ria Flor Cha­pa­rro: si el ma­te­rial del za­pa­to es cue­ro, se de­be hi­dra­tar re­gu­lar­men­te con cre­ma y evi­tar su ex­po­si­ción al sol por mu­cho tiem­po. Si son de cue­ri­na y sin­té­ti­cos de­ben ser lim­pia­dos con un tra­po hú­me­do y agua, y ser se­ca­dos de in­me­dia­to.

“El cal­za­do de ga­mu­za y ter­cio­pe­lo se de­be lim­piar con so­da, var­sol o bi­car­bo­na­to. Tam­bién se pue­de fro­tar sue­va­men­te con un ce­pi­llo vie­jo de dien­tes o un tra­pi­to hu­me­de­ci­do. En la lim­pie­za de los za­pa­tos de­por­ti­vos se pue­de uti­li­zar ce­pi­llos de dien­tes, ja­bo­nes no de­co­lo­ran­tes (a me­nos que sean blan­cos y ese sea su pro­pó­si­to)”, di­jo Cha­pa­rro.

Ten­ga en cuen­ta que si us­ted su­fre de las en­fer­me­da­des an­tes men­cio­na­das de­bi­do a la fal­ta de hi­gie­ne en el cal­za­do, el es­pe­cia­lis­ta Gross­mann co­men­ta que, por ejem­plo, el tra­ta­mien­to pa­ra la ti­nea pe­dis con­sis­te en man­te­ner un buen am­bien­te en los pies, evi­tar hu­me­dad y uti­li­zar al­gún me­di­ca­men­to tó­pi­co que con­ten­ga es­te­roi­des en con­jun­to con an­ti­mi­có­ti­co.

Res­pec­to a la oni­co­mi­co­sis “to­do de­pen­de de la gra­ve­dad de la si­tua­ción”, pues “mu­chas ve­ces es im­por­tan­te ha­cer un cul­ti­vo de la uña pa­ra iden­ti­fi­car el hon­go. El tra­ta­mien­to va di­ri­gi­do con al­gún me­di­ca­men­to tó­pi­co an­ti­mi­có­ti­co. Cuan­do es crónica es im­por­tan­te un des­bri­da­mien­to se­ria­do de la uña pa­ra lo­grar la ac­ción del me­di­ca­men­to. Tam­bién se com­ple­men­ta con te­ra­pia oral”.

Así pues, cum­pla con es­tos há­bi­tos de lim­pie­za y sién­ta­se có­mo­do y li­bre de in­fec­cio­nes en cual­quier lu­gar.

Fo­tos Shut­ters­tock

Ti­nea pe­dis y mi­co­sis un­gueal son dos de las en­fer­me­da­des que pue­den ge­ne­rar­se a par­tir de la inade­cua­da hi­gie­ne en el cal­za­do, se­gún los es­pe­cia­lis­tas.

Ex­per­ta re­co­mien­da lim­piar los za­pa­tos de­por­ti­vos con ja­bo­nes no de­co­lo­ran­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.