Lily Díaz:

“mi pa­pá me en­se­ñó a bri­llar con luz pro­pia”

Miercoles - - Chica M Ércoles -

Tex­to: Da­nie­la Mu­ri­llo Pi­ni­lla @Da­nie­laMu­ri­lloP Fotos: Or­lan­do Ama­dor Ro­sa­les Vi­deo: Jeis­son Fer­nán­dez Ma­qui­lla­je: Li­na Ma­cha­do @Li­na­mMa­cha­do Ves­ti­dos de ba­ño: Sa­ma­ná @Sa­ma­naS­wim­wear Ac­ce­so­rios: @Pau­li­naNu­ne­zJe­werly Agra­de­ci­mien­tos: Ma­jes­tic Ho­tel Bou­ti­que @Ho­te­lMa­jes­ti­cBa­rran­qui­lla

Po­li­fa­cé­ti­ca es la ca­rac­te­rís­ti­ca que me­jor de­fi­ne a Betsy Li­lia­na Díaz Gon­zá­lez, co­no­ci­da en re­des so­cia­les co­mo Lily Díaz (@Lil­yDia­zG). Por su san­gre co­rre el le­ga­do ar­tís­ti­co de su pa­dre, Dio­me­des Díaz, y la es­pon­ta­nei­dad de su ma­dre, la ba­rran­qui­lle­ra Betsy Li­lia­na Gon­zá­lez. A sus 21 años, Lily ma­ni­fies­ta sen­tir­se “or­gu­llo­sa de sus raí­ces” y se con­si­de­ra una “mu­jer en­tro­na”, dis­pues­ta a con­quis­tar cual­quier re­to que se le pre­sen­te en su ca­mino.

En la ac­tua­li­dad, cur­sa quin­to se­mes­tre de Co­mu­ni­ca­ción So­cial y Pe­rio­dis­mo en la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma del Ca­ri­be, es mo­de­lo e in­fluen­cia­do­ra

di­gi­tal. Dia­ria­men­te com­par­te con sus cer­ca de 300 mil se­gui­do­res en re­des so­cia­les su es­ti­lo de vi­da y el ca­ri­ño que to­da­vía le guar­da a su pa­dre y a su her­mano Mar­tín Elías.

A con­ti­nua­ción, es­ta ba­rran­qui­lle­ra nos cuen­ta a tra­vés de al­gu­nas frases su his­to­ria y al­gu­nos as­pec­tos de su vi­da per­so­nal y pro­fe­sio­nal.

«Yo soy una mu­jer muy ca­ris­má­ti­ca y ale­gre. Me apa­sio­na el ma­ne­jo de re­des so­cia­les, los me­dios de co­mu­ni­ca­ción y el modelaje. Me gus­ta­ría se­guir el le­ga­do ar­tís­ti­co de mi pa­pá, pe­ro no en el can­to, por­que so­lo can­to cuan­do es­toy en el ba­ño. Me en­can­ta la ac­tua­ción y la fotografía».

«Yo vi­ví con mi pa­pá has­ta cuan­do cum­plí los 12 años, una gran par­te de mi vi­da. Mi pa­pá siem­pre fue una per­so­na muy es­pe­cial que nos en­se­ñó la im­por­tan­cia de se­guir nues­tros sue­ños, lo que de ver­dad nos gus­ta, nues­tra vo­ca­ción. Él fue un pi­lar de apo­yo que yo ten­go co­mo ejem­plo, más que apren­der de él, yo sien­to que le he­re­dé mu­chas co­sas, co­mo su per­so­na­li­dad y ca­ris­ma. Mi ma­má di­ce que nos pa­re­ce­mos mu­cho. Me en­se­ñó a bri­llar con luz pro­pia, a no com­pe­tir con na­die. Sim­ple­men­te ser y de­jar ser a los de­más».

«Pa­ra mí, Mar­tín siem­pre fue un ejem­plo en­tre to­dos los her­ma­nos. Él fue el me­jor ejem­plo de per­se­ve­ran­cia, de­jó un le­ga­do con el que nos de­mos­tró que con per­se­ve­ran­cia se pue­de lle­gar a la me­ta y en sus cor­tos años de vi­da él lo lo­gró. En vi­da, te­nía­mos una re­la­ción muy es­pe­cial, un víncu­lo úni­co».

«Yo he apren­di­do a vi­vir con el le­ga­do de mi pa­pá y de mi her­mano. To­do me los re­cuer­da. Su mú­si­ca, co­mo es po­pu­lar, la es­cu­cho en ca­da es­qui­na. Pe­ro sien­to que al fi­nal uno apren­de a vi­vir con eso y me ha­ce sen­tir or­gu­llo­sa».

«En re­des so­cia­les, así co­mo hay co­men­ta­rios po­si­ti­vos tam­bién hay ne­ga­ti­vos. Yo pien­so que mi per­so­na­li­dad es un es­cu­do fren­te a los ma­los co­men­ta­rios. No me afec­ta que ha­blen mal de mi pa­pá o de mi her­mano, por­que yo se quie­nes fue­ron ellos en reali­dad. Con la no­ve­la que hi­cie­ron so­bre mi pa­pá se desata­ron mu­chos co­men­ta­rios fren­te al pro­ble­ma que tu­vo él con la jus­ti­cia, su se­pa­ra­ción con mi ma­má o de­más te­mas re­la­cio­na­dos con su vi­da. Pe­ro yo siem­pre tra­to de acla­rar­les a las per­so­nas que esa no­ve­la es fic­ción, en­ton­ces esas crí­ti­cas no me afec­tan por­que yo sé có­mo fue la reali­dad de los he­chos».

«Bus­co lle­gar­les a las per­so­nas, me­dian­te de las re­des so­cia­les, de una ma­ne­ra muy po­si­ti­va. Sé que siem­pre me re­co­no­ce­rán por mi pa­pá o mi her­mano, pe­ro quie­ro ser re­cor­da­da tam­bién por lo que soy. Ya es­tá dis­po­ni­ble mi ca­nal de Youtu­be, un me­dio por el que pue­do in­ter­ac­tuar con más per­so­nas. Por el mo­men­to, en mi tiem­po li­bre disfruto leer, es­cu­char mú­si­ca, ir al gim­na­sio, com­par­tir tiem­po con mi fa­mi­lia, mi pa­re­ja y mi pe­rri­ta, Vio­le­ta».

EL HE­RAL­DO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.