Con­se­jos pa­ra cum­plir los pro­pó­si­tos del Año Nue­vo

Miercoles - - Tendencias - Tex­to Sha­ron Ka­lil Fotos Shutterstock

l ini­cio de un Año Nue­vo re­pre­sen­ta pa­ra mu­chas per­so­nas la opor­tu­ni­dad de cam­biar al­go en su vi­da que no es de su agra­do, pa­ra ser par­te de nue­vas ac­ti­vi­da­des, pa­ra cre­cer en el ám­bi­to per­so­nal y pro­fe­sio­nal y pa­ra via­jar.

Pe­ro, ¿qué ha­cer pa­ra que es­tos pro­pó­si­tos se con­vier­tan en una reali­dad?, pa­ra el psi­có­lo­go Juan Ma­nuel Le­mus el prin­ci­pal fac­tor pa­ra lo­grar­lo es la de­ter­mi­na­ción de la per­so­na, pues “mu­chos de los cam­bios ex­ter­nos im­pli­can cam­bios in­ter­nos, que se pue­den tra­ba­jar psi­co­ló­gi­ca­men­te. Tam­bién se de­ben ge­ne­rar ex­pec­ta­ti­vas rea­lis­tas, es de­cir, tra­zar­se me­tas a cor­to, me­diano y lar­go pla­zo que se pue­dan lo­grar se­gún las ca­pa­ci­da­des y ha­bi­li­da­des de la per­so­na”.

Otra de las re­co­men­da­cio­nes del es­pe­cia­lis­ta es que den­tro de es­tos pro­pó­si­tos no se es­co­jan he­chos que in­vo­lu­cren a otras per­so­nas, por ejem­plo, con­se­guir una pa­re­ja. “Te­ner una re­la­ción tam­bién tie­ne que ver con lo que quie­re la otra per­so­na, en­ton­ces uno tie­ne que con­cen­trar­se en sus pro­pios cam­bios y no po­ner las me­tas en el otro”.

La psi­có­lo­ga Te­re Ro­sa­les agre­gó que te­ner un pro­pó­si­to quie­re de­cir que la per­so­na es­tá real­men­te com­pro­me­ti­da con una ac­ción, idea y sen­tir. “Si uno es­tá so­ñan­do con al­go pe­ro no cuen­ta con los re­cur­sos su­fi­cien­tes o con la ener­gía ne­ce­sa­ria pa­ra ac­cio­nar pues no se­ría rea­lis­ta ese de­seo”.

“A ve­ces no se tra­ta de cam­biar las co­sas sino de me­jo­rar­las…se de­be te­ner cla­ro qué es lo que se quie­re y lo que ne­ce­si­ta. Es muy im­por­tan­te co­no­cer­se a sí mis­mo o sea te­ner una pers­pec­ti­va am­plia de sus gus­tos y cua­li­da­des. Es­te au­to­co­no­ci­mien­to se pue­de lo­grar a tra­vés de te­ra­pias, lec­tu­ras, en­tre otras téc­ni­cas”, di­jo Le­mus.

Ade­más de de­ter­mi­nar la me­ta otra de las re­co­men­da­cio­nes es des­glo­sar ca­da uno de los pa­sos. “Si las per­so­nas van po­nién­do­se pe­que­ños ob­je­ti­vos a me­di­da que el tiem­po pa­se, se va a cum­plir el gran pro­pó­si­to”.

Aho­ra bien, la psi­có­lo­ga Ro­sa­les di­jo que “una de las cau­sas del su­fri­mien­to es desear las co­sas que uno no ne­ce­si­ta, pues la vi­da real­men­te nos da lo que ne­ce­si­ta­mos pa­ra cre­cer, apren­der y so­bre­vi­vir. Hay que te­ner cla­ro qué es lo que se pe­di­rá, por ejem­plo, hay per­so­nas que pi­den pa­cien­cia pa­ra un nue­vo año pe­ro re­ci­ben son si­tua­cio­nes pe­sa­das don­de tie­nen que ha­cer uso de la pa­cien­cia, en­ton­ces, lo que vas a re­ci­bir es de pron­to lo con­tra­rio a lo que te ima­gi­nas”.

De es­ta ma­ne­ra, ten­ga en cuen­ta los si­guien­tes pro­pó­si­tos y re­co­men­da­cio­nes de ex­per­tos pa­ra que cum­pla en es­te 2019 al­gu­nas de sus me­tas.

Se de­ben ge­ne­rar ex­pec­ta­ti­vas rea­lis­tas; es de­cir,tra­zar­se me­tas a cor­to, me­diano y lar­go pla­zo que se pue­dan lo­grar

A la ho­ra de tra­zar­se un ob­je­ti­vo es fun­da­men­tal co­no­cer­se a sí mis­mo, se­gún es­pe­cia­lis­tas.

Em­pleo.Da­niel Pa­rra, ge­ren­te de la uni­dad de Per­ma­nent Pla­ce­ment de Adecco, ase­gu­ró que las pri­me­ras se­ma­nas de enero son una gran épo­ca pa­ra con­se­guir tra­ba­jo, pues los can­di­da­tos pue­den es­tar de va­ca­cio­nes así que las po­si­bi­li­da­des pa­ra las per­so­nas que es­tán dis­po­ni­bles pa­ra el pro­ce­so de se­lec­ción, au­men­tan. “No se de­be ini­ciar el año con men­ta­li­dad va­ca­cio­nal sino es­tar pre­pa­ra­dos”.

Si us­ted desea ha­cer en es­te 2019 el via­je de sus sue­ños de­be sa­ber que se­gún la ase­so­ra va­ca­cio­nal de la agencia Ji­reth Tra­vel, Kelly Her­nán­dez, es im­por­tan­te que en­cuen­tre una tem­po­ra­da de via­je que sea bue­na, es de­cir, ba­ja. “Ma­yo, oc­tu­bre, sep­tiem­bre, no­viem­bre es tem­po­ra­da ba­ja en el ex­te­rior. Tam­bién de­ben en­con­trar un ho­tel en una bue­na ubi­ca­ción, que no pre­ci­sa­men­te de­be ser el más ba­ra­to pe­ro que sí es­té cen­tra­do de los lu­ga­res tu­rís­ti­cos”. Via­jes.

Pe­so ideal.El pro­fe­sio­nal en cien­cias de la ac­ti­vi­dad fí­si­ca Car­los Carrillo re­co­men­dó ha­cer mí­ni­mo una ho­ra de en­tre­na­mien­to, en la que se des­pren­da 25 mi­nu­tos de car­dio. “Hoy en día hay mu­chas op­cio­nes pa­ra ejer­ci­tar­nos. Si es de las per­so­nas que quie­re su­bir de pe­so de­be en­tre­nar pa­ra cons­truir múscu­lo y co­mer car­bohi­dra­tos”.

Cam­bio de ima­gen.La con­sul­to­ra de ima­gen In­grid Ara­na di­jo que lo pri­me­ro que se de­be ha­cer es ser cons­cien­te de las ca­rac­te­rís­ti­cas cor­po­ra­les y, de­pen­dien­do de es­to, ele­gir los ele­men­tos que se ade­cuen de acuer­do al pe­so, ob­je­ti­vos pro­fe­sio­na­les y es­ta­tu­ra. “El cam­bio no es ser de otra ma­ne­ra sino mi­rar los atri­bu­tos na­tu­ra­les y enal­te­cer­los con ele­men­tos”, di­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.