Car­ta de Me­di­más so­bre la ven­ta de Ca­fe­sa­lud

Jo­sé Joa­quín Ber­nal, re­pre­sen­tan­te de Pres­med y Pret­new­co (so­cios de la EPS) res­pon­de a lo di­cho por el pro­cu­ra­dor Fer­nan­do Ca­rri­llo.

Portafolio - - ECONOMÍA -

de una en­tre­vis­ta al pro­cu­ra­dor Fer­nan­do Ca­rri­llo, Jo­sé Joa­quín Ber­nal, re­pre­sen­tan­te de Pres­med y Pret­new­co (so­cios de Me­di­más) en­vió una car­ta en la que fi­ja su pun­to de vis­ta so­bre los anun­cios he­chos por el jefe del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co. Es­te es el tex­to: Las fa­cul­ta­des y atri­bu­cio­nes del Pro­cu­ra­dor no al­can­zan a di­ri­mir cual­quier con­tro­ver­sia pro­ve­nien­te de las re­la­cio­nes con­trac­tua­les en­tre par­ti­cu­la­res. Es así co­mo la pre­sun­ta re­vo­ca­to­ria, con oca­sión de cual­quier in­cum­pli­mien­to, bien sea del com­pra­dor o del ven­de­dor, ten­drá que ser re­suel­to por el juez na­tu­ral que, pa­ra el ca­so en con­cre­to, se­rá la ins­ta­la­ción de un tri­bu­nal de ar­bi­tra­men­to. No des­co­no­ce­mos las atri­bu­cio­nes de la Pro­cu­ra­du­ría, pe­ro es nues­tra obli­ga­ción se­ña­lar que es­te pro­nun­cia­mien­to de la Pro­cu­ra­du­ría y la Agen­te Li­qui­da­do­ra vio­la el de­bi­do pro­ce­so y des­co­no­ce las con­di­cio­nes pac­ta­das pa­ra di­ri­mir las di­fe­ren­cias en­tre las par­tes, ade­más de que le­jos de pro­pen­der por el de­re­cho fun­da­men­tal del ac­ce­so a la sa­lud, ter­mi­nó afec­tan­do la pres­ta­ción de los ser­vi­cios da­da la in­cer­ti­dum­bre que es­ta ge­ne­ró en la red de pres­ta­do­res, en­tre los pa­cien­tes con tra­ta­mien­tos en cur­so y los afi­lia­dos. Aho­ra, si bien la es­truc­tu­ra­ción de to­do el pro­ce­so de ven­ta y la crea­ción de Me­di­más tie­ne un es­pí­ri­tu lla­ma­do a ro­bus­te­cer el sis­te­ma de sa­lud, los cons­tan­tes ata­ques des­de el ini­cio de la ope­ra­ción por di­fe­ren­tes ac­to­res, han afec­ta­do di­rec­ta­men­te el ejer­ci­cio em­pre­sa­rial que tie­ne co­mo fin el ga­ran­ti­zar una ex­ce­len­te pres­ta­ción del ser­vi­cio, a tra­vés de to­da la red con­tra­ta­da. Pe­ro la afir­ma­ción que plan­tea la Pro­cu­ra­du­ría, ri­ñe con la reali­dad, al se­ña­lar que las que­jas han au­men­ta­do y que exis­ten mo­ras en el pa­go a la red de ser­vi­cios da­do, que las ci­fras di­vul­ga­das a la Su­per­sa­lud dan cuen­ta de una dis­mi­nu­ción en el nú­me­ro de PQR y los pa­gos a la red de hos­pi­ta­les y clí­ni­cas, por va­lor su­pe­rior a los $4 bi­llo­nes, evi­tó el co­lap­so del sis­te­ma por las enor­mes deu­das de las de­más ase­gu­ra­do­ras con la red de pres­ta­do­res, en mon­to su­pe­rior a los $9,2 bi­llo­nes, co­mo ha di­cho Juan Carlos Gi­ral­do, di­rec­tor de la Aso­cia­ción Co­lom­bia­na de Hos­pi­ta­les y Clí­ni­cas. Me­di­más ha he­cho pa­gos opor­tu­nos e in­clu­si­ve an­ti­ci­pa­dos, lo que le ha da­do flu­jo de ca­ja al sec­tor y le­jos de ser el res­pon­sa­ble de las di­fi­cul­ta­des que pa­de­cen los pres­ta­do­res de ser­vi­cios de sa­lud, ha si­do un ali­vio a las gran­des deu­das de las de­más ase­gu­ra­do­ras. Tan es así que se han cum­pli­do con pa­gos de li­cen­cias e in­ca­pa­ci­da­des y ser­vi­cios re­pre­sa­dos a car­go de Ca­fe­sa­lud por va­lor de $642.000 mi­llo­nes, lo cual aho­ra se pre­ten­de des­co­no­cer. Igual­men­te, con­si­de­ra­mos que nos gus­ta­ría re­ci­bir un tra­to equi­li­bra­do o equi­ta­ti­vo por par­te de la Pro­cu­ra­du­ría y que sus es­fuer­zos no só­lo se con­cen­tra­ran prin­ci­pal­men­te en Me­di­más, amén de la inexac­ti­tud en sus in­ter­pre­ta­cio­nes, pues el de­re­cho fun­da­men­tal a la sa­lud, lo tie­nen tam­bién los pa­cien­tes y fa­mi­lia­res que su­fren cir­cuns­tan­cias si­mi­la­res en otras ase­gu­ra­do­ras.

OTROS AS­PEC­TOS

De tal ma­ne­ra que el ar­gu­men­to de una de­fi­cien­te pres­ta­ción del ser­vi­cio de sa­lud, que se ha ve­ni­do me­jo­ran­do sus­tan­cial­men­te co­mo lo re­co­no­cen mi­les de afi­lia­dos, com­pa­ra­do

El com­pro­mi­so es in­que­bran­ta­ble de nues­tra par­te, pa­ra ir sol­ven­tan­do los pa­si­vos la­bo­ra­les”: So­cios de Me­di­más.

con la aten­ción que pres­ta­ba Ca­fe­sa­lud, nos ge­ne­ran in­te­rro­gan­tes co­mo por ejem­plo: ¿Qué pa­sa con las de­más EPS que acu­mu­lan ma­yo­res deu­das y cu­yos pa­cien­tes tam­po­co son re­ci­bi­dos en to­dos los hos­pi­ta­les y clí­ni­cas, ra­zón por la cual, al­gu­nas de ellas re­gis­tran un ma­yor nú­me­ro de PQR, tu­te­las y desaca­tos, ade­más de pre­sen­tar mo­ra en la car­te­ra que su­pera cual­quier li­mi­te de los pa­rá­me­tros es­ta­ble­ci­dos y no son ob­je­to de in­ter­ven­ción o se­gui­mien­to es­tre­cho por par­te del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co? De otra par­te, con­tra­rio a lo se­ña­la­do en las úl­ti­mas de­cla­ra­cio­nes de la li­qui­da­do­ra y de la Pro­cu­ra­du­ría, en to­do mo­men­to se ha so­li­ci­ta­do el acom­pa­ña­mien­to del Go­bierno Na­cio­nal, des­de el ini­cio del pro­ce­so, ad­ju­di­ca­ción, ce­le­bra­ción de con­tra­tos, em­pal­me e ini­cio de ope­ra­ción de Me­di­más EPS; mu­cho más te­nien­do en con­si­de­ra­ción que la so­cie­dad que ven­dió el prin­ci­pal ac­ti­vo de Sa­lud­coop (Ca­fe­sa­lud) se en­cuen­tra en pro­ce­so de li­qui­da­ción. La­men­ta­ble­men­te, con­tra­rio a un acom­pa­ña­mien­to, he­mos si­do ob­je­to de múl­ti­ples re­que­ri­mien­tos, vi­si­tas e ins­pec­cio­nes des­de que en­tró en fun­cio­na­mien­to la EPS. Fi­nal­men­te, con­si­de­ra­mos que las di­fi­cul­ta­des del con­tra­to de com­pra­ven­ta, en na­da de­ben afec­tar la bue­na mar­cha de Me­di­más y la pres­ta­ción de los ser­vi­cios mé­di­cos con ca­li­dad y opor­tu­ni­dad a sus afi­lia­dos. De­be ha­cer­se men­ción a la agu­da cri­sis que se vi­ve por par­te de los tra­ba­ja­do­res de la sa­lud. No­so­tros he­mos sos­te­ni­do un diá­lo­go con­ti­nuo e ini­cia­do me­sas de tra­ba­jo pa­ra sol­ven­tar las ne­ce­si­da­des de cual­quier tra­ba­ja­dor, con­tra­tis­ta o ter­ce­ro vin­cu­la­do a Esi­med, in­clu­si­ve an­tes del pro­nun­cia­mien­to rea­li­za por el Pro­cu­ra­dor y la li­qui­da­do­ra, dán­do­les a co­no­cer la si­tua­ción real de esa em­pre­sa. El com­pro­mi­so es in­que­bran­ta­ble de nues­tra par­te, pa­ra ir sol­ven­tan­do los pa­si­vos la­bo­ra­les. De nues­tra par­te con­ti­nua­re­mos bus­can­do al­ter­na­ti­vas pa­ra ga­ran­ti­zar el de­re­cho al tra­ba­jo, pe­ro re­sul­ta in­ne­ga­ble que el cie­rre sis­te­má­ti­co de las clí­ni­cas por par­te de los en­tes te­rri­to­ria­les y la in­cer­ti­dum­bre pro­yec­ta­da an­te los pro­nun­cia­mien­tos del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, im­pi­de la con­ti­nui­dad de cual­quier ac­ti­vi­dad la­bo­ral en esas en­ti­da­des.

Luis Li­za­ra­zo/el TIEM­PO

La EPS Me­di­más tie­ne más de cua­tro mi­llo­nes de afi­lia­dos en to­do el país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.