P&R

Publimetro Barranquilla - - MUNDO - HAN­NAH SHEA­RER Abo­ga­da es­pe­cia­lis­ta en Se­gun­da En­mien­da y le­yes de con­trol de ar­mas en Es­ta­dos Uni­dos, ana­lis­ta del Grif­fords Law Cen­ter

¿Cuán­to tie­nen que ver las le­yes del ac­ce­so a las ar­mas con los úl­ti­mos ti­ro­teos en Es­ta­dos Uni­dos?

Los es­ta­dou­ni­den­ses tie­nen 25 ve­ces más pro­ba­bi­li­da­des de ser ase­si­na­dos por un ar­ma que las per­so­nas en otras na­cio­nes desa­rro­lla­das. Es apa­ren­te que las le­yes de ar­mas dé­bi­les de Es­ta­dos Uni­dos han con­tri­bui­do a ta­sas más al­tas de vio­len­cia, por­que otros paí­ses no ex­pe­ri­men­tan el mis­mo nú­me­ro de ma­sa­cres de ar­mas a gran es­ca­la.

En­ton­ces, si las le­yes fue­ran más du­ras, ¿se po­drían pre­ve­nir es­tos ca­sos?

Las per­so­nas no de­be­rían te­ner mie­do a que les dis­pa­ren y las ma­ten cuan­do van a la igle­sia, cuan­do van a es­tu­diar o mien­tras asis­ten a un fes­ti­val de mú­si­ca. El ejem­plo de otros paí­ses, don­de las per­so­nas no vi­ven con es­te mis­mo ti­po de mie­do, mues­tra que las le­yes más es­tric­tas pue­den evi­tar tan­to las ma­sa­cres con ar­mas de fue­go, co­mo los dis­pa­ros co­ti­dia­nos.

Es ho­ra de que los con­gre­sis­tas del país in­ten­si­fi­quen y res­pal­den las so­lu­cio­nes ba­sa­das en la evi­den­cia, co­mo las ve­ri­fi­ca­cio­nes uni­ver­sa­les de an­te­ce­den­tes, en lu­gar de tra­tar las ma­sa­cres con ar­mas de fue­go co­mo al­go inevi­ta­ble.

¿Có­mo se re­la­cio­nan los pro­ble­mas men­ta­les con es­tos ata­ques?

En Es­ta­dos Uni­dos hay las mis­mas ta­sas de en­fer­me­da­des men­ta­les que en otros paí­ses desa­rro­lla­dos. Sin em­bar­go, ex­pe­ri­men­ta­mos mu­chos más ata­ques con ar­mas de fue­go. No es una res­pues­ta de­cir que sim­ple­men­te ne­ce­si­ta­mos tra­tar la en­fer­me­dad men­tal, por­que eso so­lo tra­ta par­te del pro­ble­ma. Tam­bién ne­ce­si­ta­mos me­jo­rar nues­tras le­yes de ar­mas pa­ra ase­gu­rar­nos de que las per­so­nas que se en­cuen­tran en una cri­sis de sa­lud men­tal no pue­dan ar­mar ar­se­na­les de ar­mas le­ta­les tan rá­pi­da y fá­cil­men­te.

¿Por qué, a pe­sar de tan­tos ata­ques, las le­yes no han cam­bia­do en Es­ta­dos Uni­dos?

El país no ha me­jo­ra­do sus le­yes fe­de­ra­les de ar­mas de fue­go por­que el lobby de las ar­mas cor­po­ra­ti­vas ha tra­ta­do de ha­cer de la se­gu­ri­dad de las ar­mas un te­ma prohi­bi­do pa­ra los le­gis­la­do­res. El lobby de las ar­mas de fue­go quie­re per­pe­tuar una na­rra­ti­va de que la vio­len­cia con ar­mas es nor­mal y no se pue­de pre­ve­nir. Pe­ro la reali­dad es que la vio­len­cia se pue­de pre­ve­nir y más del 90% de los es­ta­dou­ni­den­ses res­pal­dan po­lí­ti­cas pre­ven­ti­vas sim­ples, co­mo las ve­ri­fi­ca­cio­nes uni­ver­sa­les de an­te­ce­den­tes. Con suer­te, los le­gis­la­do­res es­ta­dou­ni­den­ses en­con­tra­rán el co­ra­je pa­ra en­fren­tar­se al ca­bil­deo de las ar­mas de fue­go y pro­mul­gar las le­yes que exi­gen la ma­yo­ría de los es­ta­dou­ni­den­ses.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.