UNA PAUSA CON EL NUE­VO VI­LLANO DE FLASH

The Flash, de War­ner, lle­gó a su 5.ª tem­po­ra­da con nue­vo per­so­na­je, Ci­ca­da, un mis­te­rio­so lí­der que bus­ca ma­tar a to­dos los que el su­per­hé­roe ha sal­va­do en al­gún mo­men­to. El ac­tor ha­bló con PU­BLI­ME­TRO

Publimetro Cali - - PORTADA - LAU­RA LÓ­PEZ

¿Có­mo se sien­te de in­ter­pre­tar a un vi­llano?

En mi ca­rre­ra no ha­bía te­ni­do la opor­tu­ni­dad de ha­cer un per­so­na­je co­mo Ci­ca­da, o cual­quier vi­llano, es­pe­cial­men­te uno de tan al­to per­fil. Es un ho­nor por­que es­te per­so­na­je re­gre­sa jus­to para el epi­so­dio nú­me­ro 100 de la se­rie, es al­go ge­nial y me he di­ver­ti­do mu­cho.

En su opi­nión, ¿qué ha­ce que un vi­llano sea un gran per­so­na­je?

Es muy in­tere­san­te pen­sar en los vi­lla­nos co­mo chi­cos ma­los; lo que más me lla­ma la aten­ción de in­ter­pre­tar a Ci­ca­da es que es un hom­bre ator­men­ta­do. A ve­ces tie­nes vi­lla­nos que es­tán bus­can­do po­der, con­trol y otras co­sas, pe­ro a él lo po­de­mos co­no­cer bien, sa­ber qué fue lo que le pa­só a su fa­mi­lia, y los sa­cri­fi­cios que ha he­cho. Así en­ten­de­mos por qué es la per­so­na que es. Es un asun­to con­flic­ti­vo. Los vi­lla­nos no so­lo de­ben dar mie­do, sino que tam­bién de­ben ha­cer que uno pue­da iden­ti­fi­car­se con ellos y los es­cri­to­res de The Flash, así co­mo los ves­tua­ris­tas y ma­qui­lla­do­res han he­cho un tra­ba­jo im­pre­sio­nan­te. Ci­ca­da es un per­so­na­je bas­tan­te te­ne­bro­so.

El per­so­na­je de Ci­ca­da cam­bió mu­cho en la se­rie si lo com­pa­ra­mos con el del có­mic, ¿por qué cree que fue así?

El Ci­ca­da de los li­bros de his­to­rie­tas es un po­co dis­tin­to del que es­ta­mos vien­do re­tra­ta­do en el show. No pue­do de­cir mu­cho so­bre por qué to­ma­ron la de­ci­sión de cam­biar su apa­rien­cia, pe­ro sí pue­do de­cir que me ale­gra que así fue­ra por­que si hu­bie­ran he­cho un cas­ting de Ci­ca­da co­mo era en los li­bros, se­ría un ac­tor muy di­fe­ren­te a mí. El Ci­ca­da del có­mic se­ría un hom­bre mu­cho ma­yor que yo. A mí tam­bién me gus­ta­ría sa­ber a qué obe­de­ce es­te cam­bio es­té­ti­co, y si ten­go la opor­tu­ni­dad, se­gu­ra­men­te me gus­ta­ría pre­gun­tar­les a los es­cri­to­res del pro­gra­ma por­que yo tam­bién qui­sie­ra sa­ber.

El tra­je que lle­va su per­so­na­je cu­bre la mi­tad de su ca­ra, ¿es­to re­pre­sen­tó un re­to para us­ted en tér­mi­nos de ac­tua­ción?

Me ale­gra que pre­gun­tes, por­que fue al­go nue­vo que tu­ve que ha­cer para es­ta in­ter­pre­ta­ción. Cuan­do pen­sa­mos en la re­la­ción que de­be te­ner el ac­tor con la cá­ma­ra, es­pe­cial­men­te en te­le­vi­sión y en ci­ne, los ojos se vuelven muy im­por­tan­tes. En te­le­vi­sión ha­ce­mos mu­chas to­mas don­de los ojos del per­so­na­je cuen­tan la his­to­ria. Con eso en men­te, to­do se tra­ta de ser cons­cien­tes de sa­ber dón­de es­tán mis ojos, y a ha­cia dón­de es­toy mi­ran­do para ase­gu­rar­me de que es­toy ‘ha­blan­do’, con­tan­do la his­to­ria por de­ba­jo de la más­ca­ra. Sin du­da me lle­vó un tiem­po lle­gar a sen­tir­me có­mo­do con el tra­je, pe­ro al mis­mo tiem­po me ayu­dó en la ac­tua­ción, por­que cuan­do me pu­se la más­ca­ra y el tra­je com­ple­to sen­tí que ese era el per­so­na­je, que ahí es­ta­ba Ci­ca­da con su da­ga. De pron­to, el ni­ño y el ac­tor que lle­vo aden­tro sa­len a flo­te, ya des­pués to­do se tra­ta de se­guir las mar­ca­cio­nes y ase­gu­rar­me de que mi re­la­ción con la cá­ma­ra es co­rrec­ta. De nue­vo, en The Flash to­do el equi­po se ase­gu­ra de que la to­ma sea bue­na. Es al­go que he dis­fru­ta­do mu­cho, por­que creo que nun­ca ha­bía te­ni­do la opor­tu­ni­dad de ha­cer al­go así y es­toy apren­dien­do mu­cho en el ca­mino.

¿Cuál es el se­cre­to que se­rá re­ve­la­do en es­ta tem­po­ra­da?

Ci­ca­da tie­ne un se­cre­to, y es muy di­fe­ren­te de mu­chos otros vi­lla­nos. A me­di­da que la his­to­ria se desa­rro­lla, co­no­ce­re­mos el otro la­do de Ci­ca­da, así co­mo el de otros per­so­na­jes, co­mo Gra­ce, a quien tam­bién lle­ga­re­mos a co­no­cer. Les re­co­men­da­ría a los te­le­vi­den­tes que le pres­ta­ran aten­ción a ella y a lo que le su­ce­de.

“Los vi­lla­nos no so­lo de­ben dar mie­do, sino tam­bién ha­cer que uno pue­da iden­ti­fi­car­se con ellos”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.