¿Ha­cia dón­de apun­ta?

Publimetro Colombia - - EDITORA INVITADA - Es­pe­ran­za.arias@publimetro.co

Pe­se a que aún la ma­yo­ría de paí­ses prohí­ben el con­su­mo de ma­rihua­na, el mun­do es­tá gi­ran­do ha­cia la le­ga­li­za­ción y, po­co a po­co, va­rios han ido unién­do­se

Pe­ro el ca­so de Co­lom­bia lla­ma la aten­ción. Ini­cial­men­te se apro­bó la pro­duc­ción y trans­for­ma­ción de can­na­bis pa­ra fi­nes mé­di­cos y cien­tí­fi­cos, pa­ra lo que me­ses des­pués, en agos­to de 2017, el Go­bierno de­fi­nió las re­glas que re­gi­rían pa­ra di­cho uso. Ade­más de es­to, an­tes se ha­bía des­pe­na­li­za­do el por­te y con­su­mo de la do­sis mí­ni­ma, equi­va­len­te a 20 gra­mos de ma­rihua­na, se­gún el Mi­nis­te­rio de De­fen­sa. Sin em­bar­go, con la lle­ga­da de Iván Du­que a la Pre­si­den­cia, se prohi­bió la do­sis mí­ni­ma, con el fin, se­gún ar­gu­men­ta el Go­bierno, de ata­car el mi­cro­trá­fi­co.

So­bre es­to, Mon Laferte ma­ni­fes­tó que hay mu­cha des­in­for­ma­ción: “Hay gen­te que to­da­vía cree que la ma­rihua­na es la que con­su­me la ‘gen­te per­di­da’ y ‘dro­ga­dic­ta’, pe­ro no to­dos En La­ti­noa­mé­ri­ca, el tér­mino ‘ma­rihua­ne­ro’ to­da­vía car­ga con un gran es­tig­ma. Al tiem­po, los re­sul­ta­dos de los es­tu­dios so­bre el da­ño que la ma­rihua­na pro­du­ce en la sa­lud de quie­nes la con­su­men si­guen de­jan­do más pre­gun­tas que res­pues­tas.

Así, en­tre lo le­gal e ile­gal, ha gi­ra­do el te­ma so­bre el con­su­mo de ma­rihua­na en el mun­do: mien­tras unos paí­ses aprue­ban su uso me­di­ci­nal y otros su uso re­crea­ti­vo, en otros tan­tos si­gue dán­do­se el de­ba­te de su le­ga­li­za­ción al tiem­po que con­ti­núan san­cio­nan­do a los por­ta­do­res y con­su­mi­do­res.

“Creo que el fu­tu­ro es ha­cia la le­ga­li­za­ción”, di­jo la can­tan­te y com­po­si­to­ra Mon Laferte, edi­to­ra in­vi­ta­da de PUBLIMETRO pa­ra es­ta edi­ción, en me­dio de una dis­cu­sión so­bre la ma­ne­ra co­mo los paí­ses en La­ti­noa­mé­ri­ca avan­zan en la des­pe­na­li­za­ción de he­chos an­tes con­si­de­ra­dos de­li­tos, co­mo en el ca­so del abor­to y, cla­ro, de la des­pe­na­li­za­ción de la ma­rihua­na.

La­ti­noa­mé­ri­ca pa­re­ce ser una de las re­gio­nes que más avan­za en es­to, aun­que en ca­da país la si­tua­ción es di­fe­ren­te.

Por ejem­plo, Uru­guay es el pri­mer y úni­co Es­ta­do en la re­gión que des­pe­na­li­zó el con­su­mo de can­na­bis. Pe­ro no so­lo eso, tam­bién es el úni­co que lo­gró con­tro­lar to­do el pro­ce­so, des­de la siem­bra has­ta su ven­ta. En es­te país co­men­zó el pro­ce­so de ins­crip­ción de quie­nes desea­ban ad­qui­rir can­na­bis en farmacias con fi­nes no mé­di­cos a me­dia­dos de 2017 y, se­gún da­tos del Go­bierno, pa­ra el 10 de di­ciem­bre de 2017 ha­bía 17.536 ins­cri­tos co­mo com­pra­do­res y 7700 cul­ti­va­do­res. Ade­más, una red de 16 farmacias con­ta­ba con la au­to­ri­za­ción pa­ra su ven­ta en ese mo­men­to.

Chi­le es, des­de ha­ce va­rios años, el país la­ti­noa­me­ri­cano que más ma­rihua­na con­su­me, se­gún va­rios es­tu­dios. Por eso, des­de 2015 em­pe­za­ron a le­gis­lar a fa­vor de la le­ga­li­za­ción y ya hoy es uno de los que per­mi­te el cul­ti­vo y ven­ta pa­ra fi­nes me­di­ci­na­les. Es­te mis­mo ca­so se re­pi­te en Mé­xi­co, Ar­gen­ti­na, Pe­rú y Pa­ra­guay. son así”.

Por eso, ella con­si­de­ra que to­do se so­lu­cio­na con edu­ca­ción. “Y no ha­blo so­lo de las au­las de cla­se, sino de la edu­ca­ción en so­cie­dad”.

La ma­rihua­na vs. otras dro­gas

La re­co­men­da­ción que ha­ce la Or­ga­ni­za­ción Pa­na­me­ri­ca­na de la Sa­lud (OPS) so­bre el uso de sus­tan­cias psi­coac­ti­vas es que to­das las de­ci­sio­nes po­lí­ti­cas que se to­men “de­ben es­tar fun­da­men­ta­das en evi­den­cia cien­tí­fi­ca con­sis­ten­te, en aras de iden­ti­fi­car cuá­les de­ri­va­dos ca­ná­bi­cos son úti­les, en qué do­sis y mo­dos de ad­mi­nis­tra­ción”. Pe­ro ¿qué di­cen los es­tu­dios?

So­bre la ma­rihua­na, el in­for­me mun­dial de 2018 de la Ofi­ci­na de las Na­cio­nes Uni­das con­tra la Dro­ga y el De­li­to (Unodc) di­ce que el can­na­bis si­gue sien­do la dro­ga que más se con­su­me en el mun­do.

“Unos 275 mi­llo­nes per­so­nas en el mun­do, es de­cir, apro­xi­ma­da­men­te el 5,6% de la de po­bla­ción mun­dial de eda­des com­pren­di­das en­tre los 15 y los 64 años, con­su­mió dro­gas en al me­nos una oca­sión en 2016”. De esos, se es­ti­ma que 192 mi­llo­nes de per­so­nas con­su­mie­ron ma­rihua­na al me­nos una vez en el tiem­po de es­tu­dio.

La Unodc tam­bién ase­gu­ró que en­tre 2006 y 2016 el in­cre­men­to fue de apro­xi­ma­da­men­te el 16%, lo que sig­ni­fi­ca­ría que va en pa­ra­le­lo con el au­men­to de la po­bla­ción mun­dial.

Pe­se a to­do lo an­te­rior, la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS) no ha des­cla­si­fi­ca­do la ma­rihua­na co­mo una dro­ga, con­tra­rio a lo que se creía. El año pa­sa­do so­lo des­cla­si­fi­có el can­na­bi­diol, un com­pues­to del can­na­bis de los 200 com­po­nen­tes que tie­ne la plan­ta. La con­clu­sión a la que lle­gó la or­ga­ni­za­ción es que el can­na­bi­diol no es adic­ti­vo, pe­ro tam­po­co se pue­de re­co­men­dar pa­ra su uso por­que son ne­ce­sa­rios más da­tos.

Pa­ra Mon Laferte, el uso de la ma­rihua­na no es un mis­te­rio, ade­más, le ayu­da a cal­mar fuer­tes do­lo­res: “Con­su­mo ma­rihua­na. Su­fro de do­lo­res de es­pal­da se­ve­ros, por­que via­jo mu­cho, y lo úni­co que me qui­ta el do­lor es fu­mar ma­rihua­na y eso no me con­vier­te ni en

“En La­ti­noa­mé­ri­ca es­ta­mos más len­tos, pe­ro creo que el ca­mino, en ge­ne­ral, es ha­cia la le­ga­li­za­ción” Mon Laferte

dro­ga­dic­ta ni en ‘per­di­da’”.

Es más, ni la Unodc ni la OMS tie­nen da­tos de muer­tes por so­bre­do­sis de ma­rihua­na, aun­que pa­ra la ONU es­to se de­ba a que “es muy pron­to pa­ra co­no­cer el im­pac­to de las úl­ti­mas le­yes”.

Sin em­bar­go, la ar­tis­ta chi­le­na reite­ra que to­do se re­su­me en la fal­ta de edu­ca­ción y con­clu­ye el te­ma di­cien­do: “Soy pro le­ga­li­za­ción, pe­ro las per­so­nas que de­ci­den son las mis­mas, así que hay que sa­lir a vo­tar”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.