JO­SÉ CUES­TA

“Tra­ba­ja­re­mos por or­de­nar los te­rri­to­rios al­re­de­dor del agua, no al­re­de­dor del mer­ca­do”

Publimetro Colombia - - BOGOTÁ - GINNA R. SÁN­CHEZ [email protected]

Es­te bo­go­tano, fi­ló­so­fo, po­li­tó­lo­go y pro­fe­sor uni­ver­si­ta­rio, que se au­to­de­no­mi­na ‘De­fen­sor de la vi­da y la política del amor’, se su­ma a la lis­ta de los as­pi­ran­tes por la Al­cal­día de Bo­go­tá

Su in­ten­ción es tra­ba­jar por una ‘Bo­go­tá Hu­ma­na 2.0’, pues para na­die es un se­cre­to su afi­ni­dad con el se­na­dor Gus­ta­vo Pe­tro, con quien mi­li­tó en el M-19 has­ta que se fir­mó el acuer­do de paz.

Cues­ta nos ade­lan­tó que se­gu­ra­men­te rea­li­za­rán una con­sul­ta in­ter­na en la Co­lom­bia Hu­ma­na para de­fi­nir un úni­co can­di­da­to. Las fi­chas con mi­ras al Lié­vano se si­guen mo­vien­do.

¿Cuál es su mo­ti­va­ción para as­pi­rar a la Al­cal­día de Bo­go­tá?

Creo que lle­gó la ho­ra y es­tán da­das las con­di­cio­nes en tér­mi­nos de in­sa­tis­fac­ción ciu­da­da­na por cua­tro años de un go­bierno que se ha de­di­ca­do a ge­ne­rar una enor­me des­truc­ción de to­dos los lo­gros so­cia­les, eco­nó­mi­cos y cul­tu­ra­les que se ha­bían lo­gra­do con­so­li­dar y avan­zar en los go­bier­nos de­mo­crá­ti­cos.

En­tre otras co­sas, por­que la pre­mi­sa de la ac­tual Ad­mi­nis­tra­ción es con­ver­tir a la ciu­dad en un es­pa­cio de ne­go­cios, eso en tér­mi­nos grá­fi­cos se en­tien­de co­mo que en el ca­so de Bo­go­tá no te­ne­mos un al­cal­de ma­yor, sino un ge­ren­te de ne­go­cios.

To­das esas son con­di­cio­nes son su­fi­cien­tes para pen­sar que se re­quie­re un re­le­vo en la con­cep­ción política, pe­ro fun­da­men­tal­men­te pro­gra­má­ti­ca de la ciu­dad.

¿Cuál con­si­de­ra que de­be ser la prio­ri­dad del pró­xi­mo Go­bierno de Bo­go­tá?

El gran re­to es có­mo cons­truir un pro­gra­ma de go­bierno con ocho mi­llo­nes de bo­go­ta­nos.

El pri­mer as­pec­to que que­re­mos des­ta­car es que or­de­na­re­mos los te­rri­to­rios al­re­de­dor del agua, no al­re­de­dor del mer­ca­do; Pe­ña­lo­sa es el tí­pi­co go­ber­nan­te que ha he­cho el te­rri­to­rio al­re­de­dor del mer­ca­do y de los ne­go­cios.

Hay que te­ner en cuen­ta que el 75% de los se­res hu­ma­nos en el mun­do vi­ven en las ciu­da­des. La suer­te de la vi­da en el pla­ne­ta se jue­ga en las ciu­da­des, por lo tan­to, las go­ber­nan­zas en pleno desa­rro­llo del si­glo XXI tie­nen que ser pen­sa­das co­mo la ne­ce­si­dad de adap­tar esos te­rri­to­rios al cam­bio cli­má­ti­co e im­ple­men­tar es­tra­te­gias de mi­ti­ga­ción en torno al cam­bio cli­má­ti­co. Eso es or­de­nar el te­rri­to­rio al­re­de­dor del agua.

¿Cuál es el desafío más im­por­tan­te que ten­drá la ca­pi­tal el pró­xi­mo año?

El otro año ofre­ce ma­yo­res ven­ta­jas para el desa­rro­llo de una de­mo­cra­cia par­ti­ci­pa­ti­va, ex­ten­sa y pro­fun­da, por­que coin­ci­den dos mo­men­tos: la dis­cu­sión so­bre el Plan de Or­de­na­mien­to Te­rri­to­rial (POT) y el Plan de Desa­rro­llo.

Es­to nos va a per­mi­tir desa­rro­llar a pro­fun­di­dad un diá­lo­go de­mo­crá­ti­co so­bre cuál es el mo­de­lo de ciu­dad que ne­ce­si­ta­mos: una ciu­dad ex­pan­di­da, que en­gu­lla las fran­jas eco­ló­gi­cas, co­mo por ejem­plo la re­ser­va fo­res­tal Tho­mas van der Ham­men; o una ciu­dad com­pac­ta, que sea ca­paz de cre­cer en for­ma ver­ti­cal, desa­rro­llan­do to­da una política de mo­vi­li­dad, en la que el ele­men­to más im­por­tan­te sea jus­ta­men­te el sis­te­ma de trans­por­te pú­bli­co mul­ti­mo­dal con el uso de la ener­gía eléc­tri­ca.

¿Có­mo lo­grar­lo?

Va­mos a con­vo­car una mo­vi­li­za­ción po­pu­lar y ciu­da­da­na, so­cial y política, para que la gen­te en­tien­da que la suer­te de Bo­go­tá, en tér­mi­nos de ga­ran­ti­zar su or­de­na­mien­to de­mo­crá­ti­co, se va a dar en es­ta eta­pa pri­ma­ria, que es la dis­cu­sión de las pro­pues­tas.

Tan­to en el si­glo XIX y XX, las ciu­da­des se or­de­na­ron a par­tir de la vo­lun­tad su­pre­ma de mu­je­res y hom­bres. Hoy ne­ce­si­ta­mos lo­grar con­vo­car a unos diá­lo­gos que im­pli­quen la voz del pá­ra­mo de Su­ma­paz, de los hu­me­da­les, del río Bo­go­tá… las vo­ces de la fau­na.

Us­ted no pue­de ha­cer pla­nea­ción del te­rri­to­rio en fun­ción de la vi­da si no con­vo­ca las vo­ces de los otros se­res vi­vos que tras­cien­den el con­cep­to del an­tro­po­cen­tris­mo.

“Se re­quie­re un re­le­vo en la con­cep­ción política, pe­ro fun­da­men­tal­men­te pro­gra­má­ti­ca de la ciu­dad”

¿Qué opi­na de Trans­Mi­le­nio por la Sép­ti­ma?

Por su pues­to que es­ta­mos en con­tra. En­tre otras co­sas, por­que des­de las ofi­ci­nas in­ter­nas de pla­nea­ción del Ins­ti­tu­to de Desa­rro­llo Ur­bano (IDU) han di­cho que Trans­Mi­le­nio por la Sép­ti­ma ge­ne­ra un enor­me in­con­ve­nien­te des­de el pun­to de vis­ta téc­ni­co.

¿Y del me­tro ele­va­do?

Para ini­ciar la fa­se de cons­truc­ción, se ne­ce­si­ta la exis­ten­cia del con­jun­to de los es­tu­dios, y es­tá su­fi­cien­te­men­te de­mos­tra­do que los es­tu­dios de in­ge­nie­ría de de­ta­lle y de in­ge­nie­ría avan­za­da no han si­do en­tre­ga­dos por Se­ner (in­ter­ven­to­ra del pro­yec­to me­tro ele­va­do de Bo­go­tá). Sin em­bar­go, la Ad­mi­nis­tra­ción de Pe­ña­lo­sa se dio al apu­ro de ini­ciar la fa­se de la li­ci­ta­ción.

Por aho­ra, es­ta­mos es­pe­ran­do una de­ci­sión de ca­rác­ter ju­di­cial, por­que hay una de­man­da in­ter­pues­ta por Holl­man Mo­rris, a pro­pó­si­to

de la ile­ga­li­dad que hay al con­vo­car el ini­cio de la fa­se li­ci­ta­to­ria sin ha­ber con­clui­do la en­tre­ga del 100% de los es­tu­dios. Por eso es muy pro­ba­ble que se va­ya a caer.

El plan A es con­ti­nuar con ese pro­ce­so (me­tro ele­va­do), te­nien­do en cuen­ta que per­fec­ta­men­te las si­guien­tes lí­neas pue­den ser sub­te­rrá­neas, pe­ro si even­tual­men­te un juez com­prue­ba que no se cum­plie­ron los re­qui­si­tos de ley, en ese mo­men­to lo que ten­dre­mos que ha­cer es des­em­pol­var los es­tu­dios del me­tro sub­te­rrá­neo, que son los más se­rios y só­li­dos que exis­ten.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.