SO­BRE­VI­VIÓ AL CÁN­CER DE SENO Y HOY ES SU LU­CHA

Es­te 19 de oc­tu­bre es el Día In­ter­na­cio­nal de la Lu­cha con­tra el Cán­cer de Ma­ma y por eso ha­bla­mos con la crea­do­ra de Fun­da­ya­ma

Publimetro Medellin - - Portada - ARIAD­NE AGAMEZ ariad­ne.agamez@publimetro.co

Clau­dia Pa­tri­cia Urre­go es so­bre­vi­vien­te de cán­cer de ma­ma. Des­de el 2002 fue diag­nos­ti­ca­da y des­de en­ton­ces es­ta en­fer­me­dad se ha con­ver­ti­do en su lu­cha y en su ban­de­ra.

La fal­ta de in­for­ma­ción, guía y apo­yo en ese en­ton­ces la mo­ti­vó a de­di­car su tiem­po al es­tu­dio, apren­der e in­ves­ti­gar to­do so­bre los de­re­chos de las pa­cien­tes en el país.

Y es que des­pués de un lar­go pro­ce­so y de cien­tos de exá­me­nes mé­di­cos, de­bió ser mas­tec­to­mi­za­da to­tal­men­te y tu­vo que en­fren­tar­se a su EPS con esa par­te tan im­por­tan­te de su cuer­po mu­ti­la­da, mien­tras ga­na­ba una tu­te­la y lo­gra­ba la re­cons­truc­ción.

Lue­go del pro­ce­di­mien­to, el cán­cer re­apa­re­ció. Esa vez fue en los gan­glios axi­la­res, los cua­les le fue­ron ex­traí­dos. Un tiem­po des­pués la en­fer­me­dad vol­vió, pe­ro es­ta vez en los pul­mo­nes.

Su si­tua­ción le per­mi­tió dar­se cuen­ta de la fal­ta de apo­yo y de ase­so­ría pa­ra las pa­cien­tes con cán­cer que ha­bía en la ciu­dad y de la ne­ce­si­dad de con­tar con un lu­gar en el que exis­tie­ra un es­pa­cio de re­fle­xión con otra per­so­na que atra­ve­sa­ra por la mis­ma si­tua­ción.

Así na­ció Fun­da­ya­ma, que es con­si­de­ra­da co­mo la pri­me­ra fun­da­ción de­di­ca­da a apo­yar a las mu­je­res con cán­cer en Me­de­llín. Clau­dia la di­ri­ge, y en los úl­ti­mos años ha lo­gra­do avan­ces sig­ni­fi­ca­ti­vos en in­fra­es­truc­tu­ra y ca­pi­tal hu­mano de la fun­da­ción, que per­mi­tie­ron una me­jor aten­ción a las mu­je­res diag­nos­ti­ca­das y a sus fa­mi­lias.

La fun­da­ción atien­de a las per­so­nas con cán­cer, pa­ra quie­nes es­tán di­se­ña­dos va­rios de los pro­gra­mas y en los que se atien­den tam­bién a las fa­mi­lias “por­que el cán­cer es una en­fer­me­dad que no es de una so­la per­so­na, sino de to­da una fa­mi­lia, don­de su­fre des­de el más chi­qui­to has­ta el más vie­jo”, di­jo la di­rec­to­ra.

En la fun­da­ción tam­bién par­ti­ci­pan las per­so­nas sa­nas en dis­tin­tas ac­ti­vi­da­des y cam­pa­ñas de sen­si­bi­li­za­ción pa­ra la de­tec­ción tem­pra­na de la en­fer­me­dad.

La trans­for­ma­ción

“He­mos pa­sa­do de te­ner la ofi­ci­na en mi al­co­ba, a una

ofi­ci­na en co­mo­da­to de ocho me­tros cua­dra­dos y, aho­ra, a te­ner una se­de de 250 me­tros cua­dra­dos, don­de te­ne­mos con­sul­to­rios, sa­lo­nes y un es­pa­cio ade­cua­do pa­ra aten­der a los pa­cien­tes”, co­men­tó.

El cre­ci­mien­to en in­fra­es­truc­tu­ra “más que en es­pa­cio y en mue­bles, ha sig­ni­fi­ca­do lo­grar un ma­yor po­si­cio­na­mien­to y re­co­no­ci­mien­to, que por en­de, nos per­mi­te ofre­cer más y me­jo­res ser­vi­cios a la co­mu­ni­dad y a nues­tra po­bla­ción”, di­jo Clau­dia.

Ac­tual­men­te, la fun­da­ción cuen­ta con di­fe­ren­tes es­pa­cios pa­ra rea­li­zar las ac­ti­vi­da­des y con­sul­to­rios pa­ra la aten­ción de los pa­cien­tes.

“Aho­ra te­ne­mos un ma­yor re­co­no­ci­mien­to y eso nos per­mi­tió que mu­chos pro­fe­sio­na­les nos do­nen su tiem­po y co­no­ci­mien­to, lo que me­jo­ró la ofer­ta de ser­vi­cios y la opor­tu­ni­dad de una me­jor aten­ción pa­ra los pa­cien­tes y sus fa­mi­lias”, in­di­có.

El apo­yo

Con el pa­so del tiem­po, la con­cien­ti­za­ción de la en­fer­me­dad y la ne­ce­si­dad de un diag­nós­ti­co tem­prano han per­mi­ti­do que mu­chas em­pre­sas y or­ga­ni­za­cio­nes tra­ba­jen por la vi­si­bi­li­za­ción del cán­cer de ma­ma.

“To­do el tra­ba­jo que he­mos he­cho fue gra­cias a em­pre­sas co­mo Pay­less, Avon, Pro­duc­tos Ro­che, No­var­tis, el Hos­pi­tal San Vicente de Paul, el Hos­pi­tal Ge­ne­ral de Me­de­llín, en­tre otros, que se su­man a tra­vés del lan­za­mien­to de pro­duc­tos y con las ven­tas nos co­la­bo­ran, o con es­pa­cios, co­mo en el ca­so de los hos­pi­ta­les”, co­men­tó.

Mu­chas ins­ti­tu­cio­nes, a lo lar­go del tiem­po, se han su­ma­do a la cau­sa, co­mo la lla­ma Clau­dia, per­mi­tien­do el apo­yo de otros pro­gra­mas pa­ra la aten­ción de los pa­cien­tes en los pro­ce­sos de qui­mio­te­ra­pia, hos­pi­ta­li­za­ción, vi­si­tas en ca­sa, te­ra­pia ocu­pa­cio­nal, for­ta­le­ci­mien­to de cre­ci­mien­to per­so­nal y en­cuen­tros de los gru­pos de apo­yo, en­tre otros.

“Te­ne­mos ayu­da en otros pro­gra­mas co­mo la te­ra­pia reiki, la me­di­ci­na bio­ener­gé­ti­ca, me­di­ta­ción y re­la­ja­ción. Ade­más, te­ne­mos ase­so­ría ju­rí­di­ca, que ha si­do muy fuer­te e im­por­tan­te pa­ra to­dos los pa­cien­tes que han lle­ga­do a la fun­da­ción”, aña­dió.

Ta­ller de pe­lu­cas

Den­tro del nue­vo es­pa­cio, Clau­dia des­ta­ca el cre­ci­mien­to de la sa­la de be­lle­za y del ta­ller de pe­lu­cas. “So­mos lí­de­res en la ela­bo­ra­ción de pe­lu­cas a ni­vel mun­dial, por­que por año es­ta­mos pro­du­cien­do más de 600 pe­lu­cas. Es un pro­gra­ma que se sos­tie­ne gra­cias a la so­li­da­ri­dad, al amor y al des­pren­di­mien­to que mu­chas

per­so­nas tie­nen y que se su­ma a una cau­sa tan bo­ni­ta co­mo Fun­da­ya­ma, que ade­más de do­nar su ca­be­llo, ha­cen sus apor­tes en di­ne­ro pa­ra que sea trans­for­ma­do en pe­lu­ca”.

Es­tos apor­tes, se­gún la di­rec­to­ra, han per­mi­ti­do que los pa­cien­tes de cán­cer ten­gan la opor­tu­ni­dad de ac­ce­der a pe­lu­cas de ca­be­llo natural, que en el mer­ca­do son muy cos­to­sas.

En Co­lom­bia se ofre­cen co­mer­cial­men­te pe­lu­cas na­tu­ra­les en­tre los $165.000, de ca­be­llo cor­to y los dos mi­llo­nes de pe­sos o más, de ca­be­llo lar­go.

Las do­na­cio­nes

Oc­tu­bre se ca­rac­te­ri­za por la ce­le­bra­ción del Día In­ter­na­cio­nal de la Lu­cha con­tra el Cán­cer de Ma­ma, por lo que va­rias de las com­pa­ñías que se vin­cu­lan le ha­cen do­na­cio­nes a la fun­da­ción.

“Es­te año te­ne­mos en Pay­less la ma­ni­lla, los te­nis y las me­dias, que por la ven­ta de es­tos pro­duc­tos ellos des­ti­nan en­tre uno y dos dó­la­res pa­ra la fun­da­ción. El año pa­sa­do, la do­na­ción fue su­pe­rior a los 23 mi­llo­nes de pe­sos”, re­ve­ló Clau­dia.

Es­te do­min­go se rea­li­za la Ca­rre­ra Ca­mi­na­ta, que se eje­cu­ta en aso­cio en­tre la Fun­da­ción Avon y Fun­da­ya­ma: “Par­te de los in­gre­sos por las ins­crip­cio­nes, que es­tán en $40.000 por per­so­na, en­tran a Fun­da­ya­ma por ser alia­do del even­to”, ase­gu­ró Clau­dia.

“Lo que más preo­cu­pa es que ca­da vez son mu­je­res más jó­ve­nes las que es­tán sien­do diag­nos­ti­ca­das con cán­cer de ma­ma y de­be­mos dar­le ma­yor im­por­tan­cia pa­ra que to­das es­ta­blez­can el há­bi­to del au­to­exa­men des­de que em­pie­za el cre­ci­mien­to de sus se­nos” Clau­dia Urre­go, so­bre­vi­vien­te y di­rec­to­ra de Fun­da­ya­ma

La con­cien­ti­za­ción

Las cam­pa­ñas pa­ra Clau­dia son muy im­por­tan­tes, por­que son un lla­ma­do a to­das las mu­je­res, pues es vi­tal el che­queo de las ma­mas en mu­je­res ma­yo­res de 40 años. “Con so­lo to­car­me no voy a evi­tar que me dé un cán­cer de ma­ma, de­bo ser cons­cien­te de que si sien­to al­go de­bo acu­dir de ma­ne­ra in­me­dia­ta al mé­di­co pa­ra que me ha­gan to­do lo ne­ce­sa­rio pa­ra un diag­nós­ti­co tem­prano”, di­jo.

So­bre la cuan­ti­fi­ca­ción de la en­fer­me­dad, Clau­dia di­ce que “las ci­fras de diag­nós­ti­co de cán­cer van en au­men­to”. Sin em­bar­go, Xi­me­na Ríos Pe­ña, de la Se­cre­ta­ría de Sa­lud de Me­de­llín, ex­pli­có que el au­men­to se de­be en­ten­der tam­bién por el me­jo­ra­mien­to de los sis­te­mas de no­ti­fi­ca­ción de la in­for­ma­ción con res­pec­to a es­tas pa­to­lo­gías.

“En An­tio­quia, tan so­lo es­te año, van 551 pa­cien­tes con diag­nós­ti­co de cán­cer. Por ca­da 10 mu­je­res que con­sul­tan al­gu­na anor­ma­li­dad en su seno, dos ter­mi­nan sien­do diag­nos­ti­ca­das con cán­cer. Los ca­sos nue­vos au­men­tan en mu­je­res jó­ve­nes”, afir­mó la fun­cio­na­ria.

La aler­ta ac­tual es que ca­da vez son mu­je­res más jó­ve­nes las que es­tán sien­do diag­nos­ti­ca­das con cán­cer de ma­ma y “por es­to de­be­mos dar­le ma­yor im­por­tan­cia pa­ra que to­das las mu­je­res es­ta­blez­can el há­bi­to del au­to­exa­men des­de que em­pie­za el cre­ci­mien­to de sus se­nos”, pun­tua­li­zó la di­rec­to­ra.

|COR­TE­SÍA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.