Kia Ce­ra­to Vi­vro: el se­dán fa­mi­liar que les ha­rá com­pe­ten­cia a los SUV

En me­dio de la olea­da de SUV, los se­da­nes tra­tan de man­te­ner­se. Uno de los más po­pu­la­res se re­nue­va co­mo el Kia Ce­ra­to Vi­vro, con gran­des op­cio­nes

Publimetro Medellin - - Autos - JUAN MANUEL RE­YES juan.re­[email protected]

Es­te 2018 pa­sa­rá a la his­to­ria co­mo el año de los SUV. Las de­ci­sio­nes de Ford y Ge­ne­ral Mo­tors de des­con­ti­nuar lí­neas en­te­ras y plan­tas es so­lo un avi­so. Ya en el pa­sa­do Sa­lón del Au­to­mó­vil se vio un gran nú­me­ro de ca­mio­ne­tas en to­das las mar­cas. Pe­ro unas cuan­tas se es­tán man­te­nien­do con los se­da­nes, y el Kia Ce­ra­to Vi­vro es uno de los más in­tere­san­tes.

Es­te vehícu­lo es la ter­ce­ra ge­ne­ra­ción del exi­to­so Kia Ce­ra­to. En los úl­ti­mos años, ha dispu­tado con el Maz­da 3 el pa­pel de se­dán fa­mi­liar, ade­más de otros vehícu­los en di­fe­ren­tes mo­men­tos del mer­ca­do. Aun así, es­te vehícu­lo se ha vuel­to una re­fe­ren­cia. La ver­sión Vi­vro, nue­va en el mer­ca­do mun­dial, lle­ga des­de las plan­tas de la mar­ca co­rea­na en Mé­xi­co a re­for­zar es­ta po­si­ción.

Aun­que es­té­ti­ca­men­te los cam­bios no son tan des­ta­ca­dos, sí es evi­den­te que se tra­te de un vehícu­lo nue­vo. La más des­ta­ca­da, sin lu­gar a du­das, es la pre­sen­cia de una ven­ta­na tra­se­ra adi­cio­nal, de­trás de la puer­ta tra­se­ra, que dis­mi­nu­ye los pun­tos cie­gos y da un di­se­ño más ma­du­ro. Las lí­neas de la pa­rri­lla y las lu­ces, que se ex­tien­den has­ta los guar­da­ba­rros, lo ase­me­jan al exi­to­so Kia Stin­ger. Las lí­neas tra­se­ras re­fuer­zan la idea y de­no­tan un baúl am­plio.

Es­te de­seo de dar una apa­rien­cia de lu­jo y ca­li­dad se no­ta, so­bre to­do, en el in­te­rior. La pla­ta­for­ma fue re­di­se­ña­da pa­ra dar más es­pa­cio a los pa­sa­je­ros, que es muy có­mo­do. Cin­co adul­tos ca­ben con fa­ci­li­dad en es­te se­dán, al­go que no pue­de ase­gu­rar­se en otros vehícu­los de la ga­ma. Ade­lan­te, las lí­neas de­por­ti­vas se man­tie­nen en el ha­bi­tácu­lo. A mu­chos les cho­ca la pan­ta­lla de ocho pul­ga­das ‘su­per­pues­ta’ en el ta­ble­ro, pe­ro con­si­de­ro que es más fá­cil ma­ni­pu­lar­la de esa ma­ne­ra, sin des­viar la mi­ra­da del ca­mino. Los ma­te­ria­les se ven só­li­dos, y dos ven­ti­las ti­po tur­bi­na po­ten­cian la sen­sa­ción de­por­ti­va.

Las sillas son muy có­mo­das, con buen apo­yo lum­bar, aun­que la te­la del ta­pi­za­do pue­de aca­lo­rar en al­tas tem­pe­ra­tu­ras. El ta­ble­ro tie­ne una pan­ta­lla bá­si­ca pa­ra el compu­tador a bor­do e in­di­ca­do­res análo­gos.

Rá­pi­do, sin con­su­mir de más

El en­cen­di­do con bo­tón re­ve­la la pre­sen­cia del mo­tor 1,6 li­tros de 130 ca­ba­llos, una má­qui­na co­rrec­ta y con un buen tor­que. Cuen­ta con ca­jas au­to­má­ti­ca y me­cá­ni­ca, am­bas de seis ve­lo­ci­da­des. PUBLIMETRO pro­bó la ver­sión au­to­má­ti­ca, que cuen­ta con mo­dos de­por­ti­vo y eco­nó­mi­co.

En el mo­do nor­mal, la plan­ta mo­triz del Kia Ce­ra­to Vi­vro es, de por sí, bas­tan­te eco­nó­mi­ca. En un re­co­rri­do de au­to­pis­ta, el compu­tador mar­có un con­su­mo in­fe­rior a 4,6 ki­ló­me­tros por ca­da 100 ki­ló­me­tros; es­to equi­va­le a 82 ki­ló­me­tros por ga­lón, real­men­te im­pre­sio­nan­te. En con­di­cio­nes de ciu­dad el con­su­mo se re­sin­tió.

El mo­do de­por­ti­vo re­pro­gra­ma la trans­mi­sión pa­ra ha­cer que cam­bie a ma­yor ré­gi­men de re­vo­lu­cio­nes. La ace­le­ra­ción, co­rrec­ta en mo­do nor­mal, reac­cio­na con mu­cho más brío. So­bre to­do en as­cen­sos, don­de el mo­do nor­mal pro­du­ce cam­bios com­ple­jos y sin tan­ta gra­cia. En el mo­do Eco so­lo cam­bia la res­pues­ta al pe­dal del ace­le­ra­dor: el aho­rro de­pen­de de qué tan ‘pe­sa­do’ sea su pie.

Tam­bién se des­ta­ca la sus­pen­sión, que sin ser tan du­ra reac­cio­na muy bien. Eso sí, la di­rec­ción eléc­tri­ca es sua­ve y no ofre­ce ma­yor res­pues­ta del pi­so. Es­to li­mi­ta gran­de­men­te el es­pí­ri­tu de­por­ti­vo de es­te vehícu­lo, aun­que ayu­da la reac­ción pa­ra las ma­nio­bras de par­queo o pa­ra an­dar en ciu­dad.

Un equi­po com­ple­jo

El ele­men­to más in­có­mo­do del Kia Ce­ra­to Vi­vro es el sis­te­ma de in­foen­tre­te­ni­mien­to Ku­vic, en la pan­ta­lla de ocho pul­ga­das. El sis­te­ma ofre­ce la ca­pa­ci­dad de una ta­ble­ta An­droid. Es­to po­dría im­pli­car que el usua­rio ten­ga sus pro­pios ser­vi­cios de Wa­ze, apli­ca­cio­nes de mú­si­ca y otros sis­te­mas, pe­ro su apli­ca­ción es muy di­fí­cil. Ade­más, es­te uso pue­de dis­traer.

Afor­tu­na­da­men­te cuen­ta con Ap­ple Ca­rp­lay, An­droid Au­to y Mi­rror­link, más fá­ci­les de usar. El vehícu­lo cuen­ta ade­más con bue­nas ayu­das co­mo ai­re acon­di­cio­na­do y sis­te­mas de se­gu­ri­dad. Cá­ma­ra de re­ver­sa, asis­ten­te de arran­que en pen­dien­te, con­tro­les de trac­ción y de es­ta­bi­li­dad tam­bién for­man par­te de es­tas.

Pa­ra los in­tere­sa­dos en vehícu­los fa­mi­lia­res, la pre­sen­cia de seis air­bags es muy im­por­tan­te. Tam­bién lo es la pre­sen­cia de es­truc­tu­ras re­for­za­das y de una bue­na vi­si­bi­li­dad. El vehícu­lo no tie­ne la ver­sa­ti­li­dad o la al­tu­ra de un SUV, pe­ro se mue­ve muy bien. Y por su­pues­to, la ex­cep­cio­nal ga­ran­tía de sie­te años o 150.000 ki­ló­me­tros es otro ele­men­to a des­ta­car.

¿Por qué la com­pa­ra­ción con las ca­mio­ne­tas? Con

6 Ve­lo­ci­da­des, tan­to en ca­ja au­to­má­ti­ca co­mo me­cá­ni­ca, tie­ne el nue­vo Kia Ce­ra­to Vi­vro

pre­cios de 64 y 68 mi­llo­nes de pe­sos, es­te se­dán en­tra en la ga­ma de SUV pe­que­ños. Vehícu­los de to­dos los orí­ge­nes y de to­das las mar­cas po­pu­la­res es­tán en es­ta ga­ma. Si el se­dán va a se­guir con vida, tie­ne que de­mos­trar una ver­sa­ti­li­dad adi­cio­nal, y el Kia Ce­ra­to Vi­vro la pro­me­te.

|COR­TE­SÍA

|COR­TE­SÍA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.