5

Da­tos so­bre sus llan­tas usa­das

Publimetro Medellin - - Autos -

No se con­fíe del la­bra­do: Una llan­ta pue­de te­ner el la­bra­do in­tac­to, pe­ro pue­de es­tar en ma­las con­di­cio­nes. Los fa­bri­can­tes dan ga­ran­tía má­xi­mo de cin­co años so­bre el es­ta­do del cau­cho. Es­to no im­pli­ca que la llan­ta se va­ya a rom­per ape­nas aca­ba el pe­río­do de ga­ran­tía, pe­ro no res­pon­de­rá igual al te­rreno. En un hue­co o un ‘an­de­na­zo’, pue­de pro­vo­car­le de­for­ma­cio­nes. Ape­nas es­té de­for­ma­da con un ‘hue­vo’, la llan­ta de­be­ría ser cam­bia­da.

¿Sa­be cuán­do fue he­cha su llan­ta? En la ban­da la­te­ral, las llan­tas tie­nen va­rios có­di­gos. Uno de es­tos es un nú­me­ro de cua­tro ci­fras, que in­di­ca la semana y el año en la que fue he­cha. Por ejem­plo, un neu­má­ti­co con el có­di­go ‘0418’ fue he­cho en la cuar­ta semana de 2018, es de­cir, a fi­na­les de enero.

El me­jor man­te­ni­mien­to es ro­dar: las llan­tas que se man­tie­nen quie­tas su­fren de otro ti­po de de­for­ma­cio­nes. Por ejem­plo, una llan­ta pue­de su­frir par­ches pla­nos por es­tar mu­cho tiem­po en el sue­lo. Al mo­men­to de an­dar, es­to le pro­du­ce vi­bra­cio­nes. Para evi­tar­lo, sa­que el ca­rro al me­nos una vez al mes, y re­vi­se la pre­sión.

La llan­ta no tra­ba­ja sola: us­ted de­be sa­ber cuán­do cam­biar las llan­tas por el des­gas­te, pe­ro re­vi­se cons­tan­te­men­te su si­tua­ción. Un des­gas­te irre­gu­lar in­di­ca des­ajus­tes en la sus­pen­sión. An­dar con una pre­sión incorrecta tam­bién le pro­vo­ca da­ños al cau­cho, ade­más de pro­ble­mas de con­su­mo. La pre­sión in­di­ca­da es­tá en el ma­nual del vehícu­lo. Una bue­na pre­sión y una sus­pen­sión ade­cua­da­men­te ali­nea­da le ase­gu­ran ro­dar sin pro­ble­mas.

Co­mo di­ce la dis­tri­bui­do­ra en lí­nea Neu­mar­ket: la fá­bri­ca sa­be por qué po­ne esa llan­ta. Hay neu­má­ti­cos de to­das las ca­li­da­des en el mer­ca­do; no tie­ne que ca­sar­se con una mar­ca si otra llan­ta de ca­li­dad le ofre­ce buen pre­cio. Eso sí, no cam­bie el ta­ma­ño. Cam­bios en la al­tu­ra ha­cen que pue­da per­der ren­di­mien­to, mien­tras que llan­tas más an­chas que las de fá­bri­ca ha­cen la di­rec­ción más pe­sa­da. Las más an­gos­tas ha­cen per­der con­trol.

|FOTOLIA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.