Le co­rren al aco­so se­xual

Q'Hubo Manizales - - Así Pasó - LAU­RA SÁN­CHEZ qhu­bo­ma­ni­za­[email protected]

La Uni­ver­si­dad de Cal­das es­tá lis­ta ha­blar y el Co­mi­té de Po­lí­ti­ca de Gé­ne­ro pre­pa­ra­do pa­ra es­cu­char ca­sos de aco­so se­xual co­mo es­te: “Cuan­do es­ta­ba en pri­mer se­mes­tre un pro­fe­sor les di­jo a mis com­pa­ñe­ras: es­tán sen­ta­das en la mi­na”.

Una cam­pa­ña di­rec­ta, son fra­ses de si­tua­cio­nes que pa­san en la U. y que se ex­pu­sie­ron en mar­zo en un ejer­ci­cio que se lla­mó Ten­de­de­ro del aco­so.

Clau­dia Ju­ra­do, decana de la Fa­cul­tad de Ar­tes y Hu­ma­ni­da­des, li­de­ra la cam­pa­ña Se va­le ha­blar: “Se de­no­mi­na cam­pa­ña gue­rri­lla, in­ten­ta lla­mar la aten­ción so­bre ac­cio­nes que se han na­tu­ra­li­za­do. Bus­ca sen­si­bi­li­zar a la co­mu­ni­dad”.

La decana se re­fie­re a la fra­se que en­ca­be­za es­te tex­to y estas otras:

- “Con­sul­tan­do una no­ta a un pro­fe­sor de plan­ta me dio

el co­rreo y me di­jo: ofréz­ca­me un ne­go­cio y cua­dra­mos”.

- “Un pro­fe­sor de plan­ta apro­ve­cha­ba el tiem­po de ase­so­rías pa­ra co­que­tear y ha­cer pro­pues­tas inapro­pia­das du­ran­te la úl­ti­ma se­ma­na de cla­ses”.

Se va­le ha­blar, se­gún Ju­ra­do, son pie­zas que no se­ña­lan a un pro­fe­sor, ma­ni­fies­tan

si­tua­cio­nes que ocu­rren en la U. “La cam­pa­ña si­gue, con­tan­do otro ti­po de aco­sos y vio­len­cias en­tre es­tu­dian­tes y en­tre do­cen­tes y desa­rro­llan­do la po­lí­ti­ca de gé­ne­ro”.

Ecos

Una fun­cio­na­ria es­tá de acuer­do con los men­sa­jes que mues­tran lo in­vi­si­ble

pa­ra aco­ger a las víc­ti­mas y ofre­cer­les ayu­da. “Es una ma­ne­ra de sen­si­bi­li­zar a la co­mu­ni­dad uni­ver­si­ta­ria, no es so­lo pa­ra no­so­tros si no pa­ra quie­nes nos vi­si­tan, pa­ra que vean cómo ayu­da­mos. No se quie­re ge­ne­ra­li­zar, sino evi­den­ciar al­gu­nos ca­sos”.

Un do­cen­te ex­pre­sa: “Es una cam­pa­ña bue­na, a pe­sar de que un pro­fe­sor no de­be­ría re­co­men­dár­se­le eso por­que en su éti­ca no de­be­ría es­tar, ni cual­quier per­so­na. Qui­zás a to­dos se me­ta en un mis­mo cos­tal, pe­ro no hay otra for­ma de ha­cer­lo por­que ten­dría­mos que dis­cri­mi­nar y se­ría peor”.

Otro pro­fe­sor in­di­ca que no son ge­né­ri­cos los men­sa­jes. “Me lla­ma la aten­ción que so­lo sea de hom­bres, no lo asu­mo co­mo to­dos me­ti­dos en el asun­to. Cri­ti­co que mejor de­be­ría ha­cer­se en tér­mi­nos de hom­bres y mu­je­res por­que hay pro­fe­so­ras que tam­bién aco­san a los es­tu­dian­tes. Es una cam­pa­ña ge­nial”.

La decana so­bre es­te asun­to ar­gu­men­tó que el sen­ti­do es que no na­tu­ra­li­cen ni bus­quen pro­te­ger­se en­tre hom­bres. “”Si co­no­cen al­gu­na si­tua­ción de­ben de­nun­ciar­la, es cier­to que no to­dos son aco­sa­do­res, pe­ro tam­po­co de­ben per­mi­tir que se si­ga pre­sen­tan­do es­te ti­po de ma­ni­fes­ta­cio­nes”.

FO­TOS / FREDDY ARAN­GO / Q’HU­BO

Es­tos son al­gu­nos men­sa­jes ex­pues­tos en los pi­sos del cam­pus cen­tral y el Pa­la­cio de Be­llas Ar­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.