MAN­TE­NI­MIEN­TO ME­CÁ­NI­CO

Q'Hubo Manizales - - AL VOLANTE -

El buen es­ta­do de las llan­tas, sis­te­ma de fre­nos, lu­ces y de­más com­po­nen­tes de la mo­to re­sul­ta vi­tal pa­ra tran­si­tar con se­gu­ri­dad en pa­vi­men­to mo­ja­do.

Unas llan­tas li­sas, por ejem­plo, se con­vier­ten en enemi­gos, ya que la fal­ta de la­bra­do im­pi­de la ade­cua­da trac­ción de las rue­das, cau­san­do el pe­li­gro­so efec­to de hi­dro­pla­neo (ca­pa de agua en­tre llan­ta y sue­lo que im­pi­de trac­ción), que ca­si siem­pre ter­mi­na en un la­men­ta­ble ac­ci­den­te.

En lo que res­pec­ta a los fre­nos es ne­ce­sa­rio re­cor­dar que el buen es­ta­do y ade­cua­do uso de es­te vi­tal sis­te­ma re­sul­tan de­fi­ni­ti­vos pa­ra fre­nar a tiem­po y evi­tar un ac­ci­den­te en con­di­cio­nes cli­má­ti­cas ad­ver­sas. Re­cuer­de que du­ran­te la mar­cha en pi­so hú­me­do es riesgoso fre­nar so­bre la pin­tu­ra de las se­ña­les de pi­so, re­ji­llas, ta­pas de al­can­ta­ri­lla y otras su­per­fi­cies des­li­zan­tes en las que se pier­de la ad­he­ren­cia de las llan­tas.

De otra par­te, hay que te­ner en cuen­ta que es ne­ce­sa­rio mar­char a la mi­tad de la ve­lo­ci­dad que se usa nor­mal­men­te en se­co y du­pli­car la dis­tan­cia que se man­tie­ne en se­co con res­pec­to al vehícu­lo que le pre­ce­de. Evi­te, ade­más, las ma­nio­bras brus­cas que des­es­ta­bi­li­zan la mo­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.