ATA­QUE DEMENCIAL CON­TRA UNA MU­JER

Q'Hubo Manizales - - JUDICIALES - COLPRENSA/Q’HU­BO qhu­bo­ma­ni­za­[email protected]­pa­tria.com

Una fa­mi­lia de Pla­na­das (To­li­ma) de­nun­ció el vio­len­to ca­so ocu­rri­do a una mu­jer en el co­rre­gi­mien­to Bil­bao, quien fue en­ce­rra­da du­ran­te va­rios días por su com­pa­ñe­ro sen­ti­men­tal, que tras des­pe­lle­jar­la con un ma­che­te, le cor­tó el ca­be­llo y la ame­na­zó de muer­te si in­for­ma­ba a los pa­rien­tes.

El ho­rror que vi­vió Es­te­fa­nía Os­pi­na, se­gún con­tó su pa­dre Sa­muel, ocu­rrió el pa­sa­do do­min­go cuan­do Wi­llin­ton Car­do­na Pa­ti­ño, en un apa­ren­te es­ta­do de ce­los, en­ce­rró a quien de­cía amar y le pro­pi­nó to­da cla­se de gol­pes has­ta el pun­to de de­sollar­la.

Re­por­te

“Yo es­ta­ba en Bil­bao el 25 de di­ciem­bre cuan­do a la 1:00 de la tar­de re­ci­bí una lla­ma­da de una hi­ja que vi­ve en Bo­go­tá, me di­jo que un ve­cino le con­tó que la ha­bía vis­to muy apo­rrea­da en la ca­sa de los pa­pás de Wi­llin­ton, pues ellos vi­vían so­los con las dos hi­jas.

“Pe­dí una mo­to pres­ta­da pa­ra su­bir y cuan­do lle­gué sa­lie­ron las ni­ñas y él, pre­gun­té qué ha­bía pa­sa­do y sa­lió Es­te­fa­nía en­vuel­ta en una sa­ba­na y me mos­tró to­da cor­ta­da.

“Le di­je a Wi­llin­ton, ‘us­ted qué hi­zo’ y me res­pon­dió: ‘Per­dó­ne­me, no me pu­de con­te­ner, la em­ba­rré’, se asus­tó y de­cía que re­co­no­cía su error”.

Aun­que Sa­muel lla­mó a la Po­li­cía, allí le res­pon­die­ron que no te­nían có­mo des­pla­zar­se has­ta la fin­ca.

Ce­los en­fer­mi­zos

El ata­que se ori­gi­nó, se­gún le co­men­tó la hi­ja al pa­pá, por­que es­ta­ba ha­blan­do con un se­ñor, que era la pri­me­ra vez que se veían y que la reac­ción de Wi­llin­ton fue dar­le pa­ta­das y pu­ños y cuan­do la gol­peó con un ma­che­te se des­ma­yó.

“Me con­tó que no se dio cuen­ta cuan­do le arran­có el pe­lo. Es que tie­ne pla­na­zos so­bre pla­na­zos, se pier­de uno con­tan­do tan­tas he­ri­das, des­de la ca­be­za has­ta los pies, que­dó en car­ne vi­va”.

El le­sio­na­do en es­te ca­so fue el con­duc­tor de la mo­to.

SA­LA­MI­NA. El due­ño del vehícu­lo Che­vro­let Vi­ta­ra, con pla­cas de Ma­ni­za­les, lle­vó su ca­rro a un la­va­de­ro ubi­ca­do a la sa­li­da del mu­ni­ci­pio, en la vía que con­du­ce a Aran­za­zu.

“Al pa­re­cer, el en­car­ga­do de la­var­lo, sa­có el vehícu­lo sin au­to­ri­za­ción y ya en la vía, por fal­ta de ex­pe­rien­cia, in­va­dió el ca­rril con­tra­rio, oca­sio­nan­do la co­li­sión con una mo­to­ci­cle­ta. Las le­sio­nes del con­duc­tor de la mo­to es­tán por es­ta­ble­cer”, di­jo el co­man­dan­te de la es­ta­ción de Po­li­cía, te­nien­te Jean Pie­rre Pal­ma.

FO­TO COR­TE­SÍA EL NUEVO DÍA/Q’HU­BO

Las le­sio­nes fue­ron tan gra­ves que la jo­ven es­ta­rá ba­jo cui­da­do mé­di­co por va­rios días.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.