ACA­BÓ LA FIES­TA A ESCOPETAZO­S

Un vi­ter­be­ño se mo­les­tó por el rui­do que ha­bía en una fies­ta cer­ca a su ca­sa, en Pe­rei­ra y de­ci­dió dis­per­sar a los in­vi­ta­dos dis­pa­rán­do­les. En el he­cho hi­rió a una ni­ña de 12 años.

Q'Hubo Manizales - - PORTADA - REDACCIÓN Q’HU­BO qhu­bo­ma­ni­za­[email protected]­pa­tria.com

En un cla­ro ejem­plo de in­to­le­ran­cia. Un hom­bre, na­tu­ral de Vi­ter­bo, in­con­for­me por una fies­ta que se desa­rro­lla­ba en vía pú­bli­ca, la em­pren­dió a ba­la con­tra los asis­ten­tes por­que que­ría que se aca­ba­ra el rui­do.

El ca­so su­ce­dió en el ba­rrio El Ro­sal, de Pe­rei­ra, don­de el hoy cap­tu­ra­do, de 22 años, mi­nu­tos an­tes se mos­tró mo­les­to, pues no que­ría sa­ber na­da de la ce­le­bra­ción y, al pa­re­cer, dis­cu­tió con va­rias per­so­nas.

Lo más grave de es­te he­cho es que des­pués de ac­cio­nar el ar­ma en va­rias oca­sio­nes le pro­vo­có una le­sión en el ros­tro a una me­nor de 12 años.

Reac­ción

An­te la al­te­ra­ción al or­den pa­tru­llas de la Po­li­cía Me­tro­po­li­ta­na de Pe­rei­ra acu­die­ron al si­tio. Tam­bién se re­ci­bie­ron re­por­tes del ca­so a las lí­neas de emer­gen­cia 123 y 112.

En el lu­gar va­rios tes­ti­gos in­di­ca­ron que el su­je­to se en­con­tra­ba de mal ge­nio e hi­zo va­rios re­cla­mos. Lue­go se fue has­ta la ca­sa y de allí vol­vió a sa­lir, es­ta vez con una es­co­pe­ta y co­men­zó a dis­pa­rar.

Al ai­re

Otras per­so­nas se­ña­la­ron que las de­to­na­cio­nes fue­ron al ai­re, pe­ro co­mo se tra­ta­ba de un chan­gón al­gu­nos perdigones al­can­za­ron a he­rir a la me­nor, a quien tras­la­da­ron de ur­gen­cia a un cen­tro asis­ten­cial.

De acuer­do con el re­por­te

po­li­cial, el vi­ter­be­ño aún te­nía el ar­ma de fue­go cuan­do lo aprehen­die­ron, pues va­rias per­so­nas lo se­ña­la­ron co­mo el res­pon­sa­ble de los dis­pa­ros. En el ac­to le in­cau­ta­ron una es­co­pe­ta de 2 mi­lí­me­tros y cin­co car­tu­chos.

Diá­lo­go

Las au­to­ri­da­des lla­ma­ron la aten­ción de la co­mu­ni­dad pa­ra que evi­ten he­chos co­mo el re­gis­tra­do y re­co­noz­can co­mo prin­ci­pal re­cur­so el diá­lo­go en vez de las vías de he­cho.

De igual ma­ne­ra, in­di­ca­ron que an­te cual­quier pro­ble­ma que al­te­re la tran­qui­li­dad se so­li­ci­te el apo­yo de la Po­li­cía o de las au­to­ri­da­des com­pe­ten­tes pa­ra so­lu­cio­nar los con­flic­tos.

5 car­tu­chos le que­da­ban dis­po­ni­bles pa­ra dis­pa­rar.

FO­TO COR­TE­SÍA/Q’HU­BO

PO­LI­CÍA/Q’HU­BO FO­TO COR­TE­SÍA

El cap­tu­ra­do, el ar­ma y los car­tu­chos in­cau­ta­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.