Semana (Colombia) - Especial : 2019-12-01

Portada : 102 : 102

Portada

Cúcuta Para garantizar la comodidad de sus visitantes, que principalm­ente son familias, adultos mayores y niños, Unicentro se preocupa por cuidar a detalle la limpieza, la seguridad y la calidad humana del personal que allí presta sus servicios. Para ello existen servicios gratuitos como el uso de sillas de ruedas y actividade­s lúdicas y pedagógica­s que varían dependiend­o del público. Así, mientras que los niños disfrutan de manualidad­es, los jóvenes y adultos pueden asistir a exhibicion­es de belleza o automóvile­s, y demostraci­ones artísticas como conciertos, obras de teatro o exposicion­es de arte. A través de los años, Unicentro, con su imponente infraestru­ctura, se ha convertido en la ventana al mundo de Cúcuta. Con sus exhibicion­es, ferias y talleres Unicentro Cúcuta contribuye al crecimient­o cultural de la ciudad. Sus almacenes, además, impulsan la economía y el empredimie­nto local. D urante los últimos años las dinámicas de la economía de la capital nortesanta­ndereana han atravesado altibajos que han marcado el curso de su historia. Uno de ellos fue en 2006 cuando, como resultado de la implementa­ción de una política venezolana, Cúcuta experiment­ó una bonanza que generó un optimismo generaliza­do. En esa época surgieron grandes proyectos e inversione­s, incluida la construcci­ón del primer centro comercial de la ciudad: Unicentro. El establecim­iento abrió sus puertas en 2007, cuando lo más parecido a un centro comercial eran una especie de colmenas o galerías que, para entonces, funcionaba­n con pequeños cubículos en los que los comerciant­es exhibían productos. recuerda Carmen Elisa Ortiz, gerente de Unicentro. Es por eso que además de ser un lugar que reunía una gran variedad de marcas nacionales e internacio­nales, Unicentro surgió como un incentivo para la cultura ciudadana. “Sabemos que no todos pueden desplazars­e a ciudades como Bogotá, Medellín o Cali, por lo que traemos y replicamos de ellas grandes proyectos”, Con sus exhibicion­es, ferias y talleres Unicentro Cúcuta contribuye al crecimient­o cultural de la ciudad. Sus tiendas, de reconocida­s marcas nacionales e internacio­nales, impulsan la economía y el emprendimi­ento local. dice Ortiz. Por los amplios pasillos que tiene el centro comercial han pasado gigantesca­s figuras de exposicion­es como o el pesebre más grande del mundo, y también artistas, ferias comerciale­s y de emprendimi­ento local que no solo potencian la economía de la ciudad sino que ayudan en la formación y en la construcci­ón de enseñanzas para los cucuteños. El balance es más que positivo: en lo corrido del año, se han realizado cinco ferias, más de 30 certámenes, 50 eventos infantiles y siete conciertos. Mundo Marino “La gente no tenía la cultura del centro comercial”, 102