Semana (Colombia) - Especial : 2019-12-01

Portada : 18 : 18

Portada

Cúcuta Carolina Barco, embajadora de Colombia en España, habla de la ciudad en la que se conocieron y enamoraron sus padres. Aquí ambos le confesaron, recuerda, que pasaron sus mejores épocas. Así fue la vida de los Barco Isakson en Cúcuta. S EMANA: ¿Cómo era la relación de su padre, el presidente Virgilio Barco, con la ciudad? CAROLINA BARCO: Mi padre nació, creció e hizo su vida política en Cúcuta y el Norte de Santander. Recordaba con mucho cariño su infancia en Cúcuta y en las fincas, donde pasaba varias temporadas, y nos hablaba de la época en que inició su carrera política, un tiempo muy difícil como liberal en un departamen­to conservado­r. Empezó como secretario de la Gobernació­n, luego fue concejal y congresist­a por su departamen­to. Como ministro de Obras hizo la carretera de Cúcuta a San Antonio. Mantuvo siempre sus amigos nortesanta­ndereanos y estuvo pendiente de la región. Así que estaba muy comprometi­do con la ciudad. Sus años más felices SEMANA: En Cúcuta se conocieron y enamoraron sus padres. ¿Cómo fue la historia? C.B.: Mi mamá llegó a Cúcuta a los 7 años. Siempre dijo que sus años más felices fueron en esa ciudad. A mi abuelo Carl Óscar Isakson lo trasladaro­n aquí como gerente de Colpet (Colombian Petroleum Company) para desarrolla­r los campos de petróleo de Tibú y construir el 18