Semana (Colombia) - Especial : 2019-12-01

Portada : 75 : 75

Portada

Un nuevo norte Equipo línea energizada CENS, Cúcuta. 115.000 voltios. Se destacan las obras en las subestacio­nes Ocaña, Gramalote, Tibú y San Mateo, en Norte de Santander, así como la línea de 115 kw entre Aguachica y La Gloria, Cesar. Estas garantizan la confiabili­dad del sistema y aumentan la capacidad de transforma­ción en 447 MVA, cifra que permitirá atender la demanda futura y de nuevas inversione­s en el territorio. CENS tiene como objetivo cerrar las brechas de cobertura de energía, especialme­nte en sectores rurales de difícil interconex­ión, lo mismo que fortalecer la calidad del servicio y la apropiació­n de nuevas tecnología­s. Por eso, atiende a usuarios con vehículos eléctricos que no generan emisiones de CO2 y su sede principal se abastece con energía limpia mediante el uso de paneles solares y con procesos innovadore­s. A la vez, más de 12.000 familias de los estratos 1 y 2 se iluminan con Energía Recargable, proyecto social que permite a estos usuarios prepagar su consumo de energía. Cerca de 536.000 usuarios repartidos en 47 municipios de Norte de Santander, sur del Cesar y sur de Bolívar, reciben un servicio de electricid­ad confiable, que mejora la calidad de vida de los usuarios y la competitiv­idad de la región. L a luz ilumina desde hace más de medio siglo el futuro del departamen­to. Todo comenzó hace 67 años, cuando fue creada la empresa Centrales Eléctricas de Norte de Santander (CENS), compañía que hoy hace parte del Grupo EPM. Desde entonces, brindar energía a toda la región ha sido la promesa de valor de la organizaci­ón. De acuerdo con José Miguel González, gerente general de CENS, el propósito fundamenta­l de la compañía es contribuir a la armonía de la vida para un mundo mejor. “Por eso basamos nuestras acciones en tres pilares fundamenta­les que conservan el equilibrio entre lo económico, social y ambiental, y permiten la sostenibil­idad en los territorio­s donde actuamos para mejorar la calidad vida de las personas y la competitiv­idad de las regiones”, “CENS tiene claro que la energía eléctrica posibilita nuevos proyectos, fortalece el crecimient­o de las empresas, familias y personas, y contribuye a la búsqueda de un desarrollo sostenible, donde el presente lo construye con la mirada puesta en el futuro y las inversione­s en infraestru­ctura que hoy consolida son un componente fundamenta­l para mejorar la competitiv­idad de la región”, asegura. En ese sentido, desde 2016 CENS ejecuta un plan de expansión con inversione­s superiores a los 380.000 millones de pesos, en una apuesta por la modernizac­ión y construcci­ón de subestacio­nes y líneas de alta tensión en su área de influencia. A la fecha se han actualizad­o y construido siete subestacio­nes y se han instalado más de 104 kilómetros de puntualiza el gerente. 75