Semana (Colombia) - Especial : 2019-12-01

Portada : 87 : 87

Portada

Ciudad viva juvenil, pero en el profesiona­l las mujeres son muy mañosas: saben cómo incomodar y sacar de casillas a la que viene de ser junior. Con un patrón, eso no ocurre. No va a ser fácil. Es posible que pierda muchos partidos mientras se adapta. Pero es importante que desde ya aprenda a estar firme, sin decaerse. María Camila es muy tomadora de pelo y desparpaja­da. Ojalá eso lo utilice a favor para momentos de tensión y presión. Además, es mujer cucuteña: con garra y ‘berraquera’. Lo va a necesitar. Este es un deporte en el que puedes perder todos los partidos de un mes. Y no dejarse tumbar por las derrotas es también ser una buena profesiona­l. Si ella encuentra un buen balance entre aceptar adversidad­es y tener los pies en la tierra ante los buenos momentos, va a llegar muy lejos. Creo que tiene potencial de pertenecer, como mínimo, al Top100 del Y con un buen trabajo y una buena formación puede soñar incluso con más. Ojalá con el grupo de las diez mejores del mundo. Sabiendo que este deporte es un cara y sello y que todo puede pasar, yo sí quisiera que ella me supere y que llegue a estar mucho mejor ubicada de lo que yo estuve (16 en 2005). Hace poco, un señor me dijo en referencia a María Camila: mejorar su ‘ranking”’. “Señor, ojalá que sí. Porque amenazan y amenazan con que me van a pasar, y por ahora nada”. Le respondí: Y yo soy la primera que hace fuerza para que alguien lo haga igual o mejor que yo. Con María Camila, incluso, hago mucha más fuerza. Por la afinidad, por ser de la misma ciudad, por haber sido formadas por el mismo entrenador. Me pondría muchísimo más contenta si es ella quien supera ese número 16 que anda por ahí rondando hace tiempo como el mejor puesto en la historia del tenis femenino en Colombia. María Camila Osorio ganó este año el US Open juvenil. ranking. “Por fin va a llegar alguien que va a me, mila! 87