Semana (Colombia) - Especial : 2019-12-01

Portada : 94 : 94

Portada

Cúcuta Una noche en el museo que comenzó hace dos años para reactivar el ‘turismo negro’ en Cúcuta. El concepto viene del inglés y es famoso en el mundo porque más allá de la muerte y el sufrimient­o asociado a un lugar como este, la prioridad es rescatar el valor histórico y cultural de los homenajes hechos a quienes descansan allí. Pedro Gutiérrez vende flores, en ocasiones, cerca del cementerio y en las noches se acerca para contar historias a cambio de algunas monedas. Una de las que más sorprende es que hace unos 30 años se podían ver acumulados frascos de mayonesa donde las familias metían los fetos y los dejaban allí para evitar pasar por todos los trámites de sepultura. Gutiérrez es el personaje típico de una película que transcurre en un cementerio: tres anillos en cada dedo de ambas manos, un ojo de vidrio y una frase que repite cada tanto: El Cementerio Central de Cúcuta es un valioso archivo histórico y arquitectó­nico a cielo abierto. Un recorrido en plena noche de Halloween devela algunos de los relatos silenciado­s bajo tierra. dark tourism L os grupos de fotógrafos, tanto aficionado­s como profesiona­les, se reúnen frente a la reja del Cementerio Central de Cúcuta, lugar que abrió sus puertas por primera vez hace 129 años, en 1890. Están emocionado­s por ver la arquitectu­ra de los mausoleos familiares y las ofrendas a criminales famosos que en otro tiempo actuaron como justiciero­s, al estilo Robin Hood, prestando sus servicios a los cucuteños más necesitado­s. Es día de brujas y faltan tres horas para la medianoche. Doce personas se apuntaron para el recorrido por el cementerio, iniciativa En la noche del 31 de octubre, el Cementerio Central de Cúcuta abre sus puertas para este particlar recorrido. “Solo estoy cuidándolo­s”. “Lo de los fetos es verdad, pero ese es otro de tantos locos que se 94